Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Mundua

Rousseff arropa a Lula

La actual presidenta de brasil acudió a casa de su antecesor para escenificar su apoyo sin fisuras en la causa que llevó a la detención del fundador de su partido

Domingo, 6 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Dilma Rousseff y Lula da Silva salieron al balcón para saludar a varios cientos de seguidores que habían pasado la noche frente a la casa del expresidente.

Dilma Rousseff y Lula da Silva salieron al balcón para saludar a varios cientos de seguidores que habían pasado la noche frente a la casa del expresidente.

Galería Noticia

Dilma Rousseff y Lula da Silva salieron al balcón para saludar a varios cientos de seguidores que habían pasado la noche frente a la casa del expresidente.

sao paulo- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, visitó ayer en su residencia a su antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva, un día después de que el exmandatario fuera interrogado por el escándalo de corrupción en Petrobras. La jefa de Estado llegó a primera hora de la tarde al domicilio de Lula, donde fue recibida por unos 300 simpatizantes que se congregaron en las puertas del edificio, situado en el municipio de Sao Bernardo do Campo, en el área metropolitana de Sao Paulo.

Los seguidores del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Rousseff y del que Lula es uno de los fundadores, acompañaron a la presidenta entre gritos de “No habrá golpe”, en referencia a la posible apertura de un juicio político en el Congreso que podría costarle el cargo a la jefa de Estado.

La presidenta llegó en coche, con la ventana bajada y entró en el garaje del edificio sin parar en la calle, tras lo cual salió, junto a Lula y su esposa, Marisa Leticia, para saludar a los correligionarios desde el balcón del apartamento. Desde allí, con el puño izquierdo alzado, Rousseff saludó a los simpatizantes, quienes coreaban “Lula guerrero del pueblo brasileño” ondeando banderas y camisetas rojas.

El exlíder sindical había bajado minutos antes de su apartamento y salido hasta las afueras del edificio para saludar y mezclarse con los militantes, muchos de los cuales permanecieron en el lugar durante toda la noche.

Lula fue objeto ayer de una nueva fase de la operación que busca esclarecer el esquema de corrupción en la petrolera estatal Petrobras y que comenzó temprano en la mañana con la llegada de la Policía Federal a la casa del exmandatario, que fue llevado a una comisaría para declarar durante más de tres horas. El exgobernante dijo después que se había sentido “prisionero” y criticó la “ofensa” que, según dijo, supuso el interrogatorio al que fue sometido.

donaciones ‘sospechosas’La fiscalía aseveró que el conjunto de indicios contra el exmandatario es “bastante significativo” y que el Instituto Lula, presidido por el líder político, recibió cerca de 20 millones de reales (unos 5 millones de dólares) en donaciones de las cinco empresas más implicadas en los desvíos en Petrobras.

La jefe de Estado, Dilma Rousseff, visitó a su mentor político antes de seguir camino a Porto Alegre, donde tiene su residencia particular y pasará el fin de semana sin compromisos oficiales.

El ex presidente brasileño afirmó ayer que su respuesta a la “ofensa” que, según él, supuso el interrogatorio al que fue sometido en una comisaría será hacer política en las calles.

“La única respuesta que puedo dar a la ofensa es ir a la calle y decir: estoy vivo y soy más honesto que vosotros”, afirmó Lula ante centenares de simpatizantes.

Lula dijo que fue “secuestrado” por la Policía Federal en su apartamento, y consideró que la orden judicial que permitió llevarle a comisaría fue una “ofensa personal”, al Partido de los Trabajadores (PT) y “a la democracia”. “Fue una falta de respeto a alguien que dedicó la vida a este país”, afirmó Lula, quien se denominó a sí mismo como el mejor mandatario “de la historia de Brasil” y “el mejor presidente del inicio del siglo XXI en todo el mundo”.

Pero no todo fueron apoyos para Lula da Silva La sede del Instituto Lula, orientado por el expresidente brasileño, amaneció ayer pintarrajeada con mensajes contra el exgobernate, quien el viernes se convirtió en el nuevo blanco de la mayor investigación por corrupción en el país. “Lula ladrón, basta de corrupción;la hora llegó, corrupto”, fue el mensaje escrito en una de las paredes de la fachada del edificio donde funciona la institución y que fue uno de los varios locales registrados el viernes en un operativo policial, entre ellos la propia residencia del exmandatario.

identificar a los autoresLa Asesoría de Prensa del instituto señaló que analizará las imágenes de las cámaras de seguridad para ayudar en la identificación de los responsables de las pintadas.

El juez federal brasileño Sergio Moro, encargado del caso por el escándalo de corrupción en Petrobras, afirmó ayer que el interrogatorio policial al que fue sometido ayer el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva no anticipa su “culpa”.

“Medidas de investigación buscan sólo el esclarecimiento de la verdad y no significan la anticipación de culpa del expresidente”, señaló Moro en un comunicado sobre la declaración obligatoria ante las autoridades de Lula y el registro de su casa, oficinas y otras propiedades de sus familiares y allegados.

Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, se convirtió anteayer en el nuevo blanco de la mayor investigación por corrupción en la historia del país, tras ser trasladado por la policía desde su casa para prestar declaración en una comisaría por su supuesta implicación en el escándalo de desvíos en la petrolera estatal.

La acción policial volvió a caldear los ánimos entre simpatizantes y opositores del exmandatario, que se movilizaron en varias ciudades para protestar a favor y en contra, incluso llegándose a agredir físicamente, como ocurrió en la sede de la Policía Federal en Sao Paulo y frente a la casa de Lula.

“Se lamenta que las diligencias hayan conducido a puntuales enfrentamientos en manifestaciones políticas inflamadas, con agresiones a inocentes y eso era exactamente lo que se pretendía evitar”, como justificaron los fiscales del caso, agregó Moro.

En ese sentido, el juez repudió los “actos de violencia de cualquier naturaleza, origen y dirección, así como la incitación a la práctica de violencia, ofensas o amenazas a quien quiera que sea, a investigados, a partidos políticos, a instituciones constituidas o a cualquier persona”.

“Todos los cuidados fueron tenidos en cuenta para preservar, durante la diligencia (policial), la imagen del expresidente”, apuntó Moro, quien agregó que la “democracia en una sociedad libre reclama tolerancia en relación a las opiniones divergentes y respeto a la ley y a las instituciones”. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902