Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Independencia y autonomía

Por Adolfo Roldán - Lunes, 4 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:14h

El Consejo General del Poder Judicial debería dar ejemplo de independencia, pero suele dejarse influenciar por corrientes ideológicas, creencias religiosas, afinidades políticas o exigencias gubernamentales. El CGPJ acaba de elegir presidente de la Audiencia de Barcelona al magistrado Antonio Recio, pertenecientes a la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) de tendencia claramente conservadora. Recio consiguió diez votos a favor, frente a los ocho logrados por su rival, la magistrada Angels Vivas, produciéndose tres abstenciones. La elección, que será recurrida, ha creado tensiones internas promovidas por el sector progresista, al estimar que ha pesado de manera decisiva en la elección motivaciones sectarias y políticas. Angels Vivas apoyó junto a a una treintena de jueces el manifiesto en favor del derecho a decidir. Curiosamente, Vivas es la jueza número 159 en el escalafón de la carrera judicial, mientras Recio está situado en el lugar 1.359. No es la primera vez, ni será la última, en el que se acusa al CGPJ de favorecer ascensos afines al Gobierno, en instituciones judiciales claves como el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional y Tribunales Superiores de las Comunidades Autónomas donde se tratan causas polémicas y escandalosas contra políticos aforados. Es inevitable, si se pretende un cambio radical en el perfil del Estado, acometer con decisión la despolitización de ese organismo, que debería reflejar sin ningún género de dudas la independencia y autonomía de los jueces. La misma actitud tendría que aplicarse al nombramiento y funcionamiento del fiscal general del Estado, que debería mantenerse ajeno a servidumbres, o clientelismos del Gobierno de turno. La independencia de la institución debe quedarse al margen de cualquier presión del tipo que sea, y de los avatares de las urnas. Es evidente que la seriedad de un Estado se mide con distintos termómetros, pero uno de ellos es la profesionalidad de la justicia. El prestigio de jueces y fiscales es un síntoma evidente de que la democracia funciona.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902