Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Grecia detiene las deportaciones mientras estudia las masivas peticiones de asilo

Una treintena de niños refugiados, acampados frente a la frontera con Macedonia, protagonizaron un acto de protesta

Miércoles, 6 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Dos refugiadas hablan frente al ferry turco encargado de las deportaciones y que ayer permanecía amarrado en la isla de Quíos.

Dos refugiadas hablan frente al ferry turco encargado de las deportaciones en la isla de Quíos

Galería Noticia

Dos refugiadas hablan frente al ferry turco encargado de las deportaciones y que ayer permanecía amarrado en la isla de Quíos.

atenas- El Gobierno griego detuvo ayer las devoluciones de refugiados a Turquía mientras redefine sus listados de inmigrantes a deportar ante la llegada masiva de peticiones de asilo. Desde que comenzó el lunes el proceso de deportaciones, las demandas de asilo han crecido exponencialmente, según la prensa local, que asegura que sólo en Lesbos, donde hay alrededor de 3.150 refugiados en el centro de detención de Moria, se han registrado 2.800. Una situación similar a la que se vive en Quíos, donde de cero peticiones de asilo se ha pasado a 540. El portavoz de la coordinadora del Gobierno para la gestión de los refugiados, Yorgos Kyritsis, ha confirmado que la llegada de demandas de asilo de “último minuto” ha planteado “un problema práctico” ya que gente incluida “en las listas de deportación” pidió asilo, “y antes de devolverlos hay que aclarar su situación”.

Según Kyritsis la semana pasada las autoridades griegas elaboraron un listado con 490 inmigrantes a deportar, de los cuales 202 fueron devueltos ayer. Hasta que esta situación con las demandas de asilo no se resuelva, insistió Kyritsis, se detendrán las deportaciones, aunque la prensa local, citando fuentes de Turquía, asegura que el miércoles se llevarán a cabo 200 devoluciones. Kyritsis, sin embargo, se mostró “muy satisfecho” con las reubicaciones realizadas hasta ahora ya que Turquía “no rechazó gente de la lista (de deportaciones)... con dos o tres excepciones”, concedió el político griego.

La tramitación de estas nuevas peticiones de asilo se encuentra con la dificultad añadida de la escasez de medios humanos, pues hasta ahora solamente han llegado 30 funcionarios de la agencia europea de apoyo al asilo (EASO), con sus respectivos traductores, de los 400 prometidos por la UE.

Estos funcionarios, además, empezarán a trabajar el jueves en un periodo piloto que durará “entre 4 y 5 días” durante el que se creará “un protocolo de demanda de asilo”, explicó Kyritsis, por lo que operarán con normalidad a partir de mediados de la semana que viene. Tampoco han llegado a Grecia todos los efectivos policiales prometidos por Frontex para este fin de semana, unos 400, ya que solamente 206 han aterrizado en territorio heleno.

La situación en las islas del Egeo oriental sigue siendo límite con casi 6.000 inmigrantes acumulados en sus centros de detención sin que hayan cesado las llegadas de refugiados, 225 en las últimas 24 horas, la mayoría a Lesbos.

Representantes de la ONG Proactiva Open Arms, que ayuda con tres embarcaciones en Lesbos al rescate de refugiados, aseguraron ayer que, pese al acuerdo de devolución suscrito por la UE y Turquía, se quedarán mientras las autoridades no les digan que se vayan. Esta ONG está actuando en Lesbos desde septiembre con tres embarcaciones y 16 voluntarios permanentes que rotan cada quince días. En este tiempo han conseguido rescatar del mar a unas 540 personas, muchas de ellas en un gran naufragio en el que hubo unos 200 refugiados implicados, de los que más de cien perecieron ahogados. Un coordinador de la ONG Proactiva Open Arms explicó que pese a que la distancia es de apenas nueve kilómetros. “Casi los vemos salir de las playas de Turquía, seguimos su travesía desde nuestras embarcaciones, no intervenimos si no hace falta, tan solo les guiamos hacia zonas seguras de desembarco”, explicó el voluntario. Pese a la corta distancia, son situaciones complicadas, muchos refugiados no saben nadar, es la primera vez que ven el mar, no están bien equipados, hay madres jóvenes con niños

Las autoridades de la isla de Quíos, en el Egeo oriental, proseguían ayer con la búsqueda de alrededor de 100 migrantes que estaban a la espera de ser deportados. La policía tiene elaborada una lista de 250 personas para ser devueltas a Turquía, explicó Angelikki Konstantinu, redactora del periódico local Politi Xiu, de las cuales 66 fueron deportadas ya el lunes.

desaparecidos en tierraDel resto de migrantes de su listado la policía solo pudo localizar a alrededor de 85, dijo Konstantinu, todos ellos dentro del campo de detención de la isla, y no fue capaz de determinar el paradero del resto. Algunos de los miembros de esta lista ya habrían pedido asilo político. Al parecer este centenar de migrantes desaparecidos formaban parte del grupo de 600 que escaparon el viernes de la semana pasada del centro de detención insular tras los incidentes violentos que causaron tres heridos y que obligaron a intervenir a los antidisturbios.

De estas 600 personas, que consiguieron salir tras derribar la valla del campo ante la inacción policial, 300 se instalaron en el campo abierto de Suda, gestionado por el ayuntamiento y Acnur, mientras que la otra mitad se dirigió al puerto con el objetivo de tomar un barco hacia Atenas. La policía de Quíos prevé ahora trasladar a todos los que se evadieron de vuelta al sobrepoblado centro de detención donde se hacinan 1.776 personas en un lugar previsto para 1.100. La prensa de Quíos indicó que la nave de la empresa contratada para transportar a los refugiados a Turquía permanece atracada en el puerto.

También es difícil en el campamento improvisado del puerto ateniense del Pireo, donde se acumulan ya 4.700 personas. El Gobierno griego espera poder desalojar este campo durante las próximas semanas y trasladar a sus ocupantes a centros organizados, todo ello sin recurrir a un desalojo forzoso. Sin embargo el sindicato de guardacostas denunció ayer que “supuestos” activistas de ONG instan a los refugiados e inmigrantes a no aceptar su traslado a centros de acogida y consideran que la situación es insostenible.

En el otro gran campo improvisado de Grecia, el fronterizo de Idomeni hay ya casi 11.300 refugiados y la tensión aumenta conforme se concretan las deportaciones a Turquía. Sin embargo ha sido una protesta pacífica la que ha marcado la jornada allí, la de una treintena de niños refugiados en las simbólicas vías del tren del campamento. Los pequeños, según confirmó la policía de Macedonia Central, portaron flores blancas y pancartas con inscripciones en inglés en las que se podían leer cosas como “Nos matan silenciosamente”.

También se profirieron gritos en favor de la reapertura de fronteras, un lema muy repetido por los más de 11.300 refugiados atrapados en este campo desde el cierre de la fronteras de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM).

Las autoridades helenas dieron permiso para que los niños llegaran hasta la doble valla que separa ambos países y arrojaran sus flores al otro lado bajo la atenta mirada de las fuerzas de seguridad macedonias. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902