Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El hombre semana

Ion Izagirre, segundo en Portugal por delante de contador, aspira a las vueltas cortas, “donde mejor rindo, es lo mío”

Un reportaje de César Ortuzar - Jueves, 25 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

En Malhao, cresta del Algarve, Contador, perfil de hilo negro tostado por el sol y el hambre, sonrisa de ganador, dispara. Acierta con su primera bala. Hace blanco. La misma diana la comparte Geraint Thomas, un galés de la factoría del Sky, porteador de Chris Froome en el Tour, un heredero tal vez. Contador y Thomas comparten tablado en Portugal. Es un escenario con heráldica, una estancia repleta de calidad. Solo falta un chester y cuadros de personajes ilustres y miradas solemnes. En ese habitáculo que es el podio, se eleva la sonrisa de Ion Izagirre, segundo en la general de la Vuelta al Algarve. “Cuando miras a los que te acompañan allí arriba...”. Hace una pausa el guipuzcoano, paladeando su éxito, el recuerdo que tintinea fresco en su memoria. “Estar allí con gente de la calidad de Contador y de Thomas es muy importante para mí. Me da mucha confianza para las siguientes carreras”, se sincera Ion Izagirre, feliz, con la dicha colgada de un inicio estupendo. “Me he sentido bien. En Mallorca, Valencia y en el Algarve he tenido muy buenas sensaciones. Las carreras de una semana son lo mío”, lanza a modo identificativo.

El frontispicio de Portugal lo construyó Izagirre desde la trastienda del invierno, lejos de los flashes y los focos, a solas con su esfuerzo y la agonía, línea argumental del ciclismo. El sol de invierno, el termómetro en manga corta, el viento que es una brisa templada, ha contribuido a la excelente caligrafía mostrada por Izagirre. “Ha hecho un invierno suave y eso ayuda a la hora de entrenar. Eso es fundamental para hacer una buena base y luego poder rendir bien”, disecciona el de Ormaiztegi, afilada la forma, capaz de sostenerle la mirada a Contador, Thomas o Pinot, todos ellos arremolinados en Portugal. “Ha habido gente de mucho nivel”, dice Izagirre. “Estar con ellos te otorga un plus y es la confirmación de que estás haciendo las cosas bien”, sugiere Ion, un corredor alejado del vedettismo, al que no le desvela el neón de las grandes vueltas. “Me manejó bien en las carreras de una semana”, establece el guipuzcoano, un corredor diestro en la contrarreloj y en la montaña, que el pasado año conquistó la Vuelta a Polonia. En el libro de ruta del Algarve hubo hueco para ambas. “Tengo que aprovechar la contrarreloj para obtener ventaja sobre los escaladores y luego aguantar con ellos lo máximo posible”.

ser competitivoEse es el patrón que sigue Ion Izagirre, que convive con la respiración de la cabra. La bicicleta de contrarreloj es parte de su ajuar. “Desde que estoy en Movistar siempre he tenido la cabra en casa y al menos las cojo una vez por semana para entrenar”. Las horas acumuladas en la tortuosa geometría son el colchón que después gestiona Ion. “En estas carreras de una semana, la contrarreloj se me da bien y lo puedo hacer bien;puedo mantener las diferencias en las subidas y en las cronos puedo meter algo de tiempo”. Las pruebas de una semana no dejan de ser grandes vueltas en formato mini, concentradas a pequeña escala, explosivas, acción-reacción. “Es donde más cómodo me siento y tengo un buen equipo que me apoya en estas citas. Quiero seguir en esta línea e ir a estas carreras con ganas y la intención de hacer un buen papel”, desgrana el guipuzcoano, que apunta hacia la París-Niza, una carrera con pedigrí. “Es mi primera vuelta WorldTour, y eso se nota en la participación: la carrera es más exigente, con más tensión y se va más rápido en general. Estos años no me ha salido muy bien, pero esperemos que este año no haya ningún problema y podamos dar lo que tenemos y pelear por algo bonito”.

Ser “competitivo” es uno de los eslóganes que agita el vocabulario de Ion Izagirre, consciente de que “en estos momentos” su impronta converge en las vueltas cortas, su hábitat, el ecosistema en el que más destaca. “El equipo ha confiado en mí para estas carreras de una semana y prefiero centrarme en ellas porque sé que se me dan bien y que puedo hacerlo bien. Todo lo demás ya vendrá”. Lo demás son las grandes citas, una iconografía todavía lejana para Izagirre, paciente y realista. “Estando en este equipo, no me veo para esas grandes, ya tenemos una buena plantilla para que Nairo y Valverde disputen esas generales de tres semanas”. Las de una semana son asunto suyo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902