Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El presupuesto británico de la discordia

Los recortes de miles de millones de libras que propone el ministro de Hacienda en sus cuentas incluyen un polémico impuesto al azúcar de las bebidas, justificado por la lucha contra la obesidad infantil en el Reino Unido.

Viernes, 25 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

El ministro británico de Hacienda, George Osborne, se ha colocado en el centro de la polémica.

El ministro británico de Hacienda, George Osborne, se ha colocado en el centro de la polémica.

Galería Noticia

El ministro británico de Hacienda, George Osborne, se ha colocado en el centro de la polémica.

Cuando el ministro de Hacienda, George Osborne, presentó el presupuesto anual en el Parlamento británico no se podía imaginar la que le venía encima. Había cuadrado las cuentas hasta el más mínimo detalle con el fin de conseguir acabar con el déficit en unos años, o al menos reducirlo un poco más este año.

En un primer momento los medios le dieron grandes titulares al impuesto sobre las bebidas azucaradas, con el que Londres pretende acabar con la epidemia silenciosa de la obesidad infantil. Afectará a marcas como Coca-Cola y Red Bull y con ella se espera recaudar alrededor de 530 millones de libras (unos 670 millones de euros).

En un segundo plano se encontraba una medida que provocó una tormenta política cuando fue leída la letra pequeña con detenimiento, no solo en filas laboristas y en organizaciones sanitarias, sino también en filas conservadoras: la supresión de las ayudas a las personas con discapacidades.

Una propuesta que afectaría a unas 370.000 personas que reciben un promedio de 3.500 libras al año (unos 4.400 euros) y que provocó la renuncia inmediata del ministro de Trabajo y Pensiones, Ian Duncan Smith, una figura muy respetada en filas conservadoras y que apoya la campaña para que el Reino Unido salga de la Unión Europea en el referéndum que se celebrará el 23 de junio.

“Los recortes son indefendibles dentro de un presupuesto que beneficia a los contribuyentes que más ganan”, escribía Duncan Smith, tirando una patata caliente al tejado del primer ministro, David Cameron, y del propio Osborne. “Soy incapaz de observar de forma pasiva como ciertas medidas se ponen en marcha para cumplir unos objetivos fiscales autoimpuestos que, en mi opinión, se perciben cada vez más como algo con finalidad política, más que como un beneficio para la economía nacional”.

Duncan Smith fue duro en sus declaraciones y acusó a sus compañeros de partido de tratar de equilibrar las cuentas aprovechándose de los más vulnerables de la sociedad. Pero fue más allá, haciendo una lectura de que hacían eso por el mero hecho de que están seguros de que son una parte del electorado que nunca votarán a los conservadores.

“Creo que algunos de esos recortes eran más sencillos de justificar que otros pero, siendo consciente de la situación económica y determinado ser un jugador de equipo, los acepté como necesarios”, señala el político escocés de 61 años.

A cargo de la citada cartera desde mayo de 2010, cree que se trata de una medida puesta en marcha para “cumplir unos objetivos fiscales autoimpuestos que se perciben cada vez más como algo con finalidad política, más que como un beneficio para la economía nacional”.

Además, una coalición que agrupa a 25 organizaciones benéficas advirtió de que los recortes tendrían “un grave impacto” en las personas con discapacidad. Mientras, el premier británico intentó defender la medida, diciendo que había sido diseñada para que los recursos fuesen “gestionados de forma correcta para centrarse en quienes más lo necesitan”.

Marcha AtrásFinalmente, Cameron tuvo que echar marcha atrás y renunciar a esa controvertida medida, admitiendo que en Downing Street se habían equivocado con estos recortes y puntualizando como era un claro ejemplo las ocasiones en las que el Gobierno “no siempre hace las cosas bien”.

“Cuando te enfrentas a tener que tomar muchas decisiones difíciles, incluyendo muchas reducciones de gastos desde que estamos en el Gobierno en 2010, no siempre se consigue la decisión correcta”, dijo Cameron al contestar las preguntas de los parlamentarios en Westminster.

Sin embargo, no quiso responder a cómo harían para tapar al apodado como “agujero negro” resultante al mantener esta partida presupuestaria, obviando así las preguntas de la oposición, sentada en el banco parlamentario de enfrente. En el caso del líder laborista, Jeremy Corbyn, éste además le reprochó a Cameron el aumento en un 39% del aumento de personas que no tienen hogar desde 2010, el mismo año en el que los conservadores recuperaron el poder tomando el testigo del laborista Gordon Brown.

Pese al buen gesto de Duncan Smith, a muchos les cuesta creer su versión a pies juntillas y ven una clara conexión de su salida del Gobierno de Cameron y un intento de ganar puntos con la participación en la campaña para defender la salida de Londres de la Unión Europea. La misma estrategia por la que ha optado el alcalde de Londres, Boris Johnson, que también apuesta por un Brexit. “La dimisión tiene que ver en su totalidad con la Unión Europea y nada con las ayudas sociales”, sostuvo el diputado laborista Chuka Umunna, para quien Duncan Smith presidió “el mayor programa de miseria para los discapacitados, los pobres y los que están en necesidad de toda una generación”.

Más dura es la columnista Polly Toynbee , quien cree que la única intención de Ducan Smith es llevar a Reino Unido fuera de la UE. “El virus del Brexit es tan duro que sus víctimas sacrificarán todas las demás creencias con tan de conseguirlo. Aquí, su arma escogida es decir la verdad”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902