Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Editorial

Diez semanas y media

El baile de descalificaciones de la investidura, despojado de contenido real, es un capítulo más de los frívolos debates televisados de campaña en que los principales candidatos ya desnudaron sus evidentes insuficiencias programáticas

Jueves, 3 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Finalizadas las dos primeras jornadas de la sesión de investidura, solo cabe definir la misma como la continuación en escenario institucional, el Congreso de los Diputados, del baile dialéctico que los principales partidos de ámbito estatal han venido manteniendo desde antes incluso de que el 4 de diciembre del pasado año -hace ya tres meses- diera inicio la campaña electoral. Lo que confirma que el tiempo transcurrido desde las elecciones -nada menos que 73 días- no ha variado en absoluto las posiciones ni servido para limitar las diferencias en el caso de que durante esas diez semanas y media alguien haya pretendido algo más que hacer evidentes las mismas. El cruce de ataques y descalificaciones, personales o partidarias, que marcó la mañana de ayer, se antoja así un capítulo más de la frivolidad televisada de los debates en que los principales candidatos desnudaron sus evidentes insuficiencias en cuanto a contenidos programáticos. Lo que si ya supone un déficit grave en campaña electoral, cuando los partidos deben adelantar a los ciudadanos sus intenciones para el supuesto caso de alcanzar el poder, es ya una carencia imperdonable en quien debate en el Congreso una candidatura a ser investido como presidente del Gobierno. Porque más allá de la publicación del acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, con diferencias evidentes de lectura entre ambas formaciones además, poco o nada se ha dicho, tampoco en las dos jornadas de la sesión de investidura, de las medidas con las que el candidato a presidir el Gobierno del Estado, Pedro Sánchez, pretende hacer frente a los principales problemas sociales, políticos y económicos que ocupan y preocupan a los ciudadanos. Se ha hecho todavía más evidente en el caso de Euskadi, a cuyas inquietudes Sánchez no ha dedicado un solo minuto ni siquiera una sola intención de compromiso, limitándose a la generalidad en la réplica. Y esa desnudez programática, incluso ideológica, a la que obliga el pacto con alguien en principio tan distante como Ciudadanos, y a la que el propio Sánchez se ha avenido tan gustoso como encandilado por un protagonismo que en todo caso solo le permite albergar esperanzas de mantener el liderazgo de su partido, despoja también del último atisbo de credibilidad al discurso del cambio socialista.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902