Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Se empieza a hacer largo

Nueva derrota El Eibar ofrece síntomas de agotamiento futbolístico y cae ante Las Palmas tras verse superado en un duelo marcado también por un clarísimo penalti no señalado sobre Sergi Enrich

Sábado, 27 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Borja Bastón cae ante el defensa de Las Palmas Bigas, autor del único gol del partido, en una jugada en la que el delantero azulgrana reclamó penalti.

Galería Noticia

Borja Bastón cae ante el defensa de Las Palmas Bigas, autor del único gol del partido, en una jugada en la que el delantero azulgrana reclamó penalti.

La luz de las sensaciones, esas sensaciones que ejercen de termómetro a la hora de calibrar el estado de forma de un equipo, comienza a parpadear en Ipurua. El Eibar de Mendilibar iluminó la Liga desde cuando incluso no hacía casi falta, desde finales de agosto, cuando el sol aún calentaba de lo lindo. Y así se mantuvieron los armeros mes tras mes, sumando puntos aquí y allá, recorriendo el camino firmes y convencidos. Hace no mucho sufrieron incluso una mala racha de resultados a lo largo de la que no estuvieron del todo mal, y durante la que la famosa luz les alumbró pese a los sinsabores vividos. Visto lo visto anoche, visto lo visto en Balaídos el sábado pasado, lo peor no es que ahora el equipo pierda. Lo peor, definitivamente, es que parece estar quedándose a oscuras. El camino hacia la permanencia, pese a horripilantes experiencias recientes, parece susceptible de ser completado a ciegas, solo con las manos por delante y avanzando en plena penumbra. Lo de optar a objetivos más ambiciosos, sin embargo, se antoja harto improbable de mantenerse la tendencia.

El Eibar encajó ayer su segunda derrota consecutiva, la quinta de sus últimos seis encuentros, tras verse superado por un Las Palmas que ofreció la impresión de ser más que los guipuzcoanos. El árbitro también puso de su parte, como la semana pasada, y dejó sin señalar otro penalti a favor de los armeros, en esta ocasión sobre Sergi Enrich y con 0-1 en el marcador. Pero el comprensible enfado con el colegiado Pérez Montero no debe ocultar que el cuadro de Mendilibar no fue capaz de encontrarse a sí mismo en ningún momento. O en casi ningún momento, mejor dicho. Porque el partido no arrancó del todo mal para los armeros.

dos puntasEl técnico de Zaldibar regresó a la fórmula que, en líneas generales, mejor resultado le ha dado esta temporada. Situó al propio Enrich junto a Borja Bastón en la delantera. Pudo recuperar también a la dupla más habitual de su medular, la que forman Escalante y Dani García. Volvió a situar a Ander Capa en el lateral derecho. Y sentó a Dos Santos en beneficio de Pantic, quien integró el eje de la defensa con Ansotegi. La formación azulgrana apretó de inicio y logró arrinconar al rival en su área, con constantes centros desde ambas bandas. Allí, Jota e Inui, a pierna cambiada los dos, se convirtieron en buenos argumentos ofensivos, aunque enfrente Las Palmas no tardó en acreditar el peligro de sus ataques.

Transcurridos diez minutos de partido, y con el fuerte inicio local ya diluido, tras ofrecer más empuje y ritmo que ocasiones claras, Wakaso, un puñal en la banda izquierda canaria, ganó la espalda a Ander Capa para servir un gol casi hecho a Willian José, cuyo intento se marchó por encima del larguero. Gustó la propuesta de Las Palmas, una propuesta que, por otra parte, no pudo coger a nadie por sorpresa. Los amarillos intentaron iniciar las acciones desde su portero Javi Varas, siempre, y lo hicieron con un acierto que logró llevar el esférico en óptimas condiciones hasta la ubicación de sus dos mediapuntas, Tana y Jonathan Viera. Estos encontraron a los citados Wakaso y Willian José para protagonizar una primera mitad de neta superioridad canaria, que tuvo como colofón final el gol de Bigas, curiosamente a la salida de un córner, precisamente el aspecto del juego en el que el Eibar menos debía sufrir.

Tras el descanso, ya con Adrián en el campo al sustituir a Jota durante el intermedio, los armeros apretaron en mayor medida, actuaron más cerca de Javi Varas y lograron que las ofensivas de Las Palmas se dieran en menor medida. Pero no tradujeron el nuevo panorama en ocasiones excesivamente claras. De hecho, la acción que debió suponer el empate, o al menos una oportunidad inmejorable para marcarlo, fue un clamoroso penalti de Garrido sobre Enrich que, de forma incomprensible, Pérez Montero no decretó. Quedaba media hora por delante, y ni siquiera el encharcado terreno de juego ayudó a equilibrar el partido. Hay que ganar otro cuanto antes, porque esto se está empezando a hacer largo.

calendario


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902