Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
camino de Santiago, etapa Donibane Garazi- Roncesvalles

Desafiando la Ruta de Napoleón

A pesar de su prohibición, son muchos los peregrinos que en invierno eligieron la etapa Garazi-Orreaga por el monte, atravesando el puerto de Lepoeder, y poniendo en riesgo su vida y la de los bomberos de Burguete que acuden a su rescate
Un reportaje de Patricia Carballo Fotografía Bomberos de Burguete

Sábado, 2 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Nadie duda de que la primera etapa del Camino de Santiago que va desde Donibane Garazi hasta Roncesvalles (25 kilómetros) es la más dura y la más espectacular paisajísticamente. Pero este invierno la ruta de Napoleón ha quedado cerrada al paso desde el 1 de noviembre hasta ayer (resolución del Ejecutivo foral) debido a su peligrosidad, debiendo transitar los peregrinos por la vía contigua a la carretera N-135 (Valcarlos).

No obstante, son muchos los amantes de la ruta jacobea que este pasado invierno han infringido las normas y se han arriesgado a andar por un camino con fuertes ventiscas, niebla, hielo y nieve, poniendo en riesgo su vida y la del personal de emergencias que, en muchas ocasiones, termina acudiendo en su ayuda. No en vano en lo que va de año, los bomberos de Burguete han intervenido en seis rescates, todos de extrema dificultad.

Pero, ¿por qué en invierno algunos eligen esta ruta habiendo una alternativa más fácil? Al parecer, los franceses hicieron una campaña para dirigir a los peregrinos por la Ruta de Napoleón, afrancesando topónimos como la fuente de Bentartea, ahora fuente de Roldán. Así, los peregrinos creen que esta ruta es más auténtica y la viven como una aventura. Lo que desconocen es que en condiciones invernales las dificultades cambian radicalmente. De hecho, la mayoría de quienes la atraviesan no va bien equipado ni es capaz de orientarse cuando las señales se cubren por la nieve. Sin embargo, se confían cuando salen de Donibane Garazi (165 metros) y ven el sol, sin sospechar lo qué se van a encontrar a una altura de nada menos que 1.430 metros, en el collado de Lepoeder.

Hay otros factores que tampoco juegan a su favor. Al ser la primera etapa, los peregrinos llevan sus mochilas cargadas, con la dificultad que supone andar en algunos casos con más de 20 kilos. Además, coincide que los coreanos, que cada vez acuden más movidos por el éxito de un best-seller de la escritora coreana Kim Nan Hee, tienen vacaciones en los meses de invierno. La afluencia de peregrinos en general también está creciendo a pasos agigantados y, sólo en tres años, han pasado de venir 1.205 en invierno a 1.872 en 2016, de los cuales algunos han atravesado el camino prohibido.

La zona de actuación de los bomberos del Parque de Burguete abarca 1.500 kilómetros cuadrados pero donde se producen más incidencias es en la zona alta del camino de Santiago, alrededor de Roncesvalles. En los últimos años, han atendido en este punto una media de 44 rescates al año, casi todos de peregrinos. Y la mayoría de los rescates se llevan a cabo en condiciones adversas, poniendo en peligro su integridad física. A la dificultad de caminar por un terreno abrupto y lleno de nieve, para lo que necesitan material técnico como crampones, piolets o cuerdas, se suma la falta de cobertura telefónica de la zona, por lo que muchas veces los bomberos están incomunicados y tienen problemas para localizar a los peregrinos que se pierden. “El nuevo punto de comunicación de Lepoeder que conecta con el 112 no cumple del todo su función porque está en mitad de camino y desde luego, quien se pierde no está en el camino”, explica Aitor Andueza, sargento del Parque de Burguete.

Precisamente, en los últimos rescates de marzo convergieron todos estos elementos, sin olvidar que los bomberos no tienen un vehículo adecuado para la nieve. De hecho, ha sido con la ayuda del vecino de Burguete, Moisés Eseberri y su quad, como han podido socorrer a varios accidentados. El año pasado los bomberos probaron un vehículo a motor con orugas y lo solicitaron al Gobierno de Navarra, pero no ha llegado para este invierno. “Lo contemplamos como una necesidad porque nos facilita muchísimo el trabajo. A ver si lo tenemos para el invierno que viene”, asevera Andueza. A su vez, el hecho de que uno de los bomberos de la plantilla se haya pasado a servicios auxiliares les ha permitido trabajar de manera preventiva. “No esperar a que nos llamen y salir, sino adelantarnos a las situaciones y facilitar el trabajo de la intervención antes de que pase”, apostilla Andueza. Así, tras un exhaustivo trabajo de recopilar datos, archivos y fotografías, el año pasado los propios bomberos pintaron en los árboles más de 120 flechas en zonas que pueden generar confusión y con colores reflectantes para ser avistadas con niebla. “Las tenemos numeradas y georeferenciadas para facilitar la localización de los que se extravían”, añade. Este año tienen una nueva tarea que consiste en señalizar y numerar las bordas para que a los bomberos les sea más fácil identificar el lugar. Ya tienen el visto bueno de los ayuntamientos de la zona y, con suerte, estarán georeferenciadas más de 50 bordas. Un loable trabajo que no evitará que los peregrinos sigan accediendo a Orreaga por la ruta prohibida, pero al menos reforzarán la seguridad de los rescates. El Gobierno, por su parte, además de haber decretado restricciones, cobra por movilizar sus recursos de emergencia hasta 1.400 euros por helicóptero, 50 por hora por una ambulancia y 30 euros por hora por cada personal de rescate. De hecho, la factura girada a una peregrina brasileña rescatada en Ibañeta en marzo ascendía a 5.360 euros.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902