Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
(0-4)

Ipurua no fue la excepción

28ª JORNADA | El eibar fue otra víctima más de un barcelona en estado de gracia y, aunque tuvo opciones de empatar tras el primer tanto de los blaugranas, terminó encajando una goleada

Iker Andonegi Javi Colmenero - Lunes, 7 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

David Juncá y Dani García observan cómo conduce el balón Leo Messi en el encuentro disputado ayer en Ipurua.

Galería Noticia

David Juncá y Dani García observan cómo conduce el balón Leo Messi en el encuentro disputado ayer en Ipurua.

El Eibar tampoco pudo sorprender al todopoderoso Barcelona (0-4). Ipurua fue una estación más en el camino de un rival en estado de gracia, que ya encadena 36 encuentros sin perder en todas las competiciones. El conjunto azulgrana sufrió las consecuencias de jugar contra uno de los mejores equipos de la historia y terminó encajando una goleada, no tanto por sus deméritos como por el acierto de cara al gol de una máquina implacable de jugar al fútbol. Los eibartarras no hicieron un mal partido y buscaron hasta el final la portería blaugrana, pero no estuvieron acertados de cara a puerta y tampoco pudieron cortar el torrente ofensivo de un Barcelona superior.

El técnico armero, José Luis Mendilibar, optó por repetir la fórmula empleada en Sevilla y reforzó el centro del campo con tres pivotes natos -Radosevic, Escalante y Dani García- y Adrián González, que puede actuar en esa demarcación o más cerca de los delanteros. La fórmula, sin embargo, no pudo secar el caudal ofensivo del Barcelona, que no dudó en recurrir a los balones largos para evitar la presión armera y para que sus atacantes ganaran la espalda a la zaga local.

El Eibar salió revolucionado en los primeros minutos del encuentro, pero el Barcelona no tardó en asestar su primer golpe. A los siete minutos, Luis Suárez, casi desde la línea de fondo, centró para Munir. El balón se paseó frente a la meta, Capa no pudo alejarlo y el esférico llegó al sustituto de Neymar para que marcara el 0-1.

El poblado centro del campo armero no logró arrebatar el balón al Barcelona, que tenía monopolizado el esférico y llegaba con frecuencia al área de Riesgo. Luis Suárez y Munir, solo ante el debarra, pudieron marcar el segundo tanto culé, pero no tuvieron acierto. El Eibar, por su parte, también creó peligro en sus escasas aproximaciones por medio de Ramis, Juncà y Escalante. Los armeros no podían frenar el ataque del Barcelona y, además, también tenían problemas para salir al contragolpe.

Según avanzaba el choque, el Eibar pudo gozar por fin de unos breves instantes de superioridad. El conjunto armero consiguió apretar a los defensores del Barça en la salida del balón y generó algunas buenas ocasiones para empatar el partido. Gonzalo Escalante mandó a la derecha de la portería de Bravo un peligroso disparo, y poco después Busquets estuvo a punto de marcarse en propia meta.

Cuando mejor estaba el Eibar, acabó llegando el segundo tanto del Barcelona. Messi recibió un balón pasada la línea del medio campo, avanzó hacia Riesgo a toda velocidad y, ya en el área, tras varios amagos ante Pantic y Capa, disparó para lograr el 0-2. Antes del descanso, Rakitic no pudo llegar a un balón que hubiera supuesto seguramente el tercer tanto para los catalanes.

un penalti polémicoEl partido siguió por los mismos derroteros en la segunda mitad. El Eibar se mostró impotente ante un Barcelona cómodo con el marcador a favor, pero que tampoco creó ocasiones demasiado claras de gol.

El Barcelona solo pudo marcar en una polémica acción. Messi centró un balón en el área, Ramis se lanzó al suelo para cortarle y el balón golpeó en un brazo del defensa. El árbitro consideró que la acción era merecedora de un penalti y el argentino transformó la pena máxima para poner el 0-3 en el marcador.

Lo más injusto es que poco después hubo otra acción muy similar en el área del Barcelona, cuando un balón tocó en el brazo de un defensor blaugrana y el árbitro, en esta ocasión, no consideró que debía señalar los once metros. Como dijo José Luis Mendilibar en la rueda de prensa, siempre es más fácil pitar un penalti a unos equipos que a otros.

El Eibar también pudo fabricar un puñado de ocasiones de gol, pero no supo aprovecharlas. Riesgo evitó el cuarto tanto atajando un peligroso cabezazo de Luis Suárez. El uruguayo, sin embargo, no perdonó en la siguiente ocasión de la que dispuso. El nueve blaugrana recibió el balón en el área armera, hizo un caño a Ander Capa y batió de disparo cruzado al meta debarra para poner la rúbrica al triunfo del Barcelona.

El Eibar sufrió así su séptima derrota en ocho partidos, una mala racha que deberá cortar este sábado frente al Rayo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902