Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

Urkullu recuerda a Sánchez la agenda vasca

El lehendakari cita el respeto al autogobierno, la gestión del IVA y el cierre de ETA como claves que deberían guiar la actuación del candidato a
La Moncloa si quiere el aval del PNV

Míriam Vázquez - Jueves, 31 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Iñigo Urkullu.

Iñigo Urkullu.

Galería Noticia

Iñigo Urkullu.

Donostia- Pedro Sánchez lleva semanas intentando que su acuerdo con Ciudadanos sea compatible con algún partido más para poder convertirse en el próximo presidente español. En las últimas horas, al menos, ha podido desbloquear el diálogo con Podemos, ya que Pablo Iglesias está dispuesto a celebrar una reunión a tres con el socialista y Albert Rivera. Sin embargo, el flanco de los acuerdos con los partidos con menor peso en el Congreso, como el PNV, está muy verde, en parte porque el socialismo ha firmado un pacto con Ciudadanos que restringe en extremo el campo para realizar cualquier aportación, y también porque Sánchez no termina de presentar una oferta clara a los jeltzales. Todo ello, a pesar de que sus votos sean uno de los escalones que necesita en la empinada escalera que ha diseñado para ascender a La Moncloa. Fuentes jeltzales aseguran a este diario que no han recibido ningún documento nuevo de propuestas del PSOE. “No hay ninguna novedad”, zanjan. En ese contexto, el lehendakari Urkullu aprovechó ayer su intervención en un desayuno informativo en Madrid para volver a poner sobre la mesa las condiciones del PNV, que pasan por satisfacer la agenda vasca y el respeto al autogobierno.

En un encuentro organizado por El Mundo, pidió a los partidos que abandonen las condiciones de máximos y puedan llegar a un acuerdo para evitar unas nuevas elecciones generales en junio. El PNV ha insistido en las últimas semanas en que no acudía a las negociaciones con líneas rojas, pero no ha encontrado ningún enganche en las propuestas socialistas que le permitan abstenerse o votar a favor de su candidato. Urkullu expuso ayer a grandes rasgos los puntos de la agenda vasca que deberían ser atendidos, “el autogobierno, la fiscalidad [gestión del IVA], el límite de déficit, las infraestructuras, la paz y la convivencia y un final ordenado de ETA”.

Cabe recordar que Sánchez no citó a Euskadi en sus intervenciones durante el pleno de investidura, y solo llegó a apuntar fugazmente y a preguntas de los jeltzales un compromiso con las competencias que quedaron encarriladas durante el mandato del expresidente Zapatero (ferrocarriles, autopistas y Fogasa, el fondo que paga los salarios en las empresas en quiebra). Era una condición de mínimos que no ha desarrollado después. El PNV había recibido un documento socialista sin fechas ni cantidades monetarias que interpretó casi como una ofensa y que no dio por recibido para dar una nueva oportunidad al PSOE que, sin embargo, no ha enviado más propuestas. A esas dificultades habría que sumar el marco general de las negociaciones, con el socialismo atado por su pacto con Ciudadanos, un partido muy restrictivo en materia de autogobierno y que ha impuesto el veto a las consultas de autodeterminación en el acuerdo con Sánchez. El problema para el socialista estriba en que necesita los votos del PNV. El planteamiento que ha diseñado para la investidura pasa por contar con los votos a favor de Ciudadanos, Coalición Canaria, Compromís, IU y PNV, y la abstención de Podemos.

El lehendakari recordó que el Estatuto de Gernika, “36 años después, sigue incumplido y se está recortando”, en alusión a las leyes básicas aprobadas por el presidente Rajoy para obligar a Euskadi a aplicar recortes en materias de su competencia. Además, mencionó también la “demanda social de un nuevo estatus político que actualice nuestro sistema de autogobierno y el modelo de relación con el Estado”, aunque marcó distancias con el proceso catalán y reiteró que los jeltzales plantean una vía acordada y una consulta legal, como la escocesa, un alegato que sirvió para hacer pedagogía del modelo del PNV en la capital estatal. En el desayuno, en cualquier caso, no hubo ningún representante del PSOE y, en lo que concierne al PP, solo acudió Iñaki Oyarzábal.

las peticionesEn materia competencial, relató que logró encarrilar el traspaso de prisiones con Zapatero pero, “por las tensiones que se podían generar, se decidió dejarlo aparcado”. El PNV plantea el cumplimiento íntegro del Estatuto, incluyendo también un modelo de pensiones vasco;tener capacidad normativa sobre el IVA, que Madrid ponga fin a las invasiones de competencias y a los recursos en los tribunales, que se renueve el Cupo, que se cumplan las inversiones en el tren de alta velocidad, y otras cuestiones como la adaptación del número de fuerzas de seguridad estatales desplegadas en suelo vasco al nuevo tiempo sin ETA, o atender la solicitud de anexión de Trebiñu a la comunidad autónoma. Urkullu animó a llegar a un acuerdo porque “la parálisis política resta confianza y nos afecta gravemente”. “2016 no puede ser un año perdido”, urgió. Con la mirada puesta en las autonómicas de otoño, en las que repetirá como candidato si lo refrendan las bases jeltzales, admitió que la irrupción de nuevas fuerzas como Podemos podría dificultar las alianzas, pero defendió la trayectoria del PNV a la hora de llegar a pactos. De Podemos, criticó que su “innovación” se limite a “quitar al PNV”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902