Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
investidura de pedro sánchez

Sánchez lanza un guiño mínimo al PNV con los traspasos de Zapatero

Ofrece las materias “pendientes desde 2011” y los jeltzales piden todo el Estatuto

Míriam Vázquez - Jueves, 3 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

El jeltzale Aitor Esteban, cruzándose con Pedro Sánchez, ayer.

El jeltzale Aitor Esteban, cruzándose con Pedro Sánchez, ayer. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El jeltzale Aitor Esteban, cruzándose con Pedro Sánchez, ayer.

Donostia- El PNV acudió ayer a la sesión de investidura con la intención de votar en contra del candidato socialista, y nada en su discurso hizo que cambiara de opinión. Pedro Sánchez había desairado a los jeltzales en la sesión del martes, cuando no citó ni una sola vez a Euskadi, y Aitor Esteban intentó ayer por todos los medios con una batería de preguntas que se posicionara sobre el traspaso de las competencias pendientes que recoge el Estatuto de Gernika, un sistema vasco de pensiones, el repliegue de las fuerzas de seguridad estatales en el nuevo tiempo de paz, las inversiones en el tren de alta velocidad o, incluso, la anexión de Trebiñu a la comunidad autónoma. El compromiso más concreto que salió por boca de Sánchez llegó en el último segundo, en el turno de réplica y casi al mismo tiempo que bajaba su micrófono. Ofreció las “transferencias pendientes desde 2011”. Esas competencias son las que pactó el PNV con el expresidente Zapatero, algunas de las cuales estaban plasmadas por escrito y preparadas para salir publicadas en el boletín oficial estatal, si bien la llegada del PP al gobierno congeló todas las gestiones. Ferrocarriles, autopistas y Fogasa (el fondo que paga los salarios en empresas en quiebra) son las que quedaron más avanzadas.

¿Por qué no ha bastado ese compromiso para que el PNV se abstenga o vote a favor? El cumplimiento de los acuerdos de 2011 era la condición mínima y más urgente que planteaban los jeltzales, pero enfocaban las negociaciones con un planteamiento mucho más ambicioso y aspirando al cumplimiento íntegro del Estatuto, lo que incluye los traspasos de pensiones y prisiones. Además, los socialistas no han llegado a poner por escrito la oferta de mínimos en sus conversaciones con el PNV, que a estas alturas no se hace demasiadas ilusiones. Los jeltzales permanecen a la expectativa de que el candidato plasme en un documento la propuesta y pueda ir mas allá recogiendo el cumplimiento íntegro del Estatuto. “Tiene que haber un cambio muy radical para que cambiemos de voto”, aseguran fuentes jeltzales a este diario. Mañana tendrá lugar la segunda votación, donde todo apunta a que el socialista volverá a carecer de apoyos. Se abre un periodo de dos meses para seguir negociando antes de convocar elecciones.

Sánchez aspiraba a gobernar con los votos a favor de Ciudadanos, PNV, Compromís, IU y Coalición Canaria. A todo ello se sumaría la abstención de Podemos. Lo rocambolesco de la situación radica en que, a pesar de necesitar los seis escaños jeltzales, el socialismo se está presentando a las conversaciones con el freno de mano echado. El PNV cree que su pacto con Ciudadanos lo está atando de manos, ya que Albert Rivera defiende postulados muy centralistas y rechaza las concesiones a los nacionalismos. “Ha optado por un partido con una ideología de negación del nacionalismo catalán y vasco”, lamentó el portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban. Es más, dejó caer que “en el otro eje”, en alusión a Podemos y la izquierda, Sánchez tendría mayor margen para acordar y articular mayorías. “Igual hay que pensar que la gran coalición no está tan lejos”, lanzó, en alusión a un pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos.

Sánchez le pidió que no desprecie el acuerdo con Ciudadanos, argumentando que contempla medidas sociales que también son agenda vasca y benefician a los ciudadanos de la comunidad autónoma, como los cambios en la reforma laboral, la eliminación de los copagos farmacéuticos o la revisión de la reforma local de Rajoy “sin poner en cuestión” el blindaje de la foralidad vasca que logró introducir el PNV. Pasó de puntillas por el nuevo estatus de autogobierno que está negociándose en el Parlamento Vasco (“un buen trabajo”, llegó a decir), donde las formaciones de Euskadi deberán ser las que decidan.

medidasSobre el cumplimiento del Estatuto, ofreció una respuesta muy genérica, de mínimos, recordando que en sus conversaciones con el lehendakari se ha comprometido a resolver los conflictos sobre el cálculo del Cupo que paga Euskadi a España y sobre las transferencias pendientes. No enumeró ninguna competencia ni aclaró si entre ellas está el sistema de pensiones, y tampoco precisó si pretende que Euskadi pague más o pague menos por el Cupo, una cuestión que ha suscitado recientemente un intenso debate público en el socialismo, por no mencionar la apuesta de Ciudadanos por subirlo un 25% o 30%. Cuando Esteban le preguntó si defiende un autogobierno diferente para Euskadi y Catalunya, se ciñó al texto pactado con C’s proponiendo una reforma constitucional que clarifique competencias, y añadió de su propia cosecha que el PSOE “siempre ha defendido a los territorios con clara vocación de autogobierno”.

Esteban, que arrancó en euskera para recordar a los cinco trabajadores muertos en los sucesos del 3 de marzo de 1976, pidió concreciones y que no pretenda recibir un apoyo gratuito con el argumento de que cualquiera lo hará mejor que Rajoy. Le preguntó si cree que Euskadi es una nación, pidió acabar con los recursos en tribunales contra leyes vascas y que Euskadi tenga capacidad normativa en el IVA, avisó de que la paz no es una cuestión amortizada y propuso una Ley de Claridad al estilo canadiense para consultar a los catalanes.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902