Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El precio del clima

Por Ana Oregi - Viernes, 26 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:13h

la Agencia Espacial NASA ha confirmado que noviembre fue el mes más caluroso del planeta de los últimos 136 años. La ciencia nos indica que superar los dos grados centígrados sobre los niveles preindustriales puede conllevar graves consecuencias, también relevantes para la estabilidad económica.

En julio del año 2014 la oficina del presidente Barack Obama publicó un informe en el que indicaba que el daño por no limitar el aumento de la temperatura a los dos grados, sería del orden del 1% anual del Producto Interior Bruto de EEUU, es decir, más de 150.000 millones de dólares. Al comprobar que existía un riesgo para la economía se levantaron muchas alarmas y EEUU decidió actuar liderando el proceso, tal y como las demuestra múltiples iniciativas emprendidas y el mayor protagonismo y compromiso en el desarrollo de la Cumbre del Clima celebrada en París.

El 12 diciembre de 2015 pasará a la historia como la fecha en la cual se alcanzó el mayor consenso internacional sobre el Cambio Climático. Más de 190 países apoyaron el denominado Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Alcanzado este consenso surgen nuevas cuestiones: ¿cuánto nos va a costar cumplir el acuerdo alcanzado?, ¿quiénes lo van a pagar?, ¿cómo se va a pagar y a quién?, ¿cuánto estaríamos dispuestos a pagar por mantener el clima en un estado razonable durante los próximos años?, ¿estaríamos dispuestos a añadir 30 euros en el billete para compensar las emisiones por un viaje en avión por ejemplo desde Bilbao a Nueva York? Estas y otras preguntas requieren respuestas… y no están nada claras.

Veamos algunas cifras que ya se manejan. Los firmantes de París se han comprometido, a partir del año 2020, a aportar al denominado Fondo Verde 100.000 millones de dólares anuales. Esto supone unos quince dólares al año por cada habitante del planeta. Lógicamente se está pensando en que quienes aporten a este Fondo sean principalmente los países ricos con el fin de realizar proyectos de adaptación al cambio climático en países pobres. ¿Quién realizará estos proyectos? La tecnología está en los países avanzados y probablemente el retorno será para las economías más preparadas y que vean las oportunidades que van a surgir.

Hablemos de la fijación de precios del carbono: cerca de 40 países y 23 ciudades y regiones están usando un baremo del carbono. Esto cubre el 12% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Otros 90 países empiezan a incluir esquemas de fijación de precios del carbono entre las acciones que se proponen adoptar tras el Acuerdo de París. En el sistema europeo de comercio de derechos de emisión -actualmente el mayor mercado del mundo- el precio del CO2 ronda los nueve dólares por tonelada, y está previsto que alcance los 22 dólares en próximos años.

Otros mercados menores y tasas al carbono tienen unos precios mayores, superando en algún caso los 100 dólares por tonelada. El anuncio de China para establecer un mercado interno -sería el mayor mercado de derechos del mundo- supone un paso importante hacia una situación en la que emitir CO2 tenga un precio independientemente del lugar en que se origine.

Pero vayamos a nuestro pequeño país. En Euskadi la Estrategia de Cambio Climático, Klima 2050, estima una aportación de 85 millones de euros al año en proyectos que reducen las emisiones o favorecen la adaptación. Durante las últimas décadas el cambio realizado en materia de energía ha sido muy destacado, pasando de depender principalmente del petróleo a ser el gas nuestra fuente principal de energía. Y ahora se nos presentan nuevos retos. El Gobierno Vasco ha marcado los objetivos de lograr el 20% de renovables al año 2025 y 40% al 2050. Ambiciosos pero retadores.

De amenaza a oportunidad

Yong King, presidente del Banco Mundial, asegura que “necesitamos una transformación a la energía limpia a la velocidad y escala de la revolución digital”. París ha enviado una señal clara a los mercados, a la Administración y a los inversores, de que el crecimiento bajo en carbono y las energías limpias -la nuclear no está entre ellas- es el futuro. París ha abierto el mayor potencial de la historia para invertir en energías renovables en todo el planeta y, en especial, en los países en desarrollo.

Euskadi ha marcado su hoja de ruta con una apuesta sin precedentes por la descarbonización de su economía y por las energías renovables. No olvidemos que gran parte de la innovación y los empleos del futuro estarán relacionados con estos aspectos. El objetivo es convertir una amenaza económica en una doble oportunidad: competitiva y ambiental.

José María Arizmendiarreta, padre de cooperativismo vasco, señaló en su día que “la cooperación es la poderosa palanca que multiplica nuestras fuerzas”. En materia de cambio climático, esta cooperación entre regiones, municipios, empresas y ciudadanía, constituye la gran esperanza para abordar el problema sin tremendismos pero con realismo y acciones en el sentido indicado. Es hora de pasar a la acción. Dentro de unas semanas Euskadi acoge el Congreso Europeo Iclei de Ciudades y Regiones por la sostenibilidad con cerca de mil asistentes. Ahí se dará más de una excelente propuesta.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902