Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
rápida actuación en Eibar

El parque foral de bomberos atiende 42 incendios en viviendas en 63 días

En el mismo periodo de 2015 fueron 50 y 255 en todo el año
La rápida actuación en Eibar evitó que el fuego se propagase a otros inmuebles
La primera dotación llegó en siete minutos

Mikel Mujika Javi Colmenero - Sábado, 5 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Los bomberos del servicio foral, en el incendio del jueves en la calle Arragüeta de Eibar.

Los bomberos del servicio foral, en el incendio del jueves en la calle Arragüeta de Eibar.

Galería Noticia

Los bomberos del servicio foral, en el incendio del jueves en la calle Arragüeta de Eibar.

donostia- Con el incendio del jueves en pleno centro de Eibar, los Bomberos de la Diputación de Gipuzkoa han atendido ya en lo que va de año 42 incendios en viviendas en solo 63 días. El mes de enero fue especialmente complicado, con 12 fuegos provocados por chimeneas, diez de ellos en caseríos. Los más importantes en Leintz Gatzaga, Asteasu e Irun. Son cifras llamativas, pero no anormales, ya que en el mismo periodo de 2015 los fuegos en domicilios fueron ocho más: 50 en total y 255 en todo el año sin contar los casos atendidos en Donostialdea por el cuerpo municipal de la capital. Pocos, sin embargo, alcanzan las dimensiones del de Eibar, un incendio importante cuyas causas aún se están investigando y que generó momentos de tensión. Por suerte, el fuego no se propagó debido a la rápida intervención.

La mayoría de los incendios en viviendas se concentran en invierno. Los fuegos en domicilios en esta época se producen casi a diario;de hecho, el mismo jueves al mediodía, mientras se trataba de controlar el incendio de Eibar, los bomberos tuvieron que acudir a otro incidente en un caserío del barrio de Olabarrieta, en Oñati, al mediodía.

La mayoría de casos se producen por deficiente limpieza de chimeneas, braseros encendidos durante la noche y también por sobreutilización de redes eléctricas. Un estudio de Fundación Mapfre a raíz de siniestros reales apunta a que en el 20% de los casos el origen es eléctrico: enchufes con demasiados dispositivos, cables pelados o instalaciones demasiado antiguas.

Estas actuaciones ponen a prueba al servicio de bomberos guipuzcoano, que cuenta con ocho parques forales además del Ayuntamiento de Donostia. Un dato a tener en cuenta, mientras Gipuzkoa duerme más de 50 bomberos del servicio foral y del servicio municipal de Donostia velan por nuestra seguridad.

en siete minutosLa distribución geográfica de los parques de Gipuzkoa (Irun, Azpeitia, Tolosa, Ordizia, Oñati, Eibar, Zarautz, Legazpi y Donostia) permite, según Orbegozo, una rápida respuesta sea donde sea el incendio. En el caso de Eibar, donde se quemó un edificio centenario en la céntrica calle Arragüeta, el primer camión de bomberos llegó al lugar en siete minutos.

Los parques de Arrate y Oñati recibieron el aviso a las 7.04 y a las 7.06, tras dos minutos de preparativos en ambos parques salían ya dos dotaciones -el protocolo de la Diputación dice que se deben movilizar dos parques- hacia el centro de la villa armera. Fueron cinco minutos de trayecto para la dotación más cercana. Y posteriormente acudió a un tercera dotación, la de Azpeitia debido a las dimensiones del incendio.

Fue una “intervención rápida”, admite Orbegozo, para quien un tiempo razonable de actuación es de 15 minutos. Lo siete minutos de Eibar, por tanto, son una buena respuesta. Son momentos de tensión en los que los bomberos bajan a control y miran en una pantalla la localización del incendio y tratan de entender qué sucede y a dónde van.

La puerta se abre automáticamente con la alarma y el camión se pone en marcha. Son minutos de obtención de información a través de las tablet instaladas en los camiones. Mediante esos dispositivos reciben toda la información necesaria. “Es como si tuvieran un navegador y les dice dónde tienen los hidrantes y si hay personas heridas o atrapadas”, dice el jefe de Bomberos. Esa información resulta clave para tener información y tomar decisiones nada más llegar.

Esa celeridad resultó clave para que el incendio de Eibar no fuese a más y evitar la tragedia, ya que el edificio calcinado se encuentra rodeado de varios inmuebles centenarios, todos ellos de estructura de madera y en los que viven cientos de personas. Los primeros esfuerzos se centraron en tratar que el incendio no se propagase al edificio contiguo, es decir, al portal número 19 de la calle Arragüeta, que finalmente solo sufrió algunos daños en el tejado y pudo ser habilitado para sus vecinos a las doce horas. “Primero contener y luego extinguir”, afirma Orbegozo.

Nada se pudo hacer por salvar el edificio en que se originó el fuego, el número 21, donde solo residía el vecino herido, que sufrió quemaduras de segundo grado en brazos y piernas y permanece ingresado en Cruces. Aún se desconocen las causas del incendio. Aunque los inspectores de la Ertzaintza acudieron al lugar -hace tres años la misma vivienda cogió fuego al prender una plantación de marihuana-, no pudieron acceder al inmueble debido a su mal estado, porque la planta se vino abajo. El edificio está totalmente calcinado. Enseguida vimos que no se podía salvar gran cosa;todo el ático quedó calcinado, parte de la cubierta se vino abajo y cogió la tercera planta, que es la que quedaba debajo”, explicó Orbegozo.

toda la noche vigilandoDurante la madrugada del jueves al viernes se quedó un retén de guardia hasta las ocho de la mañana. “Fue una noche en vela para evitar que se reactivara algún foco, porque no podíamos remover y apartar el combustible debido al mal estado del edificio. La instrucción era subir, echar un vistazo y si se detectaba un foco apagar los rescoldos. Teníamos el tendido de manguera echado para actuar si hacía falta”, precisa.

Por suerte, indica el Jefe de Bomberos, y pese a la cercanía de otros edificios, “tampoco era un mal sitio”. “Se accedió más o menos fácil. La calle en sí no es cómoda, pero lo más difícil son los edificios de muchas alturas. Hubiera sido más complejo un incendio en una de las torres de Eibar”, dice el responsable del servicio foral. “Llegamos a controlar bien un incendio hasta el octavo piso y a partir de la planta doce es difícil”, concluye Orbegozo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902