Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Paco León: “En el sexo, si todo está consentido y sirve para hacerte feliz, olé”

El actor y director estrena este viernes su tercera película, ‘Kiki, el amor se hace’

Miércoles, 30 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Paco León se rodea del reparto de ‘Kiki, el amor se hace’, durante la presentación de la película.

Paco León se rodea del reparto de ‘Kiki, el amor se hace’, durante la presentación de la película.

Galería Noticia

Paco León se rodea del reparto de ‘Kiki, el amor se hace’, durante la presentación de la película.

madrid- Paco León está convencido de que su tercer largometraje, Kiki, el amor se hace, es un compendio de historias de amor y sexo, pero porque “el sexo es el lenguaje del amor”, y afirma que en el ámbito sexual la gente es más tolerante y está “más que preparada” para aceptar lo diferente. “Hay tantas sexualidades como personas, pero, si todo está consentido y sirve para hacerte feliz, pues olé”, resume el actor, productor, guionista y director con motivo del estreno de esta película el viernes en las salas.

“Seguimos desconfiando de nuestra propia madurez y creo que la gente es más tolerante de lo que parece. Y si uno practica la libertad y la naturalidad, de repente también la recibe”, asegura el sevillano, que se ha rodeado de rostros como Belén Cuesta, Candela Peña, Natalia de Molina, Álex García, Luis Bermejo y Mari Paz Sayago. “Aunque esta es mi tercera película, no me gustaría convertirme en un director;me responsabiliza demasiado -se confiesa León-, sigo pensando que son actividades extraescolares. Hago mis pinitos, pero soy actor y no quiero perder las ganas de experimentar y que la dirección sea un terreno de experimentación”.

Porque Kiki, el amor se hace es más que una película o un título gracioso, como cabe esperar de una comedia: “El amor se hace y se construye, y hay que hacerlo atendiendo también a lo sexual”, afirma León, que pronto cambiará de ocupación para interpretar, a las órdenes de Miguel del Arco, su primera zarzuela. Son, en total, cinco historias de amor, acompañadas de cinco formas de obtener placer muy diferentes pero que necesitan ser integradas en las vidas de quienes las experimentan. Deberán romper tabúes y, sobre todo, no renegar de ninguna posibilidad. “Es importante que los demás lo asuman, tu pareja sobre todo, pero lo más importante es que lo asuma uno mismo”, apunta Belén Cuesta, tercera parte del trío que acaba siendo el matrimonio de Paco León y Ana Kantz.

A pesar de sus “aparatosos” nombres, algunas filias sexuales tienen poco de oscuras o escabrosas. Las hay que resultan hasta tiernas, como la que del personaje de Alexandra Jiménez, la elifilia (excitarse con determinados tejidos). “Se bordean y se tratan temas muy complejos y, a priori, sórdidos, pero todo está contado desde la tolerancia a la diversidad. Cada uno es cada uno y a todos nos pica algo”, apunta León, convencido de que “a veces las necesidades de tu pareja cambian en un año, y la sexualidad también va cambiando. Y en las parejas hay que estar atento”, explica León. Por ejemplo, en la película Natalia de Molina sufre harpaxofilia (atracción a ser robado con violencia), aunque solo lo nota cuando puede compartirlo con su novio, un genial Álex García, prototipo del compañero que cualquier chica con o sin fobias querría tener, capaz de cualquier cosa por hacerla feliz.

El intérprete cuenta que es la primera vez que ha hecho un papel “dejándose llevar”, gracias al modo de trabajar de Paco León, que permitía muchas improvisaciones, hasta el punto, añade García entre risas, que “a veces gritaba, corten” y no se daban cuenta de que “estaba rodando”. De Molina, que se reconoce “pudorosa” hasta para hablar de sexo, asegura que hacer la película le ha hecho reflexionar sobre “por qué nos violentan estas cosas” y en cambio nadie se inmuta cuando ve a la gente “matarse en la tele”.

Candela Peña, cuyo personaje tiene dacrifilia (le excitan las lágrimas), se queja de la costumbre humana de “juzgar” y “poner etiquetas”. La actriz dice muy seria que, en el sexo, “todo cabe”, provocando las risas de su compañero Luis Callejo, quien destaca la importancia de que “las parejas se puedan comunicar”. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902