Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Tribuna de prensa

Merecimientos sin control

Por Marco Rodrigo - Lunes, 7 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Oyarzabal, que fue el mejor de la Real en el partido de ayer, trata de controlar un balón ante el defensa del Levante Iván López.

Oyarzabal, que fue el mejor de la Real en el partido de ayer, trata de controlar un balón ante el defensa del Levante Iván López. (Ruben Plaza)

Galería Noticia

Oyarzabal, que fue el mejor de la Real en el partido de ayer, trata de controlar un balón ante el defensa del Levante Iván López.

Sin bordar su fútbol ni escribir una oda al espectáculo, la Real empezó el partido haciendo lo que tenía que hacer. Apretó bien arriba al Levante, consiguió robar en posiciones adelantadas, le dio cierto ritmo a su juego. Y gracias a ello generó situaciones que terminaron permitiéndole adelantarse en el marcador ante un rival que también ponía de su parte, ofreciendo una imagen más bien pobre. La sensación desde fuera apuntaba a tarde plácida y a victoria holgada, algo que, al parecer, también detectaron sobre el terreno de juego. Con el partido bajo control, Carlos Vela pudo perseguir a su lateral en un ataque visitante, pero prefirió no hacerlo y la jugada terminó en el saque de esquina que dio origen al empate. Suele pasar que un solo gol cambia por completo el panorama. Y así sucedió ayer en Anoeta.

De repente, los valencianos empezaron a parecer algo, un equipo. Justito, pero equipo al fin y al cabo. Superaron con mayor frecuencia a la primera línea de presión realista, encontraron a Verdú en posiciones interiores, y consiguieron nivelar una contienda que de inicio se presentó más que desequilibrada. La Real, como desconcertada, mantuvo el chip de lo que parecía en un principio, es decir, el chip del partido sencillote. Algún taconcito por aquí, algún intento de caño por allá. Y el encuentro que se marchó al descanso sin noticias, más allá de la clara ocasión de Vela a pase de Oyarzabal.

En la segunda parte, el cuadro de Eusebio apostó por su calidad. Convirtió el partido en un combate a pecho descubierto durante el que, en teoría, tenía todas las de ganar, pero que también le generó algún que otro incendio peligroso cerca de Rulli. Los dos centrales, notables, sofocaron los fuegos con solvencia, y ese chaval de Eibar que cada vez nos gusta más se las arregló él solito para que los txuri-urdin merecieran la victoria. Sirvió otros dos goles cantados, estos a Bruma, pero la cosa terminó en un empate que tuvo que ser victoria. Eché de menos acariciarla, eso sí, desde un mayor dominio de la situación.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902