Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Tres bisiestos

“Mi hijo cumple 11 años y yo también”

Por fin ha llegado 2016, año bisiesto en el que Amaia, Doroteo y Rosa Elena podrán recuperar sus tres cumpleaños anteriores que no han podido celebrar en la fecha indicada. Con amigos, con familia o con otros bisiestos, no van a desaprovechar este que es su día

Un reportaje de Alicia Zulueta. Fotografía Gorka Estrada - Lunes, 29 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Rosa Elena Francés celebrará hoy su mayoría de edad, Doroteo Terán cumple un año más y Amaia Albizu soplará 11 velas, aunque en realidad tienen 72, 76 y 44 años, respectivamente.

Rosa Elena Francés celebrará hoy su mayoría de edad, Doroteo Terán cumple un año más y Amaia Albizu soplará 11 velas, aunque en realidad tienen 72, 76 y 44 años, respectivamente.

Galería Noticia

Rosa Elena Francés celebrará hoy su mayoría de edad, Doroteo Terán cumple un año más y Amaia Albizu soplará 11 velas, aunque en realidad tienen 72, 76 y 44 años, respectivamente.Rosa Elena Francés celebrará hoy su mayoría de edad, Doroteo Terán cumple un año más y Amaia Albizu soplará 11 velas, aunque en realidad tienen 72, 76 y 44 años, respectivamente.

“Cuando me jubilé, no encontraban mi fecha de nacimiento en la Seguridad Social” “Cuando era pequeña, el debate en mi familia y amigos siempre ha sido qué día celebrarlo” “Me felicitan el 28 de febrero y el 1 de marzo, a veces hasta me llama la misma persona las dos veces”

los años bisiestos siempre han estado ensombrecidos por mitos y leyendas y el día 29 de febrero, marcado por inundaciones, muertes, hundimiento de barcos y desgracias. Sin embargo, los nacidos en ese día están muy orgullosos de ello y tratan de arrojar luz sobre este 2016, pues llevan cuatro años esperando a que llegue su cumpleaños, como las olimpiadas. El día de hoy es un una solución impuesta por Julio César en el año 44 a.C., tras hacer el cálculo de lo que tarda la Tierra en dar la vuelta al Sol. Son 365 días y seis horas, así que esas horas sueltas en cuatro años generan un día de más. De esta forma añadió una jornada al mes más corto del año y lo llamó bisiesto (bis sextum) porque el año tiene 366 días.

“Dicen que el año que es bisiesto es malísimo, van a pasar cosas malas. Pero no. Es estupendo porque yo puedo celebrar mi cumpleaños”, exclama Amaia Albizu, abogada y administradora de fincas de Errenteria que ha esperado con ansia a que llegue el día de hoy. Amaia tiene 44 años, pero celebra 11, como su hijo mayor.

Esta madre hizo una simulación de la efemérides de hoy para este periódico, en la que compartió una tarta de la pastelería tolosarra Gorrotxategi con otros dos bisiestos más: Doroteo Terán, que sopló las velas de 19 años, aunque ha vivido ya 76, y Rosa Elena Francés, quien tras 72 años, por fin puede celebrar su mayoría de edad.

¿Y tú, cuándo lo celebras?


A lo largo de sus vidas, siempre han arrastrado bromas y preguntas que han oído una y mil veces. “¡Qué joven eres! ¿Y cuándo lo celebras?” son algunas de las más repetidas. O situaciones como ver una cara de sorpresa cuando toca enseñar el DNI. “Cuando era pequeña, el debate en mi familia y amigos siempre ha sido qué día celebrarlo”, confiesa Amaia. Y es que festejarlo el 28 de febrero o el 1 de marzo “no es lo mismo que tener mi propio día”. Sin embargo, Amaia ve la parte positiva: “Es la excusa perfecta para quien se le olvida el 28, porque el 1 tampoco está fuera de lugar”, explica. Lo más especial de esta vez es que coinciden los años que cumple ella con los de su hijo. “Se ríe mucho conmigo porque va a hacer 11 años, y yo también voy a hacer 11 años en el calendario. En el colegio dice que va a cumplir los mismos años que su madre”, bromea Amaia.

Doroteo, afincado en el barrio donostiarra de Altza desde hace más de 50 años, no tiene grandes recuerdos de lo que le suponía ser bisiesto cuando era niño, porque en su pueblo de León, Galleguillos de Campos, no se le daba mayor importancia a los cumpleaños y pasaba desapercibido. De hecho, a sus 76 años -o 19- todavía no sabe si es una suerte o una desgracia haber llegado al mundo un 29 de febrero. Aun así, cuando puede siempre lo festeja alrededor de una mesa repleta de manjares.

Para Doroteo cambiaron las cosas cuando surgió el Club Mundial de los Bisiestos, impulsado por José Manuel Ubarrechena en 1996. Desde entonces, no falta a ninguna de las comidas que celebran cada año bisiesto. Ahora está jubilado, pero antes aprovechaba para escaparse de su trabajo, en Laminaciones de Lesaka, y subir hasta el Hotel Monte Igeldo. Todavía le saca una risita aquella vez que acudió a la Seguridad Social, al jubilarse, para hacer “algún papel”. La chica de la ventanilla le dijo que no aparecía en el registro. “Tú no has nacido en la Seguridad Social”, le espetó. La mujer de Doroteo pronto se dio cuenta de la situación y le contestó: “Cómo va a aparecer si es bisiesto”. Y la chica se percató, detalla Doroteo.

La irundarra Rosa Elena Francés sopla hoy el número 18 sobre la tarta, una mayoría de edad más que merecida a sus 72 años. “Harta” de que le pregunten cuántos años tiene, admite que a veces hace “como que no se acuerda”. Nació en un lluvioso 29 de febrero de 1944, en Irun. Su madre estaba a punto de dar a luz, así que su padre salió en busca de la comadrona, que se encontraba en el centro de salud, a unos 3,5 kilómetros de su hogar. Salió a toda prisa, y cuando ya había recorrido más de la mitad del camino, dio media vuelta y volvió a casa porque se había olvidado de la txapela. Una llegada al mundo pisando fuerte.

Siempre que le ha faltado el día de su cumpleaños, Rosa Elena se ha adueñado del 28 y del 1 de marzo y los ha convertido en sus días. “Recibo felicitaciones los dos días porque la gente no sabe si cumplo hoy o mañana, y la misma persona incluso me ha llamado los dos”, apunta. Aunque cuando el año es bisiesto, siempre se torna especial. Cuando trabajaba en una agencia de aduanas, cada 29 de febrero ella era la atención de la oficina, y sus compañeros y clientes le felicitaban con mucho cariño. “Me llamaban clientes y hay algunos que me siguen llamando. Y eso es agradable”, dice, así que espera “muchísimas llamadas” durante el día de hoy.

Amaia, Doroteo y Rosa Elena celebrarán el día de hoy por todo lo alto hasta dentro de cuatro años, cuando puedan volver a festejarlo el día 29.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902