Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El día de la ‘Vendetta’

Stybar gana con autoridad en la tirreno-Adriático y Bouhanni se rehace en la parís-Niza de su sucia maniobra para vencer con suficiencia al `sprint’

César Ortuzar - Viernes, 11 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Bouhanni se impone en el ‘sprint’ de ayer.

Bouhanni se impone en el ‘sprint’ de ayer. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Bouhanni se impone en el ‘sprint’ de ayer.

donostia- Un puñado de días después, hubo vendetta. Sonrió Stybar y se carcajeó Bouhanni. Cosas del destino o del ciclismo, siempre dispuesto a dar revancha, ya sea en Italia, en la Tirreno-Adriático, o en Francia, en la París-Niza. La mueca de Zdenek Stybar (Etixx) en la Strade-Bianche, quejoso el espíritu porque se le adelantó Cancellara, mutó en jolgorio en Pomarance, que recibió al checo aleteando de felicidad, nuevo líder de la carrera al colgarse los segundos de la bonificación. Su triunfo tuvo ese halo de justicia poética. La efusividad del pizpireto Stybar era el lenguaje de un ataque violento en el desglose final de la segunda etapa de la Tirreno-Adriático, donde Losada se golpeó y en el que Purito Rodríguez, camaradas en el Katusha, también se retrasó.

Stybar se estiró a menos de tres kilómetros después de que varios dorsales trataran de despegar allí donde la carretera grapaba las ruedas, una vertical abrupta que agitó al pelotón, que latía apresurado, el corazón con un redoble de tambor en el pecho. En el segundo aliento, en el suspiro, resopló Zdenek, que bailó sobre los pedales con la determinación de esas danzas espasmódicas que invocan a la lluvia. En Pomarance el día era soleado e iluminó al checo. Stybar no piensa en el photocall ni en la pose. Lo suyo es más concreto. Todo o nada. Con esa determinación y la clase que se sedimenta sobre su armazón, cavó una zanja de tiempo suficiente para vencer a pesar de que Nibali, valiente, trató de censurarle. No le alcanzó. Tampoco Sagan, Boasson-Hagen, Valverde, Van Avermaet y el resto, una orla de estrellas, con un segundo de retardo. Inalcanzable Stybar.

Bouhanni no se detieneTampoco nadie pudo atrapar al salvaje Nacer Bouhanni (Cofidis), el esprínter que pedalea con las piernas, los codos y los puños. El francés, al que le afearon la conducta y descalificaron por cerrar en el sprint que compitió con Matthews el martes, recompuso su deteriorada imagen con un triunfo indiscutible en la cuarta etapa de la París-Niza, que no sufre cambios -el guipuzcoano Ion Izagirre sigue cuarto, a 19 segundos-. Lo celebró Nacer con un gesto de forzudo, enrabietado. Ese fuego interior le bastó para quemar los malos recuerdos cuando primero Démare y después Matthews le dejaron sin foto triunfal. “Tenía ganas de revancha después de mi descalificación”. El día de la vendetta.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902