Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Aztertuz

Mil días arriba o abajo

Urkullu ha presentado balance de lo que ha sido -e insiste en que la legislatura todavía será- mientras quienes le acusan de electoralismo ya están en campaña

Iñaki González - Jueves, 7 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Tiene lógica que la intervención del lehendakari ayer analizando los 1.000 días de ejecución de su programa de gobierno se vea como un balance. Al fin y al cabo, tiene a sus espaldas mucha más legislatura de la que queda por delante. Otra cosa es que debamos hacer abstracción precisamente de eso, de que algo queda aún por delante para este Gobierno y esta legislatura. Desde luego, si el lehendakari no adelanta las elecciones a junio no será porque no le hayan intentado convencer de su bondad -a él y a todos nosotros- el consorcio político-opinativo que parece anhelar una coincidencia con las generales que se apuntan para el domingo 26 de ese mes. Salvo que la trinidad laica -Sánchez, Iglesias, Rivera- logre la cabriola de un acuerdo in extremis. Entonces sí tendría lógica ganar cuatro meses de margen para que el próximo gobierno haga sus cuentas de 2017. Paciencia, es cosa de dos semanas.

El caso es que, ahora mismo, el único que no ha descontado el final de la legislatura es precisamente quien puede ponerle fecha. Ni EH Bildu ni PSE ni PP esperaron siquiera a escuchar lo que tenía que decir el lehendakari para dar por terminado el curso político. Urizar y Pastor salieron la víspera a dar banderazo de salida a sus precampañas y Oyarzábal hizo lo propio ayer. Lo que asegura que con ninguno de ellos se puede contar para avanzar en el ámbito legislativo más allá de lo que hoy mismo se apruebe. Van a guardarse en el cajón casi una veintena de proyectos de ley remitidos por este gabinete del que dicen que no ha hecho nada pero cuya iniciativa se ha ralentizado en el Parlamento.

En todo caso, aquí ya todo el mundo está en precampaña. Mientras Pastor reclamaba el martes a Urkullu que fije de una vez la fecha de las elecciones, su partido buzoneaba la puesta de largo de su candidata, “Idoia Mendia lehendakari 2016”, en un panfleto de precampaña disfrazado de proceso participativo. Es natural: 1.000 días arriba o abajo, el PSE lleva esperando una nueva oportunidad con las urnas desde que cosechó el primer varapalo tres años y medio atrás con la esperanza de que alguna vez dejará de ir a peor. Sin embargo, la izquierda abertzale, que busca su oportunidad con el anhelado Arnaldo Otegi como candidato, tiene que lidiar con el vértigo del pulso con la izquierda emergente. Esto desaconseja para EH Bildu que las elecciones se anticipen. Corre el riesgo de que cierto electorado vasco vuelva a votar a Iglesias, aunque no se presente a lehendakari, y Podemos le robe la vitola de aspirante al título.

La sensación de que la legislatura agoniza no es buena. Lastra cualquier encuentro político -también y por ejemplo- en materia de autogobierno, como quedó acreditado en la última sesión de la ponencia. Pero, es que, todas están en algún momento a seis meses de las elecciones. Y, desde luego, no por eso se debería configurar el próximo Parlamento Vasco en función del bombardeo temático/mediático español.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902