Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La galerna aguó la fiesta

Lo que se presumía como una jornada redonda, finalmente, se aguó por culpa de una galerna de viento y agua que obligó a suspender el concierto de Bob Geldof y Gose en el puente

Un reportaje de Juan G. Andrés - Domingo, 27 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

El viento, el frio y la lluvia no permitieron celebrar los conciertos nocturnos de Stop War Festibal con el consiguiente disgusto de los aficionados.

Galería Noticia

El viento, el frio y la lluvia no permitieron celebrar los conciertos nocturnos de Stop War Festibal con el consiguiente disgusto de los aficionados.

DDespués de #lodelpuente, que es como maliciosamente calificaron las redes sociales el fiasco inaugural diseñado por Hansel Cereza, existían temores fundados de que Stop War Festibala fuera otro fracaso. El empeño de Donostia 2016 en organizar los conciertos nocturnos en el María Cristina -“mirando al río Urumea”-, invitaba a pensar en aquello de tropezar dos veces con el mismo puente. Por fortuna, el viernes la primera función se saldó con éxito -unas páginas más adelante pueden leer la crónica de Niña Coyote eta Chico Tornado e Inna Modja- y se logró una bella postal en la que el puente lució inmejorable.

De alguna forma, anteayer la capitalidad consiguió quitarse la espina que llevaba clavada desde aquel fatídico 23 de enero: los espectadores gozaron cómodamente de la música, que se escuchó con gran nitidez, y esta vez no hubo problemas de visibilidad gracias a un escenario lo suficientemente alto para que nadie perdiera detalle de las actuaciones: ni los cientos de espectadores situados sobre el puente, ni quienes permanecieron a ambos lados del Paseo del Árbol de Gernika. Además, estos últimos y los ubicados a mayor distancia pudieron seguir los conciertos en las dos grandes pantallas verticales colocadas a ambos lados de un escenario que hoy deberían cerrar Nick Lowe (21.00 horas) y Esne Beltza (22.30).

Y el verbo “deberían” está así conjugado, de manera intencionada, porque cuando todo parecía encarrilado para el resto del festival antibelicista, esa especie de maldición que desde tiempos inmemoriales persigue a Donostia 2016 se presentó anoche en forma de furiosa galerna. Anticipar un problema de visibilidad puede ser fácil, pero resulta imprevisible lidiar con el tiempo en una ciudad en la que se han suspendido actuaciones del Jazzaldia en pleno julio.

Antes del inicio de los conciertos de Gose y Bob Geldof, el fuerte viento obligó a asegurar el escenario y los técnicos bajaron al suelo elementos voluminosos como las pantallas y las ristras de altavoces. También protegieron las mesas de sonido y el resto de equipos ante la lluvia que, cada vez más molesta, terminó espantando a los espectadores que aguardaban pacientemente. Finalmente, y tras estudiar la situación concienzudamente, hacia las 22.00 horas la capitalidad anunció a través de las redes sociales que suspendía las dos actuaciones “debido al mal tiempo”: el viento resultaba cada vez más peligroso y el agua no dejaba de colarse en el escenario.

A última hora de la noche, los organizadores hicieron lo imposible por tratar de retener un día más a Geldof en Donostia. El objetivo era conseguir que actuara hoy, y para ello intentaron buscar alternativas a vuelos y otras cuestiones logísticas, pero finalmente, el grupo del irlandés no pudo modificar sus compromisos. Tampoco podrá tocar esta tarde Gose, pese a que ayer, hasta el último minuto, sus componentes estuvieron dispuestos a actuar contra viento y marea.

Baile, videojuegos, teatro...La cancelación empañó el resto de la jornada de una cita que, como había sucedido la víspera, convirtió el Urumea y sus dos orillas en una fiesta multicolor. El gafe de la galerna fue aún más doloroso si se tiene en cuenta que el segundo día de Stop War había comenzado con un tiempo inmejorable y primaveral, que animó a miles de ciudadanos a salir a la calle para disfrutar del medio centenar de actividades programadas por Kultura Alternatiboa.

A media mañana lucía el sol y el mercurio marcaba entre 21 y 24 grados, una temperatura ideal para danzar al aire libre con los integrantes de Donosti Lindy Hop. Junto al Escenario Derechos Humanos, tres parejas de chicas bailaban una contagiosa melodía de swing bajo la atenta mirada del almirante Okendo -de su estatua, claro- en la plaza homónima. El público se cobijaba del astro rey bajo las palmeras mientras unos niños decoraban con pinceles un mural contra la guerra.

A escasos metros se preparaba la actividad Insert Change-Level 1, que según explica Kim, una de sus responsables, es “un juego de rol en vivo dirigido a las familias”. Varios mientros de los colectivos Pintxo Developers, Gugan, Arteklab y El Sekadero han levantado una carpa blanca que en este juego de ciencia ficción es la nave (H)armony, dotada con inteligencia artificial. En su interior, hay un monolito -en homenaje a la película 2001, una odisea del espacio- que mide el denominado nivel W.A.R. de los planetas y si sobrepasan el cinco, lo cual significa que son muy belicosos, son devorados por la nave. El objetivo de los participantes, por tanto, es evitar ser engullidos por el agujero negro, para lo cual deben superar varias actividades analógicas y videojuegos, todo en un contexto lúdico y teatral pero que plantea distintas reflexiones en torno a los derechos humanos. Hoy a las 11.00 y a las 13.00 horas se celebrarán las dos últimas sesiones de este juego, al que cualquiera puede apuntarse reservando plaza en onironautak@gmail.com.

En la intersercción entre la calle Getaria y la plaza Bilbao se sitúa el Escenario Mar Egeo, en el que conviven puestos de libros y discos de segunda mano con standsinformativos de ONG como Etiopía Utopía o Salva el Ártico. Además, sobre la fuente de la plaza se ha vuelto a instalar la estructura de madera que ya se utilizó en el fin de semana inaugural de la capitalidad y sobre el que estos días se han sucedido conciertos de grupos como Funkdamental y representaciones teatrales como Cha Cha Chat.

Ayer por la mañana, el dúo Ipuin kantalariak / Canta Cuentos divertía a los txikis a base de música y teatro con canciones que fomentaban valores como la generosidad o el juego en grupo. Muy cerca tenía lugar la función itinerante Aldarri, que el viernes se desarrolló entre el Boulevard y la Basílica de Santa María en la Parte Vieja, y ayer partió de la calle Loiola para llegar a la catedral del Buen Pastor. Los viandantes se vieron sorprendidos por una treintena de bailarines y actores divididos en dos grupos: zaldikos, que simbolizaban a los ejércitos y a las guerras, y personas vestidas de negro, que representaban a las víctimas de los distintos conflictos que asolan el mundo. El montaje, que cuenta con música pregrabada a la que se suma en directo la guitarra eléctrica y el txistu, ha sido una de las actividades de Stop War Festibala que más público ha congregado estos dos días.

De vuelta al río, protagonista principal del programa, el Paseo del Árbol de Gernika acoge 16 puestos de comidas en torno a los que se arremolinan miles de personas que buscan calmar su hambre y sed. La oferta no puede ser más variada e incluye desde perritos calientes y hamburguesas hasta pizzas, crepes, talos y diferentes manjares veganos.

En la orilla contraria, la del Paseo de Francia, se encuentra el mercado de arte y artesanía, repartido entre las hermosas casonas y el Urumea. Y junto al puente de Santa Catalina se encuentra instalado el que sin duda es uno de los hallazgos de este festival que busca generar nuevos espacios para el ocio en la ciudad: el escenario Women in Black. Con unas inmejorables vistas al río, por él han pasado estos días grupos de música como Voltaia, Rolling Dice, Latitud 43 o Blast Wave, pero también ha albergado otras propuestas como el espectáculo de acrobacias en telas, con música y poesía, que tuvo lugar ayer a mediodía. Bajo el título Los que se quedan, sus responsables rindieron homenaje a las madres y viudas de las víctimas de los conflictos bélicos y lanzaron un mensaje de denuncia contra la guerra y la violencia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902