Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El aumento de ventas de pisos deja ingresos extra en el consistorio

El Ayuntamiento recibe casi cinco millones más de lo presupuestado en concepto de plusvalías
Donostia cierra 2015 con un superávit de 3,4 millones de euros

Arantzazu Zabaleta Ruben Plaza - Martes, 22 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Carteles que indican que hay casas en venta en un edificio donostiarra.

Carteles que indican que hay casas en venta en un edificio donostiarra.

Galería Noticia

Carteles que indican que hay casas en venta en un edificio donostiarra.

donostia- El Consistorio donostiarra cierra la liquidación del año 2015 con 3,4 millones de euros de superávit y lo hace, en gran parte, gracias al aumento de ingresos procedentes de las plusvalías, es decir, los impuestos aplicables en una operación de compra-venta de inmuebles. A lo largo de todo el año se registraron 10.287 transmisiones inmobiliarias, más de las previstas, y el Consistorio ingresó una media de casi 1.300 euros por cada una de ellas en concepto de plusvalía (por el aumento del valor del inmueble), también más de lo previsto. Estos datos son muestra de que el mercado inmobiliario se está activando, según concluyó ayer el alcalde, Eneko Goia, y ayudan a mejorar las finanzas municipales.

En concreto, el Consistorio percibió casi cinco millones más de los presupuestados en concepto de plusvalías y también recibió más dinero por otros impuestos como el IBI (1,35 millones), las basuras (450.000 euros) o el impuesto de vehículos (330.000), todos ellos más de un 3% más de lo previsto. Además, logró dos millones más de los esperados por parte del Fondo Foral de Financiación Municipal (Fofim), lo que supone que los ingresos ordinarios fueron 9,4 millones de euros más que los presupues- tados.

En lo que respecta a los ingresos extraordinarios, sin embargo, las arcas municipales recibieron 8,8 millones menos. De todos ellos, 6 millones corresponden a obras cofinanciadas con otras instituciones o con particulares que de momento no se han hecho, por lo que aunque no se ha ingresado la cantidad prevista, tampoco se ha ejecutado la inversión correspondiente (se trata de obras como la urbanización de Eskuzaitzeta, el vial de Astiñene o los de Illunbe). Los otros 2,8 millones no ingresados corresponden a que no se han vendido las parcelas previstas. En este apartado, el concejal de Hacienda, Jaime Domínguez-Macaya, destacó los 14,5 millones que recibió el Consistorio por la venta del edificio de la plaza de Lasala a la Sade.

En lo que respecta a los gastos, los ordinarios se han reducido 4,5 millones con respecto a lo presupuestado. “No se ha ahorrado en personal, pero sí en gastos de funcionamiento y en subvenciones”, afirmó el edil, que subrayó que esa reducción del gasto es importante porque permite abordar inversiones.

Precisamente, en 2015 se invirtieron 3,3 millones menos de los previstos, en parte porque algunas obras previstas no se han ejecutado y en parte, también, por la adjudicación a la baja de muchos contratos como consecuencia de la crisis, según apuntó el concejal. Además, 11 millones presupuestados para inversiones no desarrolladas en 2015 se retoman en el presupuesto de 2016.

cupoPrácticamente todo el superávit (3,2 millones) se reservará junto con otra partida del mismo importe para abordar los 6,4 millones de euros que podría tener que abonar el Consistorio donostiarra en caso de que prosperase la reclamación del Estado en torno al cupo (pide un total de 1.400 millones más). El Consejo Territorial de Finanzas aconsejó el pasado mes a los ayuntamientos que reservaran algunas partidas por si la reclamación estatal prospera.

Además, la liquidación presupuestaria prevé una partida de 11,3 millones de euros para hacer frente a posibles impagos, aunque el concejal insistió en que eso no significa que no se vaya a seguir intentando cobrar a los deudores. Por su parte, el Consistorio paga a sus proveedores en un plazo medio de 32 días, según destacó Eneko Goia.

El alcalde añadió que la deuda viva del Consistorio se mantiene en los 107,6 millones de euros, muy por debajo de los límites permitidos, y que los demás indicadores cumplen también con el objetivo de equilibrio presupuestario. Añadió que la situación financiera de Donostia está “muy saneada” y permite abordar 2016 “con tranquilidad”.

los datos de 2015

Ingresos ordinarios. Se ingresaron 9,4 millones más de los previstos. Casi la mitad corresponden al impuesto de plusvalías y también generaron más ingresos el IBI, la tasa de basuras o el impuesto de vehículos. Donostia también recibió dos millones más de los previstos del Fofim.

Gastos ordinarios. Se ahorraron 4,5 millones, principalmente en gastos de funcionamiento.

Ingresos extraordinarios. Se recibieron 8,8 millones menos, por no vender algunas parcelas previstas y 6 millones por operaciones cofinanciadas que todavía no se han ejecutado (Eskuzaitzeta, viales de Illunbe y Astiñene), aunque eso significa que tampoco se han desarrollado las inversiones previstas en esas operaciones.

Inversiones. Se invirtieron 3,3 millones menos de los previstos por operaciones cofinanciadas que no se han desarrollado y porque la crisis ha hecho que se adjudiquen a la baja otros concursos. 11 millones presupuestados en 2015 se traspasan a 2016.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902