Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

Gipuzkoa analizará el ruido en 400 kilómetros de 27 carreteras

El Departamento de Infraestructuras Viarias ha sacado a concurso la elaboración de un nuevo mapa de sonido
Los técnicos tardarán 12 meses en analizar todas las vías implicadas

Ruben Plaza - Domingo, 6 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Iraitz Astarloa

donostia- Doce meses y 400 kilómetros de carretera de un total de 27 vías de alta capacidad y secundarias que analizar. El Departamento de Infraestructuras Viarias tiene por delante la tarea de realizar un mapa del ruido de las principales vías del territorio.

El constante ir y venir de vehículos, la velocidad, el estado de la vía o la distancia a la que se encuentran los edificios de viviendas más próximos son solo algunas de las variables que un mapa de ruidos analiza para determinar las molestias que puede generar una carretera.

En Gipuzkoa, el último mapa de ruido se llevó a cabo en el año 2008 y afectó a todas aquellas vías que tienen una intensidad de tráfico superior a los seis millones de vehículos anuales: es decir, las principales vías de alta capacidad. Sin embargo, el Departamento de Infraestructuras Viarias aborda ahora la revisión de este mapa, así como el análisis de otras vías de menor capacidad: las de una intensidad de 2.190.000 vehículos anuales.

La legislación vigente, tanto Europea como estatal, obliga a elaborar este tipo de mapas cada cinco años, aunque estos plazos no siempre se cumplen. “Las directivas establecen tres fases. La primera, correspondiente a las carreteras de más de seis millones de vehículos anuales, se hizo en 2008. La segunda, relativa a las carteras de más de tres millones de vehículos, tendría que haber estado entregada para junio de 2012, pero no se hizo. Y la última recoge que para 2017 debería revisarse lo hecho anteriormente”, precisa la directora foral de Carreteras, Silvia Pérez.

Por ello, Gipuzkoa aborda ahora las fases dos y tres, si bien adaptadas a la normativa vasca, que es “más restrictiva” y fija que deben hacerse análisis a carreteras de más de 6.000 vehículos diarios, es decir, 2.190.000 anuales.

modelo matemáticoLlevar a un mapa un estudio de estas características es un trabajo “difícil”, que responde a un sinfín de variables. “Que nadie se piense que tenemos un batallón de personas tomando medidas, como puede hacerse en los bares. Hacerlo así además de impreciso, sería inviable”, advierte Pérez.

Por ello, Europa da por bueno un modelo matemático francés, que estudia la relación de un elevado número de variables que hay que “conocer, cotejar y cerciorarse de que son correctas”. “Se necesitan un montón de datos como la cartografía, el modelo de carretera, elementos arquitectónicos que pueden afectar a la propagación del sonido, distancia a la que se encuentran los edificios, número de viviendas del edificio, número de personas que vive en cada vivienda... Muchos datos que tienen que conseguirse y comprobarse que son reales, certeros y precisos”, explica la responsable de carreteras.

Precisamente, este trabajo de recopilación de datos es lo que mayor tiempo ocupa a los técnicos, que posteriormente utilizan programas informáticos para hacer la medición correspondiente.

soluciones difícilesUna vez conocido el resultado de estas mediciones, se procede a diseñar un plan de acción, en función de las necesidades de cada lugar.

Aunque la herramienta que más se conoce para luchar contra este tipo de molestias que generan los coches son las pantallas, Pérez explica que estas “no siempre son eficaces”, por lo que “hay que estudiar muy bien” cada una de las casuísticas.

La primera dificultad para instalar este tipo de pantallas es su eficacia. “Mucha gente nos demanda que instalemos pantallas, pero antes que hacerlo hay que estudiar muchas variables. Hay veces que por la altura que tiene la carretera con respecto a las viviendas o por otros motivos, apenas influyen en el ruido”, asevera. Además, muchas de las familias que demandan la instalación de pantallas “las quieren transparentes para no perder las vistas. Sin embargo, igual no son adecuadas para ese caso”, señala.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la instalación de este tipo de soluciones tiene un coste aproximado de 1.600 euros por metro, lo que lo convierte en una solución “muy cara”.

Por ello, a la hora de determinar si se instala una pantalla o no, el Departamento de Infraestructuras Viarias revisa que los datos se ajusten a un indicador mínimo prefijado. “Si está por encima, no hay problema, se instala;si no, hay que buscar otra solución”, indica.

Así, otra de las herramientas que habitualmente se utiliza para atajar el ruido es el control de la velocidad, porque “a mayor velocidad, mayor es el ruido”. Sin embargo, esta solución tampoco es aplicable en todas las carreteras. “Algunas de las vías son de alta capacidad y ahí no podemos estar poniendo límites de 80 kilómetros por hora cada dos por tres”, reconoce la directora foral de Carreteras.

Existen también otras opciones aunque, de momento, se encuentran en fase experimental. Se trata la utilización de unos tipos de asfaltos que absorben gran parte del ruido que se genera en la carretera y cuya eficacia está siendo comprobada. “Nuestros técnicos lo están estudiando. Lo que pasa es que este tipo de asfaltos que pueden ser buenos para esto pueden tener dificultades para otros aspectos”, apunta Pérez.

en corto

Las vías. El mapa del ruido que va a elaborar la Diputación de Gipuzkoa estudiará 400 kilómetros de 27 carreteras. Las vías estudiadas serán las siguientes: AP-1 (29,75km), AP-8 (74,85 km), A-15 (27,19 km), N-I (49,02 km), N-121-A (6,56 km), N-634 (39,97 km), N-638 (2,11 km), GI-11 (2,52 km), GI-20 (15,57 km), GI-40 (3,82 km), GI-41 (1,40 km), GI-627 (29,11 km), GI-631 (19,20 km), GI-632 (25,60 km), GI-636 (17,24 km), GI-638 (3,19 km), GI-2120 (2,20 km), GI-2130 (7,90 km), GI-2132 (14,00 km), GI-2134 (1,30 km), GI-2630 (6,94 km), GI-2631 (4,80 km), GI-2637 (3,83 km), GI-2638 (4,37 km), GI-3410 (5,25 km), GI-3401 (1,14 km) y GI-3610 (1,14 km).

1.600

Euros. Es el coste aproximado que tiene instalar un metro de pantallas antirruido. Esta solución es la más frecuente en las carreteras, aunque no siempre es efectiva. Además, reducir la velocidad en determinados tramos o utilizar unos asfaltos específicos pueden minimizar el ruido.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902