Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

Podemos abre un resquicio a la abstención ante el pacto PSOE-C’s

Matiza que su apuesta sería votar en contra e ir a elecciones, pero pide consultarlo a las bases

Míriam Vázquez - Domingo, 3 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:14h

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), conversa con el secretario del partido en Aragón, Pablo Echenique, junto al portavoz parlamentario del partido, Ínigo Errejón.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), conversa con el secretario del partido en Aragón, Pablo Echenique, junto al portavoz parlamentario del partido, Ínigo Errejón. (EFE)

Galería Noticia

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), conversa con el secretario del partido en Aragón, Pablo Echenique, junto al portavoz parlamentario del partido, Ínigo Errejón.

donostia- Podemos no quiere figurar como el responsable de abortar un gobierno de cambio en España y de celebrar unas nuevas elecciones el 26 de junio. Tras el cúmulo de guiños de las últimas jornadas y el tono más pausado y conciliador asumido por el partido, Pablo Iglesias propuso ayer preguntar a las bases si deberían facilitar un gobierno socialista aunque fracasaran las conversaciones, lo que deposita la responsabilidad en última instancia en la militancia. Además, provoca un efecto secundario: se abre una rendija a la abstención aunque no haya pacto y se mantenga el acuerdo PSOE-C’s. Pedro Sánchez tiene un pacto con Ciudadanos que nadie salvo él mismo ve compatible con Podemos, pero insiste en sumar a los dos. Iglesias solo aceptaría un gobierno exclusivamente de izquierdas, no quiere saber nada de Ciudadanos y, si nada cambia, querría votar en contra e ir a las elecciones el 26 de junio. Aclaró que, si por él fuera, votaría en contra del pacto PSOE-C’s e iría a las elecciones, pero que esa decisión debe tomarla “la gente”. Es decir, si fracasa la negociación con los socialistas y no surge un gobierno de coalición de izquierdas, pide que las bases decidan si permiten de todas formas la investidura.

Podemos ha escenificado varias cesiones en las últimas horas. En primer lugar, accedió a mantener una reunión a tres en la que estuviera presente Ciudadanos (tendrá lugar a finales de la próxima semana), después se mostró dispuesto a flexibilizar puntos clave de su programa como el gasto público o la reforma fiscal, ha dejado el problema catalán en barbecho y en manos de una comisión negociadora con el PSC que podría alumbrar una propuesta de consenso que no fuera el referéndum independentista, y ayer abrió la puerta a la abstención aunque no hubiera acuerdo con el socialismo. Todo un viraje tras semanas sin interlocución con Sánchez y tras haber vinculado a Felipe González con la cal viva de los GAL. En ámbitos de Madrid ven ahora más cerca el entendimiento, quizás porque la dureza de Podemos le está pasando factura en las encuestas, o porque sus resultados podrían caer por su división interna. Hay otros factores de peso para evitar unas elecciones, como la posibilidad de que se deshilachen sus confluencias, ya que las mareas gallegas, los catalanes de En Comú y los valencianos de Compromís quieren ganar perfil propio e ir en solitario a los comicios para tener su grupo en el Congreso. También ve una campaña en su contra para presentarlo como un partido antisistema e incluso vinculado con el entorno de ETA. Podemos dejó ayer alguna proclama llamativa como, por ejemplo, que es un “partido de orden”.

Su abstención no bastaría para propiciar la investidura de Sánchez, que debería sumar a los votos a favor de Ciudadanos y Coalición Canaria los respaldos del PNV, Compromís e IU. Iglesias puntualizó ayer que el partido “no se ha planteado en ningún caso una abstención ante un programa de gobierno continuista con las políticas del PP”, pero que “los inscritos son los que tienen que tener la última palabra de nuestra posición”.

Iglesias lo explicó durante su intervención en el Consejo Ciudadano celebrado para proclamar a Pablo Echenique como nuevo secretario de Organización tras la expulsión de Sergio Pascual, a quien se atribuye una deficiente gestión de las crisis territoriales. “Si finalmente no fuera posible llegar a un acuerdo porque el resto de actores no está dispuesto a ceder, nos veríamos en una situación electoral que asumiríamos con la voluntad de ganar las elecciones. Esa decisión la tomarán las bases”, abundó. Está por ver qué posición adoptan las bases, que no se han movilizado en exceso en otros procesos internos y proceden de sectores muy variados.

secretario de organización


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902