Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Desalmados

Por Adolfo Roldán - Miércoles, 9 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:08h

No sé si los países tienen alma. Si no la tienen, son eso, desalmados, cuenta Manuel Castells en su Observatorio Global, de La Vanguardia. Se refiere luego a la tragedia de los refugiados y concretamente al infierno que sufren los menores. “26.000 niños solos por este mundo, 10.000 niños perdidos de los que no se tienen noticias y se teme lo peor. Y cuando llegan unos cientos de niños a la estación de Estocolmo y acampan exhaustos, surgen enmascarados de la noche y los apalean. O en Helsinki, donde matones patrullan las calles para “proteger a las mujeres”, pegando a cualquiera con mala pinta. O en Dinamarca, donde les confiscan todos sus bienes y el dinero al llegar. Para que se vayan. ¿A dónde? Porque de los más de 160.000 refugiados que acordó acoger la UE tan solo se han aceptado a 500”, de ellos 17 en España. Efectivamente, si alguna vez los estados tuvieron alma, la han extraviado o simplemente la han empeñado por un puñado de euros. Los desalmados no son zombis, me refiero a seres extraños que arrastran los pies en busca de carne humana. Son seres corrientes, que visten de manera corriente, hablan corrientemente, y hasta sonrien enseñando sus cordilleras de dientes. Las manifestaciones xenófobas se multiplican, pero tras las pancartas no van solo neonazis de Pegida (Alemania), del Frente Nacional (Francia), o de la Liga Norte (Italia) ni ultras de Austria, Hungría y Serbia, sino codo con codo con ellos se mueven presuntos demócratas. Leí el otro día una carta al director, firmada por Ignacio Maristany Pinto, que me ha quitado el sueño. “¿Le pasa algo a la sociedad -dice- o solo me lo parece? Subo al AVE dirección Madrid con mi mujer, dos niños de tres y un año, sillita y maletas. Respiro después de todo el estrés que supone llegar a tiempo, te instalas y oyes: ¡Vaya mierda! De todo el tren nos tenía que tocar a nuestro lado. La autora del comentario era una chica joven abrazada a su pareja. ¡No tendrían que dejar viajar a niños!, se atreve otro”. Si les miran bien, verán que son los mismos que ponen alambradas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902