Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Tribuna abierta

La economía global se desacelera

Por Joseba Madariaga - Martes, 22 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

tribuna

Galería Noticia

tribuna

La pujanza estadounidense muestra sombras, China sigue siendo la gran desconocida, en Europa ¡ay Europa! el ajuste de los mercados responde a la lógica y nosotros seguimos creciendo... hasta cierto punto

El inicio de año (los primeros tres meses) está resultando particularmente complejo desde el punto de vista de la economía global. La esperada subida de tipos en Estados Unidos, la desaceleración de la economía China, la caída del precio de las materias primas, el violento ajuste de los mercados, el Brexit, la crisis de los refugiados… un sinfín de problemas que han cambiado el panorama de manera brusca y que nos está haciendo mirar a todos los lados y recordar aquéllo de “eramos pocos y…”.

Por ello, y teniendo en cuenta además el entorno exterior, no es fácilmente previsible la actuación de la Reserva Federal. Subirá tipos, pero se admiten apuestas acerca de los ritmos.

Si les sirve de algo, las autoridades chinas se mantienen totalmente decididas a crecer a ritmos del 6,5%-7 % este año, lejos del peligro de deflación (inflación objetivo del 3,0 %) y con una creación de más de 10 millones de nuevos puestos de trabajo. Mirando a medio plazo y en un contexto de reformas, se plantean un crecimiento por encima del ¡6.5%!.

Nosotros seguimos pensando que la economía China desacelerará y que los gestores de política económica cuentan con un arsenal suficiente como para apoyar a la economía, con herramientas fiscales o monetarias, como para que la caída no sea abrupta. Pero entendemos que las previsiones del gobierno son ciertamente optimistas.

El precio de las materias primas es otra de las cuestiones que ha tensionado el ambiente económico, ligado a la desaceleración china y de los países emergentes. La impresión es que han tocado fondo, pero la recuperación no parece que se vaya a producir a corto plazo, fundamentalmente debido a la situación de la demanda.

Todo este caldo de cultivo ha derivado en un ajuste brusco de los mercados que en ocasiones se tilda de irracional, pero lo cierto es que hay una lógica muy simple en lo acaecido: los inversores se ven abocados a liquidar posiciones ante un deterioro del escenario que resulta difícil de comprender.

Concretamente, las últimas encuestas de expectativas realizadas en la Comunidad Autónoma de Euskadi apuntan a que no se han producido cambios relevantes, apreciándose únicamente una leve caída con respecto a los datos previos.

Así, la confianza empresarial marca un registro de 55,3 (una décima menos que el trimestre anterior), siguiendo por tanto en zona de expansión y habiendo corregido levemente a la baja alguno de los indicadores parciales (facturación, pedidos, rentabilidad y número de trabajadores). En cuanto al Índice de Confianza de los Consumidores, el valor retrocede hasta el -7, pero lo cierto es que prácticamente no ha variado en los últimos cuatro (-4, -6, -4 y -7), lo que indica que el consumidor vasco sigue siendo pesimista, aunque muy cerca del valor frontera, el 0. Los más pesimistas son las personas en paro o inactivas, con renta baja y mayores de 55 años. En definitiva, los hogares vascos se mantienen a la expectativa de la evolución del empleo y de la consolidación de la recuperación de la economía y de su hogar (ingresos, ahorro) como base de cambio en las decisiones de consumo relevantes.

Y es que quizá el mejor resumen de por qué no salimos se recoge en tres cuestiones que constituyen el síntoma del malestar según el BIS (Banco Internacional de Pagos): una elevada deuda, baja productividad y escaso margen para realizar política económica. Lo que denominan the ugly three.

En definitiva, estamos abocados a un entorno de bajo crecimiento potencial y si no hay inflación sólo nos queda confiar en las medidas monetarias para evitar que surjan nuevas dudas sobre la sostenibilidad de la deuda.

En definitiva, estamos abocados a un entorno de bajo crecimiento potencial y si no hay inflación sólo nos queda confiar en las medidas monetarias

En definitiva, estamos abocados a un entorno de bajo crecimiento potencial y si no hay inflación sólo nos queda confiar en las medidas monetarias


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902