Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
en la basílica Santa María del Coro

Arte religioso, alma católica

La nave Santa Marta de la basílica Santa María del Coro acoge desde ayer el nuevo Museo Diocesano, un espacio en el que el visitante puede contemplar un total de 75 obras.

Un reportaje de Marta Esnaola. Fotografías Ainara Garcia - Miércoles, 23 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:14h

Un ‘Santiago’ de alabastro recibe al visitante del Museo Diocesano.

Galería Noticia

Un ‘Santiago’ de alabastro recibe al visitante del Museo Diocesano.

El arte religioso de Gipuzkoa cuenta con un nuevo hogar, desde que las puertas de la nave Santa Marta de la basílica Santa María del Coro se abrieron ayer para inaugurar el nuevo Museo Diocesano. El visitante podrá contemplar un total de 75 obras medievales, modernas y contemporáneas realizadas entre los siglos XII y XXI en el centro que anteriormente se situaba en la parroquia de la Sagrada Familia de Amara.
La nave ha sido restaurada por los arquitectos Rafael Moneo y Pedro Elcuas y acoge la parte fundamental de la colección de arte religioso que la diócesis de Donostia recabó a lo largo del siglo XX. "Son obras de iglesias, conventos y casas particulares, entre otros lugares, que ahora pertenecen a esta colección, ya que en ningún caso hemos utilizado obras que estaban situadas, a la vista del público, en distintos templos, pues pensamos que estas piezas se entienden mejor en su contexto", apuntó ayer el párroco y director del museo Edorta Kortadi, quien aseguró que el centro aspira a mostrar la variada colección de iconos y obras que hay en el territorio. "Tratamos de exhibir la historia del alma católica de Gipuzkoa desde el siglo XII, ya que hay piezas de gran significado", agregó.
Nada más entrar al museo, al que se accede por la parte trasera de la nave central de la basílica, el visitante se topará de frente con una de las esculturas más recientes del artista José Zugasti, titulado Celebrante. Después, todas las piezas estarán repartidas en un espacio expositivo que ocupa la planta baja, donde las obras aparecen ordenadas de manera cronológica. Las piezas más antiguas son las primeras que se pueden contemplar, bajo el título Edad Media: Románico y Gótico. En los dos laterales de la sala se sitúan varias esculturas y pinturas, muchas de autores anónimos, y en el centro, grandes vitrinas muestran otras esculturas, además de incensarios, copones, platos y cruces, entre otros objetos. "La primera obra que se puede ver es un Santiago Peregrino de alabastro del siglo XII de Deba, y también destacaría la escultura Virgen con niño del siglo XIV de Asteasu", señaló Kortadi.
La exposición continúa con las obra de La edad moderna: Renacimiento y Barroco, época en la que muchas órdenes dejaron huella por sus devociones. El responsable del museo apuntó que de esta época destacaría las obras de autores como Joanes Antxieta y Ambrosio de Bengoetxea, entre otros. Las obras de arte más nuevas seguirán a las de estos escultores. En el apartado La edad contemporánea tienen cabida obras de artistas como Xabier Álvarez de Eulate, Nestor Basterretxea o Francisco Javier Sáenz de Oiza. "Aquí se pueden contemplar importantes obras como la Piedad de Jorge Oteiza, donada por la Diputación, o Leku txikia de Chillida, de un particular", destacó Kortadi.
Además de estas obras, han contado con nuevas adquisiciones, ya que han encontrado una figura de la virgen de la Asunción en las excavaciones de la nave Santa Marta.
El arquitecto Pedro Elcuas apuntó que su trabajo se ha basado en "dignificar" el espacio, que se encontraba en mal estado. "Hemos querido que los muros originales fuesen el marco, porque contribuyen a poner en valor las obras", aseguró. Por su parte, Rafael Moneo afirmó que la nave Santa Marta es "un lugar espléndido" para guardar todos estos tesoros. "Hemos trabajado con lo que había, tampoco se ha hecho mucho más", dijo. La obra ha durado diez meses y ha tenido un coste de un millón y medio de euros.
Depósito y otras dos salas
Una planta más
Además de la planta baja, donde se ubica la exposición, la nave cuenta con una planta más, donde hasta hace tres años se encontraba el aterpe de Cáritas. En este espacio se encuentra el depósito, que contiene unas 30-40 obras religiosas más. "Hemos decidido mostrar lo más espectacular, para no llenar demasiado el espacio, pero también contamos con otras piezas de localidades como Altzo, Oñati, Tolosa, Azpeitia, Zarautz y Arrasate", apuntó el director del museo. En esta planta también se sitúan otras dos salas de exposiciones;en una de ellas se presentará el próximo 7 de abril el proyecto que la navarra Nerea de Diego ha realizado con figuras de vírgenes, dentro de la iniciativa Labore de Donostia 2016.
Kortadi apuntó que para el comienzo del nuevo museo, "puede ser importante el impulso de Donostia 2016", y consideró que les beneficiará estar en el eje de los museos donostiarras, cerca de San Telmo, el Museo Naval y el Aquarium. La entrada a la basílica y al museo será conjunta, por lo menos durante este año, y costará 5 euros.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902