Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
interés humano

Le despiden por coger dos panes y queso para sus hijas

Trabajaba en un albergue municipal en Santa Cruz de Tenerife

EFE/N.G. - Sábado, 2 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Imagen del albergue donde trabaja la mujer despedida. Foto: N.G.

Imagen del albergue donde trabaja la mujer despedida. Foto: N.G.

Galería Noticia

Imagen del albergue donde trabaja la mujer despedida. Foto: N.G.

Tenerife – Una empleada de 34 años de edad, Yurena Martín, fue despedida a mediados de marzo por la empresa Serunión, subcontrata del servicio de catering que opera en el Centro Municipal de Acogida para personas sin hogar de Santa Cruz de Tenerife, por haberse llevado sin permiso de sus superiores cuatro lonchas de queso gouda y dos panecillos para la cena de sus dos hijas. El alcalde de Tenerife, José Manuel Bermúdez (CC), junto a PP, PSOE e IU, han reclamado a la empresa que readmita a la trabajadora.
En la carta de despido se le notificaba que había cometido una falta “muy grave” y que por este motivo se le rescindía el contrato. Yurena lleva trabajando en el albergue para esta empresa y la anterior adjudicataria del servicio, desde 2011. Asegura que “nunca antes” se había llevado nada, “era la primera vez”. Yurena ha reconocido que, en el momento en el que le comunicaron la decisión y le presentaron la carta de despido, la firmó sin reticencias. “Me sentí superada por todo lo ocurrido y por eso firmé”.
Nunca negó los hechos y, además, pidió disculpas por el hurto pero, ahora está sin trabajo, agravándose su situación familiar. Además “ni siquiera me han pagado la indemnización que me corresponde”. Además está sorprendida por el cambio de actitud del responsable: “el mismo me dijo que eso iba a quedar entre nosotros, y me aseguró que le diría a la compañera del turno del desayuno que me hiciera unos bocadillos para llevarme a casa. Luego se produjo el despido”.
Yurena percibía un salario de 400 euros y trabajaba media jornada atendiendo a las personas sin recursos que acudían al albergue tinerfeño. “Mi sueldo obviamente no me alcanzaba para llegar a fin de mes, pero mi madre y una amiga me ayudaban. “Ese día no tenía nada que dar a las niñas”. Explicó que le “avergonzaba pedir ayuda a las ONG o al banco de alimentos”. “Prefería conformarse con lo que me daban”. Está separada y fue víctima de malos tratos. Vive de okupa en el barrio García Escámez de la capital tinerfeña y lleva varios años esperando una vivienda social. Ahora la situación se le ha agravado al no entrar ingresos en casa.
El concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Óscar García, se entrevistó ayer con Yurena para comunicarle que pone a su disposición los servicios del Instituto Municipal de Atención Social para que tramite las ayudas a las que tiene derecho. Yurena confía en que también pueda optar también a la vivienda social que ha reclamado en repetidas ocasiones.
La empresa Serunión había emitido un comunicado en el que sostiene que Yurena ya había sido apercibida en otras ocasiones también por sustraer comida del albergue, lo que la joven niega rotundamente. “Jamás me han puesto una falta disciplinaria por haberme llevado comida”, asegura. Yurena hasta el mes pasado vivía con sus dos hijas en una chabola que ha sido derribada. – Efe/N.G.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902