Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Odón Elorza Diputado del PSE en el congreso

“El acuerdo con C’s es abierto y debe admitir mejoras con IU, Compromís, PNV e incluso Podemos”

El exalcalde de Donostia y diputado del PSE en el Congreso, Odón Elorza (Donostia, 1955) se toma estos días un pequeño respiro de la actividad peculiar que vive el Congreso, entre la interinidad del Gobierno de Rajoy y el nuevo Ejecutivo que no llega

Una entrevista de Jurdan Arretxe Fotografía Javi Colmenero - Viernes, 25 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Odón Elorza

Odón Elorza (J.C)

Galería Noticia

Odón Elorza

donostia- No hay gobierno nuevo en Madrid y no parece que La Moncloa vaya a tener un nuevo inquilino en el corto plazo. La repetición de las elecciones el 26 de junio es una amenaza que va y viene por momentos, aunque Elorza cree posible alcanzar un acuerdo que evite convocar de nuevo unos comicios generales.

Tres meses después de las elecciones, ¿qué se encuentra un diputado cuando entra en el Congreso?

-Una preocupación generalizada ante las numerosas incertidumbres que se han abierto tras unos resultados del 20-D que establecen una matemática difícil pero previsible. Sabíamos que se produciría un resultado que exigiría una política de pactos audaz, pero como no se avanza, en el Congreso se observan incertidumbres y muchas dudas.

¿A qué se dedica un diputado en esta situación?

-A lo de siempre: a presentar iniciativas parlamentarias. En mi caso, proposiciones no de ley sobre Arcelor Mittal, los plazos y las obras paralizadas del Tren de Alta Velocidad, sobre la reforma del Reglamento del Congreso… Te dedicas a lo mismo, pero eres consciente de que las cosas van lentas y de que el destinatario no sabes quién es, si un Gobierno en funciones, si un gobierno nuevo que se pueda constituir a corto o medio plazo… También hacemos muchas reuniones de grupo de coordinación, sobre el acuerdo con Ciudadanos (C’s), pero en algunos trabajos no se sabe cuál va a ser su aplicación.

¿Cómo explica la tensión entre el Gobierno y el Congreso?

-El Gobierno del PP de Rajoy ha perdido toda la legitimidad ética y política. Por un lado, por la corrupción no asumida ni por Rajoy ni por el PP en términos claros y, por otro, porque sus políticas antisociales le han situado como un grupo con el que nadie quiere pactar su continuidad. Rajoy, a pesar de que algunos como el PNV lo han resucitado con su voto en la investidura de Pedro Sánchez, es un hombre políticamente muerto, por lo que llama la atención que ante este conjunto de circunstancias este Gobierno en funciones se siga negando a comparecer en el Congreso para rendir cuentas en temas importantísimos, como puede ser el acuerdo de la UE con Turquía en materia de refugiados.

¿Ve a Pedro Sánchez más fuerte que en diciembre?

-Sí, se ha recuperado después de 10 días muy malos en los que dirigentes del PSOE lanzaron críticas sobre él y trataron de limitar su capacidad de movimientos en la búsqueda de acuerdos políticos en el Congreso para formar gobierno. Se ha recuperado en gran medida y está demostrando que es un corredor de fondo con capacidad, iniciativa e ideas políticas claras. Es realmente el político que, estando en la oposición tras los resultados del 20-D, ha hecho una apuesta por un pacto entre diferentes. La matemática electoral obliga a ello, lo que supone cesiones y compartir soluciones sabiendo que no son las tuyas en el programa electoral. Lo está demostrando ante la opinión pública y si hay elecciones anticipadas, que ojalá no haya, se constatarán los efectos.

Él insistió en campaña una y otra vez en que el PSOE derogaría la reforma laboral. El acuerdo con C’s no lo recoge. ¿Es una de esas “cesiones” que usted señala?

-El acuerdo con C’s no es cerrado. La clave para que se puedan sumar más fuerzas para construir un gobierno plural de cambio es que el acuerdo admita mejoras en su contenido y concreciones. No se puede plantear como un documento cerrado y limitarse a pedir adhesiones para que se vote un gobierno plural encabezado por Pedro Sánchez. Es un documento que tiene aspectos que no nos gustan a la inmensa mayoría de los socialistas, que se ve que hay cesiones, pero no es cierta esa frase de márketing feliz de que C’s ha incorporado el 80% de su programa. En algunos aspectos el pacto se queda corto, pero no quita valor e importancia a un documento en materia que en regeneración democrática es cuasi perfecto e incorpora un paquete de medidas sociales que nunca facilitaría el PP ni con C’s de la mano.

¿Qué cuestiones incorporaría a ese acuerdo “abierto” pero “corto”?

-Unas reformas en política laboral, sería mucho más razonable con el incremento del SMI, establecería un compromiso más concreto en cuanto al incremento de las pensiones más bajas, incorporaría la vía política de diálogo y negociación con Cataluña para abordar el conflicto y la falta de diálogo entre Mas y Rajoy, y concretaría alguna cuestión que merece la pena en política industrial.

¿Para quién es más asumible este acuerdo, para el Partido Popular o para Podemos?

-El acuerdo en muchos aspectos es una enmienda a la totalidad a la política desarrollada por Rajoy en cuatro años, es una enmienda a la totalidad en política de regeneración democrática. El PSOE, lo digo claramente, no va a apoyar sea a Rajoy o sea a otra persona en una investidura hasta el 2 de mayo. No habrá ni voto a favor ni abstención del PSOE. Se podrá dialogar, pero es una vía muerta.

Entiendo que usted mira más a Podemos.

-La que hay que intentar reconstruir tras declaraciones provocadoras -como decía el lunes Ada Colau, que no le gustaba el tono y el carácter de soberbia del señor Pablo Iglesias- es la vía de un acuerdo con Podemos, que visto lo acontecido estos meses y las líneas rojas que trata de imponer Pablo Iglesias, no tiene que ser un acuerdo de gobierno ni siquiera de legislatura, sino un acuerdo de investidura y un posterior debate ley a ley entre Podemos y el gobierno plural de progreso que se pudiera formar encabezado por Pedro Sánchez.

¿Por qué?

-Porque las disputas que hay dentro de Podemos, el hecho de que sea un magma donde hay confluencias, partidos, fuerzas diversas… puede dar problemas con el paso de los meses. Les puede interesar no pactar realmente un acuerdo de fondo con el PSOE y dejarle gobernar y que Pablo Iglesias lidere la oposición con su soberbia marcando ley a ley.

De sus palabras interpreto que la bancada socialista no apoyará a un candidato que no sea Pedro Sánchez.

-Entiendo que no, desde luego. Para nada será del PP, y tampoco creo que haya base para dibujar escenarios con candidatos extraños. Estoy convencido de que el acuerdo con Podemos, entendido como uno abierto y con flexibilidad necesariamente, tiene que posibilitar sumar apoyos y acuerdos que pueden ser complementarios a lo establecido con C’s para que se produzca la alternancia. Si no hay gobierno de progreso en unas condiciones u otras -con un papel diferente de Podemos según el caso-, estaremos perdiendo la oportunidad del tiempo, lo que puede significar que el PP reviva del todo y vaya a unas elecciones de junio, si las hay, con nuevos candidatos y capacidad de lograr más votos para alcanzar con C’s una mayoría absoluta. No se puede desperdiciar una oportunidad cuando el PP está noqueado entre las cuerdas del ring.

¿Cómo valora el papel de Podemos?

-Podemos vive en una contradicción permanente. Por un lado tiene una obsesión por hacer el sorpasso al PSOE, por ser la primera fuerza de la izquierda y, por otro lado, tiene que lanzar un discurso que tiene mucho de apariencia en el que dice que tiene interés en un gobierno del cambio para echar a Rajoy y a la derecha del Partido Popular. Esa contradicción la ponen de manifiesto el sector anticapitalista de Podemos, que ha cogido mucha fuerza, los líderes internos que hablan de no querer ningún pacto con el Partido Socialista y el propio Pablo Iglesias, cuando estos meses se ha dedicado más a imposibilitar un acuerdo con las líneas rojas o llamando al PSOE el partido de la cal viva que a apostar por formar un gobierno que tenga un mínimo de estabilidad y basado en la confianza. Las encuestas pueden terminar de convencer a Podemos de que va en la mala dirección.

Se habla mucho de la ausencia de su portavoz parlamentario. ¿Coincidió con Íñigo Errejón en el Congreso tras la destitución de Sergio Pascual la noche del 15 de marzo?

-No, no lo vi. Dicen que se retiró, que estaba reflexionando. Es normal que haya diferentes sensibilidades en una fuerza política nueva que es una amalgama de gentes y plataformas. Eso lo entiendo y no hay que alarmarse. Otra cosa es que pretendan desde esa posición dar lecciones a otras fuerzas políticas. No se puede estar diciendo durante un año que la dialéctica izquierda-derecha no existe, que es propia de trileros, y hoy decir que ellos son la vanguardia de la izquierda auténtica. Es una contradicción en la que algunos sectores de votantes, sobre todos los socialistas que se han pasado a Podemos, están pensando muy seriamente si se repiten las elecciones.

Quien ya ha dicho que ni hablar a ese pacto es el PNV. ¿Cree que variará su postura para mayo?

-El PNV ha cometido un error histórico, porque a la hora de votar la investidura de Sánchez ha actuado conforme a una estrategia electoral y no de interés de país, de Euskadi. ¡Anda que no le interesa a Euskadi un gobierno plural de Pedro Sánchez para avanzar en el proceso de paz y convivencia, garantizar el Concierto económico y el Cupo, abordar las transferencias pendientes y estudiar de la mano una reforma constitucional que también interese a Euskadi...! Con su voto frívolo resucita en la parte que le corresponde al señor Rajoy. El PNV ya dijo que no descartaba un acuerdo con Partido Popular y Ciudadanos para garantizar la continuidad del Cupo y del Concierto económico. Es bastante fariseo y se mueve en función de las encuestas. Como Podemos parece que está fuerte en Euskadi, el PNV considera que no es interesante para sus resultados en las autonómicas apoyar a Pedro Sánchez. Creo que se equivoca radicalmente perjudicando a Euskadi, en este caso.

¿Veremos una nueva sesión de investidura de aquí a mayo?

-No he perdido la esperanza. La clave, lo estoy diciendo dentro del Grupo Socialista también, es que el acuerdo con Ciudadanoss sea un acuerdo de carácter abierto, a incorporar objetivos, mejoras y concreciones con Izquierda Unida, Compromís, PNV e incluso Podemos. Otra cosa es que Podemos no puede pretender pactar sin perder la pureza. Cuando se pacta en política, y más en esta situación tan endiablada, se pierde la pureza. No puedes justificar que tienes la pureza cuando hablas de asaltar los cielos, de que eres una fábrica de amor y de que tu programa es la belleza. Hay una contradicción tremenda entre la realidad que necesita el conjunto de España como un Estado plurinacional y pluricultural, y el discurso de Podemos. Hay una contradicción permanente.

¿Tiene el 26 de junio reservado en la agenda?

-No, no tengo nada apuntado, además el PSOE es libre de disponer de mí, de mi trabajo y del escaño que ocupo. Mientras llegue esa fecha seguiré trabajando con muchas ganas. No es momento de desanimarse ni echar la toalla, sino de vivir con pasión una situación política que es para desarrollar actitudes de alta política, de generosidad intelectual. Ojo, una cosa es el mestizaje programático con C’s, Podemos o PNV, y otra el ideológico. Este último no se dará, porque a pesar de los acuerdos, uno no pierde su ideología ni sus principios. En todo caso quedan en stand-by para cuando llega la tranquilidad.

¿Repetiría como candidato?

-Siempre lo dejo a decisión de la militancia y del PSOE. Trabajo a gusto, pero no soy un hombre que diga más al respecto.

las claves

“Sánchez se ha recuperado de 10 días muy malos en los que dirigentes del PSOE trataron de limitar su capacidad de movimientos”

“Visto lo acontecido con Podemos, no tiene que ser un acuerdo de gobierno ni siquiera de legislatura, sino un acuerdo de investidura”

“El PNV ha cometido un error histórico, porque en la investidura ha actuado conforme a una estrategia electoral y no de interés de Euskadi”


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902