Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

Dos de cada tres mujeres alcohólicas dejan la terapia obligadas por sus maridos

La asociación Aergi afirma que tras abandonar las sesiones vuelven a beber

Aitor Anuncibay - Jueves, 7 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Una mujer tomando una bebida alcohólica.

Galería Noticia

Una mujer tomando una bebida alcohólica.

donostia- Todo el trabajo de meses en una terapia para abandonar el alcohol puede tirarse por la borda. Y en algunas ocasiones el entorno más cercano presiona al afectado para que no vuelva a su fuente de curación. Es el caso de muchas mujeres sumidas en el alcoholismo, según puso de manifiesto ayer la asociación Alcohólicos en Rehabilitación Gipuzkoa durante la presentación de su balance de actividad en 2015. En concreto, dos de cada tres mujer terminan antes de tiempo la terapia hostigadas por sus maridos. “Tenemos el gran problema social de que no es lo mismo ver a una mujer borracha que a un hombre. Lo triste es que una vez que ellas dejan de consumir, lo normal es que los familiares tiren para que salgan de la rehabilitación porque ya han dejado de beber”, describe Yolanda Anguera, secretaria de esta agrupación.

La portavoz de Aergi detalló cómo apremian los maridos a sus mujeres para que salgan de los grupos terapéuticos tras entender que, una vez abandonada la bebida, no es necesario continuar con la cura. “Les preguntan: ¿Qué haces ahí? ¿Con quién estás? ¿Por qué vas? Y las sacan. Al tiempo, ellas acaban consumiendo alcohol otra vez”, pormenoriza Anguera.

Las mujeres que acuden a las instalaciones de Aergi, situadas en Lasarte-Oria, son muy constantes en la rehabilitación, a pesar de que puedan recaer en las garras de la bebida. “Pueden estar bebiendo, incluso, pero siguen viniendo”, apostilla la secretaria de esta asociación.

SoledadNo obstante, Anguera subraya que el acompañamiento que los más allegados hacen de estas mujeres es inferior que en el caso de los hombres. “Emocionalmente vienen muy solas. Es cierto que cada vez acuden más acompañadas de sus familias, pero la norma es que aparezcan solas. Además, sus familiares no se apuntan a las terapias de rehabilitación conjuntas”, destaca la portavoz de Aergi, quien recuerda que el alcohol afecta mucho más a las mujeres, las “destruye más”.

Por otra parte, desde esta asociación hicieron hincapié en que en algunos casos de adictos a las drogas, su propia pareja se convierte en un problema añadido, al sufrir una dependencia emocional. De este modo, hacen suyo el sufrimiento ajeno, olvidándose del propio. “Hay veces que está peor el familiar que el propio adicto. Incluso hay mujeres de adictos que están metidas en un mundo subjetivo y es muy difícil sacarlas de ahí”, señala Anguera.

Por ello, desde esta asociación recalcan que en estos casos es necesario “utilizar un amor duro”. “Deben entender que las personas adictas tienen que pegarse contra el suelo, hay que dejarlas solas para que reaccionen. Y eso les cuesta mucho y se revuelven”, enfatiza la secretaria de Aergi.

En estas circunstancias, a los familiares dependientes “les cuesta mucho entender que tienen un problema”. “Hemos conocido a personas que se han casado tres veces y todas con alcohólicos. Ellas necesitan tener a una persona que consuma para cuidarlo porque, de esta manera, no se miran en el espejo. Es duro de aceptar, pero es así”, manifiesta Anguera.

La agrupación guipuzcoana de alcohólicos dice que ellas acuden “emocionalmente solas” y sus familias no van a las terapias conjuntas

De esta manera, estas mujeres “dejan de vivir su vida para ocuparse del adicto” porque le necesitan.

Si ese hombre sale del atolladero de las drogas, la pareja, “de repente, se encuentra fatal porque le están quitando el juguete”. “Muchas veces se buscan otras personas para echarles una mano, son como imanes”, puntualiza Anguera.

aergi en 2015

Actividad. En 2015 Aergi atendió 165 personas, enfermos y familiares, y se realizó 483 sesiones de terapia con 8.060 asistencias, 1.287 más que el año anterior. Siendo significativo el número de mujeres en terapia, ligeramente superior al de los hombres.

Consumo. El 98% de los usuarios de Aergi están sin consumir, mientras que el 99% acude a terapia habitualmente. La edad media de los enfermos es de 46 años, mayoritariamente con un nivel de formación educativo medio.

Terapias informativas. Aergi impartió en 2015 una docena de terapias informativas abiertas al público con 622 asistencias, impartidas por su presidente, Josean Fernández, y que suelen contar ocasionalmente con la participación de profesionales de la psiquiatría y la medicina como la doctora Elizabeth Lazpiur, la enfermera de psiquiatría, Mertxe Arsuaga, y el médico Javier Herranz, entre otros.

Colegios. Aergi ha diseñado a lo largo de este último año un Plan de Prevención de Adicciones dirigido a colegios e institutos de Gipuzkoa. Un proceso con la particularidad de que los propios estudiantes realizan el seguimiento de una persona adicta, teniendo un contacto directo con ella desde el principio. De este modo, los estudiantes se convierten en aliciente de rehabilitación y se implican en la reconstrucción de la vida de una persona.

Colaboración. La asociación está implicada en el Plan de colaboración de la OSI Donostia con Asociaciones de enfermos y participa en actos sociales de toda índole. Se ha convertido en el grupo de mutua ayuda para el tratamiento de las adicciones, tanto químicas como conductuales.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902