Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Desastroso GBC

el equipo de porfi fisac pierde con claridad

en murcia tras una pobrísima actuación (78-64) y la salvación se complica aún más

Néstor Rodríguez - Lunes, 7 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Andrés Rico, defendido por Albert Oliver en un lance del Retabet.es GBC-Gran Canaria de ayer en Illunbe.

Andrés Rico, defendido por Albert Oliver en un lance del Retabet.es GBC-Gran Canaria de ayer en Illunbe.

Galería Noticia

Andrés Rico, defendido por Albert Oliver en un lance del Retabet.es GBC-Gran Canaria de ayer en Illunbe.

donostia- Las opciones de permanencia para el Retabet.es GBC se reducen a cada semana que pasa. Básicamente, porque continúa encajando derrotas una tras otra. Ayer, la 18ª de la temporada en 22 jornadas. Y los rivales directos van sumando. Poco a poco, pero sumando. Hace ocho días ganó el Sevilla, ayer el CAI Zaragoza y el Obradoiro... El margen de error se reduce ya al límite y el equipo de Porfi Fisac deberá ganar muchos partidos -seis, quizás hasta siete, de doce- de aquí a final de curso si quiere obrar una remontada que a día de hoy se antoja muy complicada, casi descabellada. Porque la supuesta reacción se ha estancado por completo (una sola victoria en las últimas siete jornadas) y porque el conjunto guipuzcoano ofreció ayer una pobrísima imagen, que le llevó a perder por un contundente 78-64 ante el UCAM Murcia.

El Retabet.es GBC, en un día para confirmar con una victoria las buenas sensaciones ofrecidas en sus dos últimos compromisos contra Real Madrid y Gran Canaria, dio un grave paso atrás en Murcia. Blando en defensa, incapaz de contener la ofensiva local, y desordenado, casi caótico en ataque, con muchos jugadores tratando de hacer la guerra por su cuenta y exhibiendo todas sus carencias, fue superado del minuto 1 al 40 y, si no llega a ser por una furiosa reacción al inicio del último cuarto, la derrota podía haber sido bastante más abultada. El partido fue un desastre total, que mina cualquier atisbo de optimismo. La realidad es que hay demasiados integrantes de la plantilla que siguen sin dar la talla y que el efecto Fisac ya está más que amortizado. El ímpetu que mostró el equipo entre diciembre y enero está menguando mientras la necesidad y desesperación por ganar aumentan.

El discurso de los protagonistas -jugadores y técnico- durante la semana es que el trabajo es bueno, que el equipo está mejorando y que tarde o temprano eso se notará en la cancha. Pero llegan los partidos y el resultado, casi siempre, es el mismo. Derrota. Que se suele achacar a unos minutos malos, a la calidad del rival o incluso a los árbitros, cuando el único problema viene del verano, cuando el club hizo un deficiente trabajo a la hora de construir una plantilla que se está revelando como una de las dos peores de toda la competición pese al esfuerzo para fichar en diciembre a Agbelese y Landry. Llompart, Urtasun y Doblas, a priori las apuestas seguras, no han exhibido la consistencia necesaria durante todo el curso, cosa que se demostró ayer: el ex del CAI fue superado por los bases rivales y, aunque Urtasun y Doblas no fueron de los peores, ni mucho menos estuvieron a un nivel como para pensar en la victoria. Pero hay más: Vrkic nuevamente tuvo un papel insignificante, Jordi Grimau se ha desinflado por completo en las últimas jornadas y Lawrence y Wear se confirman como los grandes fiascos del verano: el base aporta cada día menos y el ala-pívot ya ni mete puntos, que es lo único que hacía antes. Con decir que Olaizola, que jugó siete minutos, fue de los que menos desentonó... A día de hoy, el único capaz en la plantilla de aumentar el nivel y resultar decisivo para ganar es Landry, por cierto desaparecido ayer durante casi todo el encuentro. Los demás, salvo Urtasun y Llompart, aunque con cuentagotas, no han sido capaces de demostrar tal condición.

El UCAM Murcia se encargó pronto de demostrar la diferencia entre un equipo que aspira al play-off y otro que pelea de forma agónica por la permanencia. El 18-8 en el minuto siete empezaba a poner el partido cuesta arriba y, pese a una leve reacción (22-16) comandada por Rico y Urtasun, los de Fotis Katsikaris no se dejaron amedrentar y situaron el 30-17 al poco de empezar el segundo cuarto. Coincidió el despegue local con la presencia en cancha de Lawrence y Wear, situación cada vez más difícil de justificar. ¿Por qué juega Lawrence 18 minutos estando Urtasun, Grimau e incluso Motos de escoltas? ¿Y Wear otro tanto, teniendo en cuenta que no aporta prácticamente nada? Las rotaciones de Fisac son cada día más difíciles de comprender y el equipo acusa sobremanera cuando no están los titulares sobre la cancha. Si con Llompart, Urtasun, Grimau, Landry y Doblas -por citar el quinteto en principio de mayores garantías- en ocasiones cuesta incluso aferrarse a los partidos, con los demás... El nivel de la plantilla lo marca la clasificación, que no miente. Se pueden buscar mil justificaciones o excusas, pero la realidad es la que es.

hasta 23 de desventajaEl UCAM Murcia llegó a ponerse con catorce de renta (36-22) en el minuto 16 y el Retabet.es GBC ni siquiera aprovechó una doble técnica al local Sadiel Rojas, porque redujo levemente la desventaja (40-31), pero encajó dos canastas más antes del descanso (44-31). Aunque lo peor vino después, con un inicio de tercer cuarto marcado por tres triples seguidos de Scott Wood que destrozaron por completo cualquier esperanza visitante (54-35). La desventaja llegó a ser de 21 puntos (60-39) para un GBC absolutamente desdibujado, muy flojo en todos los aspectos del juego. Tuvo que salir Julen Olaizola para dar un poco de empuje al conjunto guipuzcoano, situación que no deja en muy buen lugar a sus compañeros, todos bastante más cotizados.

El 70-47 al inicio del último acto dio paso al único momento bueno del día para el Retabet.es GBC, con un parcial de 0-13 que situó el 70-60 en el marcador. Estuvo liderado, cómo no, por Landry, que metió ocho de esos trece tantos. Un par de minutos que no ocultan un mal partido del ala-pívot, más preocupado en protestar a los árbitros que en centrarse en el juego, actitud incomprensible en el mejor jugador del equipo. El 0-13, eso sí, fue un espejismo. Solo sirvió para maquillar el marcador. El UCAM Murcia se centró, controló las tibias acometidas visitantes y acabó imponiéndose por 78-64. La derrota supone un nuevo paso atrás para el Retabet.es GBC, que ayer jugó muy mal, volvió a perder y sigue cada vez más hundido en la cola de la clasificación junto con el Estudiantes. Si el próximo domingo no gana al Iberostar Tenerife en Illunbe, habrá que empezar a pensar que el único objetivo es ser penúltimo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902