Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El club de la Lucha

contador y quintana se retan en una vuelta al país vasco “durísima” y con varios candidatos al triunfo

César Ortuzar - Lunes, 4 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Perfil de la primera etapa.

Perfil de la primera etapa.

Galería Noticia

Perfil de la primera etapa.Perfil 2Perfil 3Perfil 4Perfil 5Perfil 6
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

donostia- Posee la Vuelta al País Vasco que se abre hoy en canal en Etxebarria y se cicatrizará el próximo sábado en Eibar, el misterio y el alumbramiento de la Epifanía para Alberto Contador, que se asomó hace más de una década -en 2005 conquistó la crono final-, en las carreteras que le hornearon cuando se colgaba el dorsal del Iberdrola en aficionados, y para Nairo Quintana, anunciado con fanfarria y champán a partir de la Itzulia de 2013, que le encumbró en el palmarés. Para el madrileño y para el colombiano la cita vasca es un belén, el lugar que certificó su nacimiento, la primera huella dactilar en el escaparate del ciclismo. Después sobrevino un torrente. Una cascada. Contador acumula tres coronas en la Vuelta al País Vasco. Quintana, uno de sus herederos, abrillanta una diadema. Ambos pugnarán por el laurel de una prueba sinuosa, áspera y afilada, donde se concentra la cartografía de la dureza en un recorrido marmóreo. “Será una carrera durísima, porque todos los días son muy, muy exigentes y habrá que estar atentos”, diserta Contador en una semana que anuncia lluvias. También se espera otra clase de precipitaciones. Tormenta de estrellas. Príncipes que pretenden el trono dorado. A Contador y Quintana se les unirá la aristocracia, ciclistas de enorme heráldica y punzante esgrima.

Bien lo sabe el madrileño. “Sobre todo habrá que tener en cuenta a los rivales. Es una carrera muy disputada y el nivel es altísimo”, acentúa el madrileño. No espera Contador un simple vis a vis con Quintana. La Vuelta al País Vasco se rueda en cinemascope. “Podría decir muchos nombres y seguro que me dejo algunos en el tintero. Son favoritos muchos de los que han estado en la Volta a Catalunya, como Quintana, Purito (ganador el pasado año), Daniel Martin o Aru, más corredores que vienen de refresco, como Pinot, que está muy fuerte, o Henao”, advierte el ciclista madrileño. “La verdad es que el abanico de favoritos es muy amplio y como esta carrera es también muy difícil de controlar, puede haber corredores que sin estar entre los favoritos pueden dar la sorpresa”. Aunque no lo cita el madrileño, en el pelotón no son pocas las voces que sostienen que la Vuelta al País Vasco puede ser el banderín de enganche de Ion Izagirre, lugarteniente de Nairo, tercero en la pasada edición de la carrera, segundo en el Algarve, quinto en la París-Niza y cuya victoria en el G. P. Miguel Indurain salpimentarán con el nutriente de la confianza unas grandes prestaciones. El de Ormaiztegi, probablemente menos rastreado que Quintana, puede tener sus opciones si la carrera se le complica a su capitán.

Segundo en la cita catalana tras la estela de Quintana, superado por Nairo en la cresta de Port Ainé, las apariciones del líder del Tinkoff han sido espumosas y chispeantes, conformando un sedimento de notables actuaciones en lo que va de curso. Prensado a su nomenclatura atacante, Contador cerró el podio en la Vuelta al Algarve, donde logró una etapa, subió al segundo peldaño de la París-Niza, que se le escurrió por cuatro segundos tras una última jornada magnífica, y se mantuvo al acecho de Nairo hasta los estertores en Catalunya. Desde entonces, el pinteño se ha “dedicado a descansar, porque los esfuerzos ya se van notando”, si bien enlaza con la ronda vasca “con ganas e ilusionado”, aunque matiza que “habrá que ver cómo funcionan las piernas. Esta es la última vuelta que voy a hacer antes del parón antes de empezar a preparar el Tour de Francia”.

la reválida de nairoHacia ese mismo destino se estira el empeño de Nairo Quintana, que pedalea por el Sueño amarillo, etiqueta con la que persigue el Tour, el triunfo que más pesa. Toneladas de gloria. En su Ilíada, el colombiano, ganador de la Volta ante rivales con mucho hueso, calibrará su crecimiento con Contador, uno de los metropatrones más exactos del pelotón. El madrileño valida la comparativa, más si cabe en un territorio hostil, angosto, indigesto, con el perfil aserrado y mordido de la Vuelta al País Vasco. “Alberto está muy fuerte y estos puertos le vendrán muy bien”, destaca Nairo Quintana, que trata de despegarse de unos problemas que le han vaciado el organismo en estos días. “Estoy apenas saliendo de eso, habrá que ver cómo responden las piernas. A ver cómo me va”, concede el colombiano.

No solo se fija Nairo en el perfil de Contador cuando escruta la pléyade de ciclistas con baraja suficiente para llevarse el gran bote. “Los rivales que vienen serán fuertes. Ahí está el Sky con Henao (segundo el pasado año). Está también Purito. Ya saldrán rivales junto con Martin”, agrega Quintana, al que los recuerdos de 2013, “un gran año”, le convocan con la dicha y el deseo inequívoco de volver a vencer. “La Vuelta al País Vasco me hace mucha ilusión. Me he llevado la carrera una vez. Intentaré ganar”, desliza el colombiano.

Para poder repetir el laurel, Quintana tendrá que vestirse de artificiero para desactivar las cargas explosivas de unos altos demasiado concentrados para el vuelo del líder del Movistar, que se maneja mejor en pendientes menos inflamadas y prolongadas, y rivales de la calidad de Purito, Dan Martin, Fabio Aru o Mikel Landa, un prodigioso escalador capaz de poner patas arriba la carrera aunque el murgiarra se borra de una posible lucha por la general, dispuestos a cebar la carga para inflamar una ronda terriblemente cruel en su altimetría. “Esta es una carrera con puertos diferentes a los de la Volta, seguramente les viene mejor a otros rivales que a mí. Hay bastantes subidas de mucha potencia. Muy fuertes. No es mi tipo de subida”, concede Nairo, convencido de que su éxito en el ajedrez de la carrera tiene que ser resistir, minimizar el daño en las partidas rápidas, y obtener ventaja en escenarios más proclives a sus virtudes. “Lo importante en ese tipo de llegadas que son muy explosivas es perder lo menos posible”, incide Quintana, que habla con la cautela y el respeto los invitados al club de la lucha.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902