Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Huelga indefinida

“Vosotros solo dais pérdidas a la empresa”

El mantenimiento de las carreteras sin peaje de Gipuzkoa inicia hoy una huelga indefinida. Sus trabajadores, que son subrogados cada cuatro años por las compañías que elige la Diputación, se consideran el “hermano pobre” del sector.

Un reportaje de Mikel Mujika. Fotografía Ruben Plaza - Martes, 1 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Jone Irureta y Eva Salazar, trabajadoras de UTE Miramon en el mantenimiento de carreteras, preparan las pancartas para anunciar la huelga indefinida que inician hoy.

Jone Irureta y Eva Salazar, trabajadoras de UTE Miramon en el mantenimiento de carreteras, preparan las pancartas para anunciar la huelga indefinida que inician hoy.

Galería Noticia

Jone Irureta y Eva Salazar, trabajadoras de UTE Miramon en el mantenimiento de carreteras, preparan las pancartas para anunciar la huelga indefinida que inician hoy.Jone Irureta y Eva Salazar, trabajadoras de la UTE Miramon en el mantenimiento de carreteras, preparan las pancartas para anunciar la huelga indefinida que inician hoy

Jone es auxiliar administrativo, la categoría más baja, pero sobre ella pesa la responsabilidad de decidir, “en un momento dado, si hay que bajar la barrera de un túnel y cerrarlo al tráfico”. Al igual que su compañera Eva -electricista-, lleva quince años trabajando en el servicio foral de mantenimiento de carreteras. Cada cuatro años, cuando la Diputación de Gipuzkoa saca a concurso público este servicio, ambas son subrogadas por la compañía que logra la adjudicación. Ya han pasado por “tres o cuatro”. A partir de hoy, ellas y otros 93 compañeros de trabajo inician una huelga indefinida en el mantenimiento de las carreteras sin peaje.

Dicen sufrir en sus propias carnes la constante reducción presupuestaria de este servicio por parte de la Diputación de Gipuzkoa y aseguran que no tienen “más remedio” que ir a la huelga. Aseguran que las empresas les transmiten que son una carga para ellas y se sienten “ninguneadas”. “Vosotros no dais dinero, solo dais pérdidas”, reconoce haber escuchado Eva Salazar, delegada sindical de ELA en la UTE Miramon.

Las empresas que ofertan para hacerse con este servicio, constructoras en su mayoría, se hacen cargo de estos trabajadores. “Asumen ese coste a cambio de otros trabajos que en el día a día surgen en el mantenimiento de carreteras y les dan beneficio”, explica el responsable de la Construcción de ELA, Igor San José. “Somos serios y vamos a cumplir con todos los servicios mínimos, pero pedimos la misma seriedad a las empresas y la Diputación para solucionar el tema”, recalca.

Los operarios de este servicio de mantenimiento se consideran el “hermano pobre” del sector. Un ejemplo: sus compañeros que trabajan para la sociedad pública Bidelan desempeñando estas funciones en la AP-1 y la AP-8 ganan unos 450 euros más al mes “por hacer lo mismo”.

Son las dos caras de una misma moneda. “La gente se cree que somos funcionarios y nos dicen que vaya suerte tenemos, pero no saben en qué condiciones estamos”, asegura Eva.

en huelga y trabajandoHoy empieza la huelga y Jone Irureta tendrá que alternar las movilizaciones con el trabajo, ya que su puesto está incluido en los servicios mínimos. Trabaja en el puesto de control que la Diputación tiene en Miramon. Desde allí, dos personas en cada turno controlan a través de un centenar de cámaras los túneles de la red viaria de Gipuzkoa.

Durante esta huelga, Jone y sus compañeros tendrán que seguir trabajando en tres turnos para cubrir las 24 horas del día y los 365 días del año. Son los ojos que vigilan las carreteras de Gipuzkoa y quienes centralizan la información de accidentes y ponen en marcha a los retenes y equipos de trabajo. Si hay un carril cortado, son ellos quienes ponen los mensajes en los paneles informativos. No pueden faltar y lo admiten.

Entre esos retenes que operan a pie de carretera mientras los coches circulan a escasos metros está Eva Salazar, electricista de profesión. Para ella la huelga será distinta. Pasará a trabajar en modo de retén. Es decir, ella y sus compañeros dejarán de atender las labores de mantenimiento de alumbrado, señalización de paneles eléctricos y otras labores de las carreteras de Gipuzkoa que están planificadas. Desde hoy, y de forma indefinida, solo atenderán los casos urgentes, es decir, los accidentes de tráfico u otras urgencias, como la última en que un camión chocó contra una farola en Andoain.

El trabajo de Jone y Eva, su disponibilidad, el riesgo y las guardias se asemejan poco a las circunstancias recogidas por el convenio que les regula, el de la construcción. Un marco laboral que no recoge la casuística y singularidad de su labor y es por ello que piden un convenio propio. Más allá de tener congelado el salario durante seis años, quieren un marco legal que les ampare.

El caso de Jone es significativo. El convenio de la construcción en que se engloba apenas le permitiría hacer “fotocopias como auxiliar administrativo”, y sin embargo es la encargada de decidir si se corta el tráfico de un túnel por alguna incidencia grave o peligrosa.

más ‘curro’ y menos dineroCritican que mientras el volumen de trabajo aumenta “porque cada vez hay más carreteras” -desde hace dos años UTE Miramon también se encarga del mantenimiento de bidegorris-, los presupuestos para el servicio se reducen. “La Diputación paga menos dinero por el servicio. Cada cuatro años lo da a la baja a una nueva empresa, y ya no es que llevemos seis años con el salario congelado, es que cada vez que cambia la empresa tenemos que estar esperando para ver si nos mantienen las condiciones laborales, porque la ley no les obliga”, explica Salazar, quien pide al Gobierno foral que vigile “cómo se dan las concesiones”. “Este es un trabajo muy arriesgado y en el día a día tiene muchas cosas que no están para nada bien pagadas”, concluye.

Los datos

huelga en la carretera

¿A quién afecta? La huelga la llevan a cabo los trabajadores de tres de las cuatro grandes UTE (Unión Temporal de Empresas) que en Gipuzkoa se encargan del mantenimiento de las carreteras sin peaje. Se trata de UTE Goierrialdea (principalmente la N-I desde Andoain hasta Etzegarate, y la Autovía de Leitzaran, la A-15);también UTE Deba-Urola (en especial la N-634 y la GI-632);así como UTE Miramon, que engloba el puesto de control de toda la red viaria guipuzcoana (a excepción de las autopistas AP-1 y AP-8), así como el mantenimiento eléctrico de paneles, túneles y alumbrado.

diferencia salarial

450

Es la diferencia en euros entre un trabajador de Bidelan que realiza las mismas labores en la AP-1 o AP-8 y estos operarios subrogados.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902