Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La familia de Cameron le reprocha los recortes

La madre y una tía del primer ministro firman una petición contra la austeridad

Miércoles, 2 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Mary Cameron, junto a su hijo David, en un partido de tenis del escocés Andy Murray.

Galería Noticia

Mary Cameron, junto a su hijo David, en un partido de tenis del escocés Andy Murray.

No corren buenos tiempos para el primer ministro británico, David Cameron. Mientras varios de sus ministros y figuras conservadoras le dejan claro que no apoyan el resultado de su negociación con Bruselas y que harán campaña en contra de seguir en la Unión Europea de cara al referéndum del 23 de junio, tanto su madre como su tía le reprochan los recortes que está poniendo en práctica. La madre del premier, Mary Cameron, a sus 81 años, ha firmado una petición en contra de los recortes a los servicios infantiles en la diputación del primer ministro, Oxfordshire, al sureste de Inglaterra. Magistrada retirada, la señora Cameron se une en una petición a otras 8.800 personas, en la que luchan por mantener abiertos unos centros infantiles situados en los barrios de la ciudad en los que se organizan actividades lúdicas, que consideran esenciales para las familias más vulnerables que no pueden permitirse otros privados por ser demasiado caros, lo que supondría el riesgo de que toda una generación de niños se queden aislados.“Mi nombre está en la petición, pero no quiero hacer más comentarios sobre este asunto”, reconoció la progenitora del dirigente conservador al tabloide Daily Mirror, evitando la luz de los focos y hablar mal de su hijo frente a las cámaras.

La que no está sorprendida de que la madre de Cameron haya dicho basta es precisamente una de las organizadoras de la campaña, JillHuish, quien enfatiza que los británicos ya han “tenido suficiente” de la que considera “una austeridad profunda”.

La batalla de los activistas liderados por Huish comenzó hace unas semanas para tratar de detener el cierre de un total de 44 centros para niños de Oxfordshire, con los que el gobierno conservador espera ahorrar unos 8 millones de libras (unos 10,12 millones de euros).

Huish, una cocinera de 33 años, tiene un hijo de cuatro años de edad y una hija de uno que son usuarios de estos centros, y cree que los recortes “salvajes” para la región de Oxfordshire serán devastadores para las personas más vulnerables de la comunidad. “Es una economía falsa cerrar los centros Infantiles”, explican en la petición, ya que consideran que el acceso universal a los servicios de los centros proporciona numerosos beneficios económicos y a largo plazo, tanto “para la salud como para el bienestar de los niños, los padres y la comunidad en general”.

Por esa razón, no dudan en pedir al gobierno que reconsidere urgentemente sus planes, alegando que los centros infantiles son “bien vistos, están bien establecidos y su personal está formado por profesionales de gran experiencia”.

Los firmantes de la petición no terminan de creerse lo ocurrido. Uno de ellos, Russell, comenta cómo recortar los fondos a un grupo tan vulnerable “es de una crueldad que va más allá de mis creencias y nunca debería suceder en una sociedad civilizada”.

la tía díscola del primer ministroOtro familiar de Cameron que se unió a la protesta fue su tía, Clare Currie, de 78 años. En su caso, cree que las políticas de recortes de su sobrino “son un gran error”, por lo que le pide a la desesperada que “por favor, introduzcan el dinero suficiente para mantener estos centros tan importantes abiertos”.

Currie sueña con que sus lazos familiares marquen la diferencia y consigan frenar la austeridad de los tories, pero a su vez, afirma que tiene dudas de conseguirlo, por lo que le volvió a pedir a Cameron que le dé al Ayuntamiento de Oxfordshire el dinero suficiente para mantener los centros abiertos. “Los centros son absolutamente esenciales”, dijo la tía de Cameron, quien cita como todos los estudios hechos hasta la fecha muestran que “la vida de los niños es mejor usándolos”. Lo dramático de la situación no es el cierre de los citados 44 centros en una sola ciudad inglesa, sino que se trata de una práctica común en más zonas del Reino Unido.

Según un informe elaborado por el sindicato del sector público Unison, más de un centenar de centros está en riesgo de cierre o bajo planes de clausura confirmados. Lo que se suma a los 99 cerrados en 2015, 83 en 2014 y otros 32 en 2013.

Con el justificante de tener que bajar el déficit, lo cierto es que el estado del bienestar se tambalea en el Reino Unido bajo el mandato conservador del último año y el gobierno anterior en coalición. Sin ir más lejos, del último presupuesto del Gobierno conservador presentado en julio, se desprende que se sigue imponiendo la austeridad y más recortes. En concreto, con una reducción de la friolera de unos 12.000 millones de libras (17.000 millones de euros) en prestaciones sociales. Sin embargo, los recortes no se quedan ahí y el plan de supresiones se fijará en alcanzar los 37.000 millones de libras (51.300 millones de euros) de aquí al 2020. Una decisión muy impopular, que provocó una masiva protesta con la asistencia de unas 250.000 personas en las calles más céntricas de Londres en julio de 2015, pero que no evitó que el canciller, George Osborne, recapacitase y diese marcha atrás.

Los planes de Osborne el pasado noviembre también pasaban por ahorrar 4.400 millones de libras (unos 6.200 millones de euros) en Seguridad Social, recortando los subsidios a trabajadores con ingresos anuales más bajos de unos 18.000 euros. Sin embargo, eso resultaría en que unas 3,3 millones de familias pobres dejaran de ingresar una media de unos 1.800 euros al año y la Cámara alta del parlamento de Westminster decidió frenar los planes conservadores.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902