Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Mundua

El pacto de la UE y Turquía no frena a los refugiados

Cuatro personas, entre ellas dos niñas de 1 y 2 años, fallecen en el mar el primer día de su entrada en vigor

Lunes, 21 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Refugiados interceptados por las autoridades turcas cuando pretendían partir hacia Grecia por mar.

Refugiados interceptados por las autoridades turcas cuando pretendían partir hacia Grecia por mar.

Galería Noticia

Refugiados interceptados por las autoridades turcas cuando pretendían partir hacia Grecia por mar.

Atenas- Cuatro refugiados murieron ayer en aguas del mar Egeo, en el primer día de entrada en vigor del acuerdo entre la UE y Turquía que contempla la devolución de todos los migrantes irregulares que entren en Grecia y no pidan asilo en este país. Según informó la guardia costera helena, a los cadáveres de dos niñas, de uno y dos años de edad, hallados por la mañana flotando en el mar junto al islote de Ro, cerca de la isla de Rodas, se sumaron después los fallecimientos de dos hombres en Lesbos.

El suceso se produjo tras la llegada a la isla de un bote inflable con unos 70 refugiados a bordo. Dos de los tripulantes, de 39 y 36 años, llegaron a la playa ya inconscientes. Desde allí fueron trasladados inmediatamente en una ambulancia al hospital de la capital de la isla, Mitilene, donde solo pudo certificarse su defunción. Horas antes, la guardia costera había detectado un bote con 57 personas a bordo -cerca del citado islote de Ro- del que habían caído las dos niñas. La guardia costera halló poco después los cuerpos de ambas y los trasladó al centro de salud de la isla de Kalymnos, donde igualmente tan solo pudo certificarse su muerte. Mientras, en otra costa, la de Libia, una fragata de la Armada española recogió a más de 650 migrantes que se encontraban en diversas embarcaciones.

“Desde hoy, todos los nuevos inmigrantes irregulares serán devueltos a Turquía, en pleno respeto con el Derecho europeo e internacional”, anunció la Comisión Europea a través de la red social Twitter. “El programa de traslado de inmigrantes que llegan después del 20 de marzo está cerrado. Los sirios que intenten llegar a Grecia después del 20 de marzo, serán los últimos en la cola para el reasentamiento desde Turquía”, advirtió. Según el Ejecutivo comunitario, Bruselas y los Estados miembros “están decididos a hacer funcionar el plan entre la UE y Turquía”.

Como estaba previsto, Grecia empezó a aplicar el acuerdo de registro y devolución de migrantes a Turquía, pero el destino de los más de 48.000 que permanecen en campos de acogida o improvisados en su territorio -como es el caso de Idomeni, donde se amontonan 12.000- sigue en el aire. Las autoridades griegas tratan de convencer a los migrantes de Idomeni de aceptar el traslado a uno de los campos organizados en territorio heleno a la espera de que se ponga en marcha el plan europeo para reubicar a 160.000 personas entre los 28 países.

Los miembros de la UE apenas han aceptado poco más de 700 a pesar de las cuotas pactadas, si bien el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, volvió a insistir tras la firma del acuerdo UE-Turquía que las reubicaciones desde Grecia deben alcanzar las 6.000 mensuales y conminó a los países miembros a mostrar “solidaridad”.

En el campo fronterizo de Idomeni, Abdelatif, ingeniero procedente de Alepo, en Siria, explica que no quiere ser reubicado dentro de Grecia, y que no tiene más opciones que cruzar la frontera: “Envié a mi familia a Düsseldorf, en Alemania, y ahora quiero reunirme con ellos”, dice con tristeza.

Abdelatif tiene cuatro hijos, el mayor de 17 años -que empieza a estudiar medicina en Alemania- y el menor de 5;todos se trasladaron con su mujer a la ciudad alemana cuando las fronteras estaban abiertas mientras él se quedó en Siria vendiendo sus posesiones para tener un poco de dinero con el que empezar de nuevo. La opinión de este hombre es que muchos, entre ellos él mismo, no tienen ya paciencia para seguir el curso legal y explica que “la gente cruzará la frontera, ya sea legal o ilegalmente”.

Aplicación del acuerdoEl Gobierno heleno ha empezado a vaciar los centros de registro de las islas del Egeo, y desde la medianoche del sábado la frontera marítima está cerrada a los inmigrantes irregulares que llegan a Grecia desde ese país, en virtud del acuerdo entre Bruselas y Ankara. Después del traslado de 2.500 personas desde Lesbos la víspera al puerto septentrional de Kavala, ayer zarpó nuevamente un ferry con 1.300 refugiados a bordo con el mismo destino. También llegaron cerca de 1.600 refugiados desde la isla de Quíos a Elefsina, localidad portuaria en la región capitalina de Ática.

Los refugiados que todavía quedan en las islas, 7.136 según cifras oficiales, serán transportados a los puertos de Skaramangas, Volos y Kavala, desde donde serán trasladados a instalaciones de acogida en todo el país, facilitadas por el ejército griego. Las autoridades tratan de evitar con esto que el puerto ateniense del Pireo se llene todavía más, pues allí se acumulan ya unas 4.300 personas.

A los centros de las islas de Lesbos, Quíos, Kos, Samos y Leros llegaron entre las 8.00 horas del sábado y la misma hora del domingo 875 refugiados, según los datos publicados ayer por el centro de gestión de la crisis del Gobierno, aunque en estos no hay desglose los que llegaron antes y después de la aplicación del acuerdo de expulsión. A partir de ayer esos centros en las islas de se convirtieron en el destino final del viaje, pues allí los migrantes y refugiados deberán optar o bien por solicitar asilo en Grecia o por ser devueltos a Turquía.

Cada caso será analizado de forma individual, por lo que las primeras devoluciones no tendrán lugar hasta dentro de dos semanas. La UE ha prometido la asistencia de 4.000 funcionarios de organismos como Frontex o la Oficina Europea de Asistencia al Asilo, 2.300 de los cuales deberían llegar en breves fechas, entre los que habrá desde traductores a unos 1.000 miembros de fuerzas de seguridad. Además de esto, Frontex aportará para el transporte 8 barcos con capacidad para entre 300 y 400 personas, 28 autobuses y habilitará unas 20.000 plazas temporales para los recién llegados de las cuales 6.000 ya existen.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, aseveró en un acto con líderes de la izquierda internacional este fin de semana que Europa debe cambiar y “no puede tener fronteras abiertas a la austeridad y cerradas a las personas oprimidas”. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902