Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
DECEPCIONANTE

Una vulgaridad inaguantable (0-1)

DECEPCIONANTE | La Real también pierde contra Las Palmas y ofrece una imagen lamentable que confirma que ha entrado en crisis de nuevo

Domingo, 20 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Oyarzabal se lamenta tras no llegar a un balón que se dispone a atrapar el portero de Las Palmas, Javi Varas.

Oyarzabal se lamenta tras no llegar a un balón que se dispone a atrapar el portero de Las Palmas, Javi Varas.

Galería Noticia

Oyarzabal se lamenta tras no llegar a un balón que se dispone a atrapar el portero de Las Palmas, Javi Varas.

La Real perdió contra Las Palmas. Son ya cinco jornadas sin vencer y cuatro duelos sin imponerse al conjunto canario, recién ascendido y con un presupuesto a años luz del millonario txuri-urdin. Lo que parecía una recaída se ha convertido en una crisis en toda regla. La segunda de la temporada, ya que la primera derrota ante los amarillos se llevó por delante al anterior inquilino del banquillo realista. Cuando todos esperábamos y anhelábamos una respuesta de carácter, después de la importante decepción que supuso que no estuviera a la altura en un duelo clave en Vigo y tras dos semanas marcadas por la indisciplina de su estrella, el equipo txuri-urdin volvió a dar pena. En estos momentos la sensación que ofrece es que no le gana a nadie. Son ya tres encuentros seguidos en Anoeta, ante Málaga, Levante y Las Palmas, sin sumar los tres puntos. En las dos primeras al menos se salvó un punto. Esta vez ni eso.

La Real se encuentra en pleno proceso de descomposición. Es un conjunto que, aparte de no enganchar ni transmitir nada, hace aguas por todos lados y en todas las facetas del juego. Su ataque es previsible y su plan parece centrar balones al área sin sentido, ni precisión. Sus jugadores están demasiado estáticos en todo momento. Solo la inspiración de Mikel Oyarzabal, que en dos meses se ha convertido en la referencia ofensiva a sus 18 años, es capaz de inventar algo y de desequilibrar.

Qué decir de la forma en la que defiende. Y no me refiero a la zaga, que ayer no fue de lo peor, sino a la actitud y el trabajo de la contención de su medular. Illarra y Pardo fueron netamente superados sobre todo en la primera parte, en la que Las Palmas les generaba superioridad numérica y sus jugadores les cogían la espalda una y otra vez. La verdad es que la apuesta por los dos canteranos es bonita y atractiva, pero quizá sea hora de volver a jugar con un pivote defensivo, sea Reyes o Markel, para ganar en consistencia y liberar a Illarra del trabajo defensivo que le hace perder energías para organizar el juego de su equipo, que es lo que mejor sabe hacer. A esto hay que sumar que Xabi Prieto no está. El capitán atraviesa un importante bache y no puede ser que siga siendo indiscutible en esta Real.

En la delantera, los dos futbolistas llamados a marcar la diferencia y a formar una dupla letal, Vela y Jonathas, están desconectados. El mexicano ha perdido la magia y se ha convertido en un futbolista del montón. De vez en cuando pone un centro o protagoniza una buena arrancada, es decir, un bagaje lamentable para el talento que nos ha demostrado en los años anteriores. Ayer, una vez más, esperábamos que hablara en el campo, como se ha cansado de repetir de puertas hacia dentro, y de nuevo fracasó. Y eso que tuvo un par de balones de los que hace tres años todos sabíamos en Anoeta que iban a acabar en la cazuela. Y Jonathas y su complicado mundo. Nos preocupaba su carácter difícil e indomable, pero lo realmente inquietante es su falta de adaptación al juego txuri-urdin. Sus compañeros no le encuentran, aunque sus desmarques no suelen ser atinados, lo que dificulta la conexión, nunca rompe al primer palo, no caza un balón y, por si fuera poco, ayer desperdició dos asistencias de gol.

Y luego está el entrenador. Eusebio tiene que ser consciente de que tiene que conseguir arrancar de nuevo el equipo si no quiere que su proyecto para la campaña que viene arranque viciado y marcado. Su conjunto ha vuelto a las andadas y su rendimiento es muy pobre para ser la plantilla más cara de su historia. Esto no es el Celta en Segunda ni el filial del Barcelona. En este club se trituran entrenadores con bastante facilidad. No queremos que en noviembre del año que viene se vuelva a cambiar de técnico por un mal final de campeonato y un pobre inicio del curso próximo, como suele ser habitual por Anoeta. Lo más incomprensible de ayer fue, otra vez, su convocatoria. No tenía ningún delantero en el banquillo y lo pagó sin poder encontrar un revulsivo para lograr el empate. No se puede concebir que un entrenador al que le gusta tanto hablar y contar con la cantera sea incapaz de llevar al goleador del filial, como ha pasado toda la vida en este club. Parece una tontería, pero no lo es. Con Eusebio la lista de futbolistas de su banquillo suele ser un absurdo sinsentido.

sufrió un bañoLa Real completó una primera parte inadmisible. De las peores de la temporada. Las Palmas, que estaba a tres puntos del descenso en el puesto decimoquinto, le dio un baño de consideración e incluso se pudo marchar al descanso con una ventaja mayor. A los ocho minutos, Iñigo cometió un error al derribar a Aythami dentro del área, pero Rulli, que ayer fue el realista más destacado, detuvo el lanzamiento de Viera. El argentino estuvo listo y acertó al aguantar mucho sin tirarse.

Vela, que fue silbado al principio, fue el único realista que estuvo cerca del gol, en un remate de cabeza a centro de Aritz y en una acción en la que no llegó por poco a un servicio de Yuri desde la otra banda. El mexicano colocó una asistencia de oro a Jonathas, que no llegó ni a rematar en una posición inmejorable.

Pese a las ocasiones locales, cada vez que se estiraban los canarios ofrecían sensación de peligro. El Zhar, que le ganó la espalda a Yuri en repetidas ocasiones, provocó la acción clave del duelo en un disparo que detuvo Rulli y que Iñigo consiguió despejar levantando demasiado la bota. Mateu señaló juego peligroso, en una decisión en realidad correcta pero que se pita muy pocas veces, y Willian José marcó en una jugada que puso en evidencia la actitud de los donostiarras. Estamos cansados de ver cómo en este tipo de faltas, con todo el equipo en la raya del gol, los jugadores se adelantan y le comen el espacio al tirador. En los blanquiazules no lo hizo ni el portero que, inesperadamente, se quedó parado como uno más y ni se tiró al suelo para achicar centímetros.

El tanto hizo mucho daño a la Real que se quedó grogui y estuvo cerca de ver cómo le sentenciaban el choque si no llega a ser por dos buenas intervenciones de su meta. Oyarzabal, que lo mejor que tiene es que demuestra un criterio poco habitual dada su juventud en todas sus intervenciones, también probó fortuna pero el disparo se le marchó desviado.

En desventaja al descanso, la afición realista ya era plenamente consciente de que su equipo no iba ganar al ser muy improbable que acreditara el carácter suficiente para remontar. Como mucho iba a ser un empate, pero ni eso. La única ocasión clara que generó fue un disparo con una rosca preciosa de Oyarzabal que desvió Javi Varas.

La impotencia de los blanquiazules fue desesperante, sin recursos y sin ninguna inspiración. Solo centros y más centros al área sin mirar ni quién estaba. Eso sí, entre charla por aquí y colegueo por allá, el siempre protagonista Mateu no pitó un penalti flagrante a Zurutuza. Por la reacción de los blanquiazules parecía que no había sido, porque solo Reyes se acercó a decirle algo al trencilla. En fin... Así nos va.

La Real ya no está en tierra de nadie. Ahora vuelve a meterse en problemas y que no se le olvide que tienen que pasar Barcelona y Real Madrid por Anoeta. A ver si al final se va llevar un susto. Desde luego, la que salió asustada de verdad fue su parroquia, que no entiende cómo la apuesta más cara en la historia del club ha derivado en un equipo tan vulgar como mediocre.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902