Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

1,32 millones de personas acuden a las casas de cultura en 2015

El número de socios de Donostia Kultura se ha duplicado en diez años y supera los 90.000
La red de bibliotecas sobrepasa el millón de visitas y gestiona más de 500.000 préstamos

Arantzazu Zabaleta Ainara Garcia - Domingo, 28 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Exterior del centro cultural de Amara Berri situado en el estadio de Anoeta.

Exterior del centro cultural de Amara Berri situado en el estadio de Anoeta.

Galería Noticia

Exterior del centro cultural de Amara Berri situado en el estadio de Anoeta.Un grupo de hombres en la casa de cultura de Ernest Lluch.

donostia- Un total de 1.322.000 personas visitaron a lo largo de 2015 alguna de las diez casas de cultura de la ciudad, es decir, más de 3.600 personas acudieron a ellas cada día, lo que confirma que estos espacios se han convertido en una referencia y punto de encuentro para los donostiarras. El pasado año se cerró, además, con 6.102 personas más que se hicieron socias de Donostia Kultura y en la actualidad son ya más de 90.000 las que cuentan con la txartela, una cifra que duplica ampliamente los 41.000 socios que existían hace 10 años, en 2006. De todos ellos, el 60% son mujeres.

La memoria de Donostia Kultura de 2015 publicada recientemente confirma, asimismo, que la casa de cultura Ernest Lluch es la más utilizada, ya sea por personas que acuden a visitarla o a utilizar sus servicios o por quienes acuden a cursillos. En total, más de 280.000 personas cruzaron su puerta el año pasado. Otras 226.000 entraron en la casa de cultura de Okendo y las de Egia e Intxaurrondo se acercan también a los 200.000 visitantes, mientras que Casares-Tomasene y Aiete superan los 100.000. La red de casas de cultura de la ciudad la completan Lugaritz, en El Antiguo (con casi 85.000), Loiola, Larratxo y Larrotxene (entre 35.000 y 60.000).

historiaFue en el año 1984 cuando se abrió la primera, la de Okendo en Gros, y poco a poco la red fue extendiéndose con la de Casares en Altza dos años después y las de Loiola y Larrotxene, en Intxaurrondo, antes de que concluyera la década de los 80. En los 90 se abrieron Lugaritz, en El Antiguo, la de Egia y el centro cívico de Larratxo y en 2001 se inauguraron las instalaciones de Ernest Lluch en el estadio de Anoeta. Las últimas en sumarse a la red de centros culturales fueron Tomasene, que completa la oferta de Casares en Altza, la de Aiete bajo el palacio en 2010 y el nuevo centro cívico de Intxaurrondo en 2011.

Las nuevas aperturas y el aumento de las actividades que ofrecen todas ellas en los últimos años (en 2015 se programaron 3.470 actividades, 400 más que el año anterior) implican también el incremento de usuarios de sus distintos servicios.

El de biblioteca, por ejemplo, sigue al alza: tuvo algo más de un millón de visitantes y gestionó 538.299 préstamos, lo que significa casi tres préstamos por habitante, cerca de la media europea. Cabe destacar que la cifra de préstamos de libros digitales fue de casi 3.000: la e-liburutegia está disponible desde julio del año pasado.

La red de bibliotecas está formada por 17 instalaciones, ya que a las diez casas de cultura se suman la central de Alderdi Eder, la infantil (ubicada también en Alderdi Eder), la de Urgull, la de la Escuela municipal de Música y Danza, la del Museo de San Telmo, la del centro de recursos medioambientales de Cristina Enea y la mediateca de la ikastola Arantzazuko Ama de Martutene.

Las bibliotecas cuentan con 130.908 socios y el 29% es activo, según los datos de la memoria de Donostia Kultura. Sus fondos crecieron el año pasado con más de 27.000 nuevas adquisiciones. Además, se siguen organizando actividades para acercar a los jóvenes a la lectura, como Leer antes de leer para menores de tres años, Ipuinaren ordua para los que tienen entre dos y cuatro, el club de lectura para niños de seis a ocho años y el club de lectura digitalpara jóvenes de once y doce.

haurtxokos y gaztelekusAdemás, en las propias casas de cultura en ocasiones o en otros centros adscritos a la red de Donostia Kultura, los haurtxokos y gaztelekus también gozan de buena salud. El año pasado, 22.718 niños menores de doce años acudieron a las actividades organizadas en las casas de cultura de Aiete, Amara, Gros e Intxaurrondo, así como en las instalaciones de los haurtxokos de El Antiguo, Bidebieta, Egia y Martutene. Otros 26.477 jóvenes de 13 a 17 años participaron, asimismo, en la programación que ofrecieron los gaztelekus de todos esos barrios. Además, casi 30.000 personas acudieron a los KzGunes de las casas de cultura de Casares, Egia, Ernest Lluch, Lugaritz y Okendo y al de Alderdi Eder.

En algunos barrios en los que no hay una casa de cultura como tal, Donostia Kultura también colabora con asociaciones para acercar distintas actividades y programación a los vecinos de la zona, como es el caso de Martutene y Bidebieta, que sí cuentan con espacios para haurtxokos y gaztelekus donde organizan además otras actividades.

También en Txomin y en Altza colaboran con las asociaciones que se encargan de gestionar los haurtxokos de esos barrios y en Añorga trabajan con Añorga Kultur Kirol Elkartea en diversas actividades en Jolas Etxea. En Igeldo y Zubieta hacen lo propio con el herri kontseilua de cada uno.

los datos

Socios . Donostia Kultura cuenta con 90.125 socios. De ellos, 70.585 son donostiarras y los casi 20.000 restantes son habitantes de otras localidades. Amara es el barrio con más socios (13.387), seguido de Gros-Ulia, Intxaurrondo y Altza-Larratxo, que se acercan a los 10.000. Casi el 60% son mujeres y respecto a su edad, hay 13.340 socios de entre 14 y 29 años;31.514, de entre 30 y 44 años;31.937, de entre 45 y 64 años;y 13.334 mayores de 65 años. En 2015 hubo 6.102 altas y los 90.125 socios actuales duplican ampliamente los 41.000 que había en el año 2006.

Casas de cultura . Un total de 1.322.000 personas visitaron alguna de las diez casas de cultura de la ciudad: más de 3.600 a diario.

Ernest Lluch, en Anoeta, es la instalación más frecuentada con casi 300.000 visitas seguida de Okendo, con 225.000


Usuarios casas de cultura

Ernest Lluch 280.084

Okendo 226.139

Egia 186.089

Intxaurrondo 173.431

Casares-Tomasene 118.517

Aiete 109.603

Lugaritz 84.306

Loiola 59.192

Larratxo 49.694

Larrotxene 35.097

Bibliotecas . Tuvieron 1.077.559 visitas y se gestionaron 538.299 préstamos, 2,93 por habitante. Entre ellos, 329.396 eran libros, mientras que 161.885 eran documentos audiovisuales. Se efectuaron 2.966 préstamos de libros digitales. La red está compuesta por 17 centros y cuenta con 435.048 fondos en la colección moderna.

Haurtxokos y gaztelekus. Los servicios que ofrece Donostia Kultura incluyen la red de haurtxokos, gaztelekus y KzGunes. Un total de 22.718 niños acudieron a los haurtxokos y 26.477 a los gaztelekus, mientras que 15.827 participaron en las actividades para mayores de 55 años. 29.130 personas utilizaron los KzGunes.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902