Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La Real abre expediente a Vela por no ir a entrenar

informativo el maya se marchó a un concierto a madrid tras el duelo ante el levante y llamó a primera hora para decir que estaba enfermo

Mikel Recalde - Martes, 8 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Vela el domingo por la noche en el concierto

Galería Noticia

Vela el domingo por la noche en el concierto

donostia- A la Real le crecen los enanos. El club txuri-urdin vivió una traumática resaca protagonizada por Carlos Vela. El mexicano no acudió al entrenamiento concertado para las 11.00 horas de ayer en Zubieta. Al parecer, antes del comienzo del mismo se puso en contacto con algún miembro de la entidad para comunicarle que no iba a acudir al encontrarse indispuesto por una gastroenteritis. El problema es que no tardaron en publicarse fotografías en las redes sociales en las que aparecía en el concierto que dio el rapero Chris Brown en la Sala Shoko de Madrid, acompañado de su amigo y exrealista Griezmann.

Dadas las evidencias gráficas, al mediodía se reunieron Jokin Aperribay, el director deportivo Lorenzo Juarros y el entrenador Eusebio Sacristán para analizar la situación y estudiar los pasos a dar debido a la trascendencia que estaba adquiriendo la crisis. Lo que tuvieron claro en todo momento fue que no les interesaba disfrazar la verdad dadas las pruebas públicas que existían y que probablemente iba a sentar mal a gran parte de su afición mientras todavía digería el enésimo fiasco de la campaña.

El club confirmó lo sucedido y decidió abrir un expediente informativo para conocer de primera mano las explicaciones de Vela, algo que no tendrá lugar hasta esta noche o, probablemente, mañana debido a que tiene un acto de Adidas, su marca patrocinadora, hoy en Barcelona. En el caso de que no convenza su exposición, el expediente desembocaría en disciplinario, que acarrearía una importante sanción económica tipificada por el código interno. Al margen, por supuesto, de la deportiva que le podría imponer, en el caso de que lo considerase oportuno, Eusebio.

Hasta aquí la versión oficial facilitada por el club, que actuó con mucha transparencia, mucha más de la habitual en este tipo de polémicas situaciones. La secuencia extraoficial es que, nada más acabar el duelo ante el Levante, en el que no pudo completar una buena actuación pese a no esconderse en ningún momento, emprendió viaje a Madrid siendo consciente en todo momento de que estaba citado ayer a las 11.00 horas en Zubieta.

En realidad no tuvo problemas de tiempo, ya que Griezmann acabó de jugar con el Atlético a las 22.20 horas en Valencia y no aterrizó en el aeropuerto de Barajas hasta cerca de la una de la madrugada. Ambos acudieron hasta la discoteca Shoko, donde Chris Brown no comenzó su actuación hasta cerca de las 3.30 horas de la madrugada debido a que se presentó tarde a la cita. Precisamente fue el mismo martes 2 de marzo, fecha del encuentro Atlético-Real en el que coincidieron ambos futbolistas, cuando la sala anunció por sorpresa el concierto del rapero, que hizo las delicias de sus fans hasta pasadas las 6.00 horas. Incluso, al término del mismo, a Griezmann le dio tiempo a saludar al artista, con el que se sacó una fotografía que publicó en su cuenta de Instagram bromeando con que los dos tenían el mismo tatuaje con la palabra F.A.M.E., que es el nombre del cuarto álbum de estudio del cantante estadounidense. Eso sí, el de Macon, que por cierto venía de firmar una actuación sobresaliente en Mestalla, tenía libre hasta hoy a las 17.00 horas cuando los de Simeone volverán a ejercitarse en Majadahonda. El maya ni regresó a Donostia, ya que, a lo largo de ayer se desplazó hasta Barcelona, donde atenderá hoy al compromiso publicitario con su marca patrocinadora. Después se supone que emprenderá el viaje de regreso a Donostia, ya que mañana está citado de nuevo a las 11.00 horas para comenzar a preparar la visita al Celta.

Lo normal es que el club solucione la crisis con una importante multa económica. Este tipo de problemas con entrenadores y futbolistas de las primeras plantillas suelen ser complicados de gestionar por las directivas, puesto que cuando sucede un comportamiento irregular de esta clase no resulta conveniente que trascienda demasiado porque se puede depreciar su valor en el mercado. Es lo que sucede con Vela, que el verano pasado confirmó ante los micrófonos de la prensa que había tenido opciones de marcharse y que tiene decidido abandonar Donostia el próximo verano. El inconveniente que se va a encontrar es que todavía tiene firmados otros dos cursos más con la Real, que ya ha pagado unos 15 millones de euros para hacerse con sus servicios, a los que hay que sumar los emolumentos que ha cobrado como el mejor pagado de la plantilla.

Por lo tanto, la directiva realista se va resignando a perderlo, pero no lo va a hacer a cualquier precio. Su intención es recuperar, al menos, la inversión que ha afrontado con el Arsenal, pero esto no ayuda y menos aún si el jugador pretende fichar por un equipo de la Major Soccer League, donde tienen presentes estas indisciplinas y donde no entienden de cláusulas y no se suelen afrontar contrataciones por encima del valor del mercado.

Asimismo, salvo que Vela acepte de buen grado su posible castigo, a veces resulta complicado imponérselo a los jugadores debido a que muchos no firman el reglamento de código interno de los clubes. En ese caso se quedan sin cobertura legal, porque la intervención de un abogado laborista puede cuestionarlo con facilidad y finalmente el protagonista se puede marchar de rositas. En ocasiones lo que se suele hacer es llegar a un acuerdo de sanción entre las dos partes, en función de casos parecidos acaecidos anteriormente en la entidad para evitar agravios comparativos

Uno de los últimos expedientes disciplinarios que se recuerdan y trascendieron en la Real fue el de Coleman, el día que se quedó dormido tras su “big figt with txakoli this night (dura pelea con el txakoli ayer por la noche)”, o el de Juanito y Rossato después de pegarse en Zubieta.

En resumen, en el momento que parecía recuperarse tras ganar el derbi en San Mamés, en la Real se vuelve a cumplir la máxima de que cuando las cosas van mal, siempre pueden ir a peor...


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902