Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

“Estamos al pie del cañón, a pesar de la arbitrariedad de Grecia”

El grupo de Gipuzkoa ‘Zaporeak’ vuelve a repartir 1.000 raciones de comida diarias

Alicia Zulueta - Sábado, 2 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:12h

‘Zaporeak’ pasa comida a través de la valla levantada en el centro de detención de Vial a los refugiados.

‘Zaporeak’ pasa comida a través de la valla levantada en el centro de detención de Vial a los refugiados.

Galería Noticia

‘Zaporeak’ pasa comida a través de la valla levantada en el centro de detención de Vial a los refugiados.

donostia- La misión de voluntarios del proyecto guipuzcoano Zaporeak, en Grecia, sigue apencando, a pesar de los múltiples cambios que se viven cada día. Desde ayer, su tarea se ha restaurado y se encuentran nuevamente repartiendo 1.000 raciones de cena, esta vez en el campo de refugiados de Suda, en la ciudad de Chios. Además, no han cesado en el intento de poner en marcha un Plan de Emergencia, que estiman para la próxima semana, para adaptarse a las políticas cambiantes del país. El Gobierno griego anunció como fecha oficial para iniciar las deportaciones este lunes 4 de abril, un día que podría marcar “un antes y después” para los refugiados y para las ONG del entorno.

La idea inicial del grupo guipuzcoano era cocinar y servir comida a los refugiados recién llegados, y también alimentar a los voluntarios de la zona. Hasta el lunes, pudieron cumplir con el cometido en el campo de Vial, porque, aunque el Gobierno griego tenía contratadas dos empresas de catering para alimentar a los refugiados, estas no daban abasto y necesitaban su ayuda. “Comen mal y pasan hambre, pero con nosotros en vez de comer tres raciones de miseria, comían seis”, explica Dani Rivas, miembro de la expedición. Además de este, se acumulan otros problemas en el campo, como la falta de agua caliente para asearse y cocinar leche infantil, o la escasez de ropa. Asimismo, los padres están “muy preocupados” por la educación de los 400 niños del campo.

Una vez que el gobierno convirtió los campos en centros de detención, prohibieron la entrada de Zaporeak al recinto. Aún así, los voluntarios repartieron la comida a través de la valla que se levantó para encerrar a los refugiados. Posteriormente, el miércoles, fueron trasladados a Suda, lugar al que destinaron a cientos de desplazados recién llegados que no tenían sitio en Vial y que sigue siendo un campo de refugiados, en vez de una prisión. Rivas comenta la desconcertante comparación “entre las condiciones de los que están presos y de los que no lo están” y advierte de que en el centro de detención se ha generado un mercado negro en torno a la ropa y la comida.

La situación actual de Zaporeak es distinta, pues Vial está “sobrecargado”, cuenta Dani Rivas. En este campo ayer había unas 1.600 personas, cuando la capacidad máxima es de 1.200, y donde solo hay 800 camas. Así, el Gobierno decidió de forma “arbitraria” y “sin avisar” trasladar a 800 refugiados, en dos tandas, a Suda, donde la ayuda de estos guipuzcoanos vuelve a ser necesaria y permitida. “Es un campo de refugiados, con lo cual de ahí podrían escaparse si quisiesen irse. Aunque no tienen cómo”, añade Rivas.

Durante la tarde de ayer, el equipo comenzó a cocinar para conseguir 1.000 raciones. Un trabajo desbordante, puesto que antes de la llegada de esta primera tanda, cocinaban unas 200 o 300 raciones diarias. “Frente a eso, vamos a seguir con el proyecto adelante. No nos rendimos y sabemos adaptarnos a las decisiones no comunicadas del Gobierno griego”, defiende el joven.

un plan para la improvisaciónA su vez, y junto a los voluntarios que se encuentran en Donostia, continúan diseñando un Plan de Emergencia, de cara a lo que pudiera pasar el lunes. “Entonces sabremos cómo se llevan a la gente, a cuánta gente se llevan, si siguen llegando barcos...”, apunta. Pretenden repartirse entre la zona actual y otra del continente griego. Para ello, están llevando a cabo un trabajo de investigación para saber dónde resultarían más útiles y de qué manera podrían dar de comer. Contactan con distintas ONG que están en el continente para conocer sus situaciones. A la vez, en Donostia recaudan fondos para conseguir, entre otras cosas, una furgoneta que sirva de cocina itinerante.

El equipo considera casi imposible desarrollar un plan a largo plazo por las cambiantes políticas, por eso desarrolla este plan de emergencia que trata de adaptarse a la “improvisación” griega. “No nos planteamos regresar. El 4 de abril está cerca, así que seguiremos al pie del cañón, y también desarrollando el proyecto para irnos al continente griego lo antes posible”, sentencia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902