Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
bertako gaia

A un paso de Donostia

Las oficinas de turismo de Oarsoaldea quieren atraer esta Semana Santa tanto a los donostiarras como a aquellos que visitarán la ciudad, por ello les propone un plan diferente: una ruta a pie o en bicicleta por el bidegorri de Arditurri.

Aitziber Muga - Miércoles, 23 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 09:47h

Paisaje del Parque Natural Aiako Harria.

Paisaje del Parque Natural Aiako Harria. (Mendi Urruzuno)

Galería Noticia

Paisaje del Parque Natural Aiako Harria.Bidegorri de Arditurri a su paso por Errenteria.

Cuando donostiarras y visitantes quieren huir del ajetreo de la ciudad, el cercano Parque Natural de Aiako Harria brinda una excelente oportunidad para respirar un poco de tranquilidad. Son cinco los municipios, uno de ellos Oiartzun, que componen este espacio protegido de casi 7.000 hectáreas y que alberga una importante fauna, flora, hábitat natural y patrimonio etnográfico.

El Parque Natural de Aiako Harria ofrece un sinfín de posibilidades para que los visitantes que se acerquen puedan disfrutar de un día excepcional: realizar uno de los muchos recorridos balizados que hay a lo largo del parque, contemplar la riqueza megalítica que se puede encontrar en todo el entorno, caminar por la sombra de los frondosos bosques, o subir a la cima de un monte y deslumbrarse con las magníficas vistas.

El Parque Natural de Aiako Harria tiene numerosos accesos, pero sin ninguna duda, la mejor opción para llegar a él es a través de la Vía Verde de Arditurri. Es una excelente puerta que sumergirá al visitante de lleno en la naturaleza e historia del lugar. Antiguamente, era el camino que recorría el tren que transportaba el mineral de las minas de Arditurri al puerto de Pasaia. Hoy en día es un camino adaptado para peatones y ciclistas, que lleva al visitante y caminante hasta el mismo corazón de Aiako Harria.

De hecho, Donostia/San Sebastián está conectado por esta misma Vía Verde con el complejo minero, por lo que se puede llegar directamente desde el centro de la ciudad hasta el Parque Natural de Aiako Harria, tanto a pie como en bicicleta. Es un camino muy agradable, prácticamente llano, y sin ninguna dificultad, perfecta para hacerlo con los más pequeños de casa.

Este bidegorri sale del barrio de Gros hacia la avenida de Ategorrieta. Al llegar a la par de la estación de tren de Ategorrieta, el carril bici entra por la avenida Txaparrene y discurre paralelo a las vías del tren hasta llegar prácticamente a Herrera. Una vez llegado al barrio de Herrera, el camino sigue junto a la carretera GI-2640 hasta alcanzar Pasai Antxo.

Después continúa desde Pasai Antxo a Errenteria, y una vez que cruza este municipio sigue su camino a Oiartzun.

Las personas que prefieran acercarse al Parque Natural de Aiako Harria o a la Vía Verde de Arditurri en transporte público, también pueden hacerlo, ya que las líneas E01, E02 y E05 de Ekialdebus que salen desde Donostia, así como las líneas de tren de Euskotren y Renfe, tienen paradas en varios puntos cercanos a la Vía Verde, como por ejemplo el centro o el barrio de Fanderia de Errenteria o el barrio Arragua de Oiartzun.

En sus primeros kilómetros de recorrido por Oiartzun, entre los barrios de Ugaldetxo y Altzibar, se atraviesa la ruta botánica donde se pueden apreciar 125 tipos de plantas distintas, empezando por los árboles más centenarios hasta las plantas más evolucionadas de hoy en día. Signo inequívoco de la actividad que ha tenido este camino son los molinos, torres y ferrerías que se encuentran los viandantes a su paso. Dentro de todos ellos, cabe destacar el molino de Ugarte, situado en el barrio de Altzibar, tanto por su belleza arquitectónica como por su conservación.

No se puede entender la Vía Verde de Arditurri sin su compañero de viaje, el río Oiartzun. Es el río que surge de la suma de las aguas de Aiako Harria y de Bianditz y que continúa su recorrido casi al completo junto al Camino Verde.

Antes de llegar a su fin, la vía cruza el barrio de Ergoien de Oiartzun. Los excursionistas que deseen completar su recorrido con una actividad cultural, pueden visitar alguno de los dos museos situados en el lugar: el centro geológico Luberri y el centro de la música popular Soinuenea, recomiendan desde la oficina de información turística de Errenteria.

Dejando atrás el barrio de Ergoien, el camino continúa hasta su fin en las minas de Arditurri, a los pies de Aiako Harria y a la entrada del Parque Natural. Las minas de Arditurri son de las pocas galerías que desde hace 2.000 años han sido explotadas casi de manera continuada hasta hace escasos 30 años.

En la actualidad, este entorno ofrece un paisaje minero excepcional, y aún se pueden contemplar desde el mismo bidegorri los paisajes abiertos al cielo de las canteras, vertedero de estériles, planos inclinados y explanadas, entradas a la mina, además de edificios de la época de la explotación.

"Ya hemos llegado al fin de la Vía Verde, es hora de adentrarnos en la galería minera" que ofrece diversas visitas, animan los servicios turísticos de Errenteria.

"Para terminar con este día redondo, podemos degustar la magnífica oferta gastronómica de Oiartzun, comiendo en alguno de los numerosos restaurantes situados en el municipio", recomiendan.


El medievo, a medio camino

Conjunto Monumental. A medio camino entre Donostia y Aiako Harria se encuentra la villa de Errenteria, cuyo Casco Histórico medieval es el más extenso de Oarsoaldea. Su casco antiguo fue declarado Conjunto Monumental y vestigios medievales como la casa torre Morrontxo, la casa solariega de Iturriza, las iglesias, el trazado de sus calles y el ambiente de sus comercios trasladan al visitante a tiempos pasados. La villa fue fundada en 1320 al recibir de Alfonso XI el Fuero de San Sebastián. Si bien en un principio en el documento fundacional se le dio el nombre de Villanueva de Oiarso, desde fecha temprana se comenzó a utilizar la denominación de Rentería, derivada de su actividad comercial portuaria. Naturaleza. Errenteria ofrece también una gran serie de escapadas y travesías por la naturaleza. El más conocido, el fuerte de San Marcos domina toda la comarca desde su mirador de 360º y no muy lejos, las rutas megalíticas llegan hasta las cuevas de Aizpitarte, en Listorreta, una de las entradas al Parque Natural de Aiako Harria, y el dolmen de Aitzetako Txabala, que son la antesala del embalse de Añarbe.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902