Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Nekane Arzallus presidenta del retabet.es gbc

“Bastante hacemos con los medios que tenemos”

Nekane Arzallus está viviendo una difícil primera temporada como presidenta del Gipuzkoa Basket, pero se muestra “moderadamente optimista” con las opciones de permanencia

Una entrevista de Néstor Rodríguez Fotografía Iker Azurmendi - Jueves, 25 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Nekane Arzallus

Nekane Arzallus

Galería Noticia

Nekane ArzallusNekane Arzallus.

donostia- En sus semanas iniciales de mandato, el club dio un importante salto económico gracias al apoyo de la Diputación y a la entrada de un patrocinador, pero Arzallus no se conforma y considera que el club necesita más ingresos para no estar siempre “al filo de la navaja”. De hecho, piensa que ese es el gran problema -o el único- del club. Reconoce que Jaume Ponsarnau no es el único culpable del pésimo inicio que arrastra el equipo, pero no ahonda más en la autocrítica. Considera que la labor de Germán Cea y Antonio Alonso -las cabezas visibles en el apartado deportivo- es buena pese a la trayectoria de los últimos cursos, cree que Ponsarnau no sacó partido a la plantilla, está encantada con Porfi Fisac, dice que la bajada de asistencia a los pabellones es una tendencia general en la ACB y asegura que aún no han pensado qué harían en caso de perder la categoría, aunque admite que resultaría algo ”difícil de digerir”.

Balance de 4-16 tras 20 jornadas y a dos triunfos de los equipos que marcan la permanencia. ¿Cree en la salvación?

-Soy optimista moderadamente, pero sí creo, sobre todo viendo la actitud de la plantilla en este momento y cómo están otros equipos. Se puede.

Quedan catorce partidos, las cuentas dicen que quizás hagan falta siete victorias...

“Quiero acabar mínimo el 16 y salvarnos deportivamente, no estar pendientes de los demás para seguir en ACB”

-No me he puesto a hacer cuentas, hay que ir partido a partido, ahora el importante es el del Gran Canaria, si lo ganamos igual salen mejor las cuentas. Se está comprimiendo un poco más la zona de abajo, a ver si damos ese salto que nos separa de los que tenemos por encima.

Parece que equipos como Sevilla y Obradoiro se han atascado y se ha abierto un poco el horizonte...

-Sí, creo que sí. Y más que nada porque veo que el equipo está mucho mejor y le veo capacitado. Ves cómo están entrenando, su actitud y lo positivos que están... es un factor importante. Hay equipos que parece que ahora les está costando sacar victorias. Me hace pensar que se puede.

Está claro que hay que sumar victorias extra ante equipos a priori superiores como son Gran Canaria, Murcia o Bilbao Basket, por citar a tres de los próximos rivales.

-Así es. Miras la temporada pasada y descendimos porque no ganamos ningún partido ante equipos grandes. Estoy convencida de que alguno va a caer antes de final de temporada.

“El responsable no fue solo Jaume, pero hacia falta un cambio en la metodología y una personalidad diferente”

¿El objetivo mínimo es ser penúltimo?

-Antepenúltimo. Quiero quedar como mínimo el 16, por si acaso. El objetivo es ese.

Por aclarar cuál es la situación. El Ourense en principio tiene la plaza de ascenso a la ACB garantizada, con lo que el colista desciende, y el penúltimo debería esperar a dos renuncias de equipos de la LEB Oro para seguir.

-Eso es. Hay equipos de LEB como pueden ser Melilla o Breogán que están capacitados dar el salto de categoría, así que no hay nada seguro. Hay que quedar el 16 y así no estar pendiente de nadie.

¿Nota más nervios en los equipos de la zona baja porque, a diferencia de las últimas temporadas, el último baja seguro?

“Tengo una confianza total en Germán Cea y Antonio Alonso;hacen bien su labor, no hay dudas”

-Sí. Al principio parecía que los únicos que podíamos descender éramos Fuenlabrada y GBC. Alguno está viendo ahora las orejas al lobo, se nota en las tomas de decisiones. Sí se notan los nervios.

No sería muy ilusionante de cara a la afición salvarse de nuevo en los despachos tras acabar en el penúltimo puesto.

-Lo que quiero es mantenernos deportivamente, no estar pendiente de los demás para volver a estar arriba. Es mejor de cara a todos mantenernos deportivamente, eso es así.

Pese a la reacción de las últimas jornadas, se sigue arrastrando el pésimo inicio de 0-10.

-El inicio fue muy malo. Es algo que arrastras y en algunos partidos nos cuesta creer que podemos ganar, como nos pasó contra el Joventut. Teníamos el partido controlado, hubo también alguna decisión arbitral... el inicio marca, pero de verdad que, viendo cómo está el equipo ahora, podemos darle la vuelta.

“O subimos el presupuesto o vamos a estar siempre en el filo de la navaja;eso es lo más importante”

¿Qué pensaba con ese 0-10?

-Es una situación en la que no me imaginaba que podía llegar a estar. Fue duro, dices Trágame tierra, a ver cómo cambiamos esto.

¿Piensa que es porque en verano no se hizo bien el trabajo? ¿Por qué? ¿Se ha parado a analizarlo?

-Hicimos una plantilla en la que todos teníamos esperanzas, pero no se supo sacar lo bueno de la misma. No se competía y los resultados eran los que eran. Eso nos hizo buscar un revulsivo para cambiar el juego.

¿Cree que fue un error que Jaume Ponsarnau no estuviera presente desde inicio de la pretemporada?

“Cuando Miguel y Germán me proponen el nombre de Porfi y me explican los motivos, no me lo pienso;ha sido un acierto”

-Físicamente no estuvo presente, pero la comunicación con él fue diaria. Las decisiones se tomaban con él. No creo que fuera un motivo para ese comienzo, sinceramente.

Da la sensación de que el club se movió tarde y de forma errática en el mercado de verano.

-Bueno, a principios de julio prácticamente no sabíamos ni dónde íbamos a estar. Tienes que tener las cosas claras cuanto antes. ¿Tarde? Desde luego, pronto no, pero tienes que tener todo atado para confeccionar la plantilla.

El damnificado de ese mal inicio del que hemos hablado fue Jaume. ¿Cuando pierde la confianza en él?

-Pasan los partidos, las cosas no mejoran, no cambia tampoco la forma de dirigir, y en un momento dado ves que tiene que haber un cambio, un revulsivo, un cambio de personalidad en la dirección. Dices hasta aquí, porque había que reaccionar y no había un cambio en la metodología.

“¿Privilegiados por la ayuda de la Diputación? Bueno, somos el equipo deportivo de referencia en Gipuzkoa por detrás de la Real”

¿Cómo le comunica el cese?

-Es duro. Hablé con él para ver cuál era su impresión y transmitirle la nuestra. Lo teníamos claro, porque veíamos que hacía falta un cambio sobre todo en la metodología, un cambio drástico.

Quedó la polémica cuando dijo que la temporada anterior le había llegado a deber el club seis meses, algo que usted desmintió. Es su palabra contra la de Jaume...

-Nadie duda que aquel año tuvimos problemas de tesorería, pero no fue para tanto. Además, son cosas que tienen que ser internas. Bastantes problemas hay como para hablar de cosas que no vienen al caso.

Con su destitución, Jaume quedó señalado. ¿Valora que el principal responsable es él, o es una responsabilidad compartida?

“No hemos hablado con la Diputación de qué pasaría en caso de descenso;estamos trabajando para mantenernos”

-Todos sabemos que el responsable no solo es él, ni mucho menos, pero al final el que tiene el mando es el entrenador, y si bajo su batuta no ves una mejoría, no vas a cambiar a once jugadores. Necesitábamos un cambio en la metodología y una personalidad diferente.

¿Cómo valora entonces la labor de Germán Cea y Antonio Alonso, que son quienes forman la dirección deportiva junto al entrenador?

-Tengo una confianza total en Germán y Antonio. Hacen bien su labor, no hay dudas, llevan años ahí.

¿Considera la opción de realizar cambios o de reforzar la dirección deportiva?

-Con el presupuesto que tenemos, contamos con la estructura que podemos tener. No veo necesario ningún cambio.

Veo que lo tiene claro pese a dos descensos en tres años y a la situación actual. ¿Hay entonces otros factores para explicar la mala trayectoria de los últimos años?

-Tengo claro que con el presupuesto que tenemos, que es el menor de la ACB o de los menores, o damos un salto importante en ese aspecto o vamos a andar siempre ahí al filo de la navaja. Eso es lo más importante. O lo subimos o seguiremos ahí. No es cuestión de dudar ni del trabajo de Germán ni el de Antonio, bastante hacemos con los medios que tenemos. Trabajamos todos los días para lograr más patrocinios y tener ese salto de calidad que nos permita construir plantillas mejores.

¿Fuenlabrada, Manresa, Obradoiro o Sevilla tienen plantillas más caras que las del GBC? ¿Tienen datos al respecto?

-Manresa tiene una plantilla parecida a la nuestra en cuanto a coste, y Sevilla creo que también. Nosotros tenemos unos gastos que ellos no tienen, como el mantenimiento de las instalaciones. Ahí tienen una posibilidad económica más que nosotros. Fuenlabrada está un puntito por encima y el Obradoiro también. La diferencia que han tenido ellos últimamente es que contaban con una serie de compromisos adquiridos para más de un año con patrocinios e instituciones y eso les ha dado la fortaleza en un momento dado de poder fichar antes, cosa que nosotros no hemos podido hacer. Para mí claramente el problema es de presupuesto.

Fisac, Agbelese, Landry, Soluade... ¿Cuánto han supuesto los fichajes?

-Para nosotros, con el presupuesto tan al límite, es un descosido. Indemnizar a Jaume y traer a un técnico y a jugadores nuevos, aunque tuvimos la salida de Milbourne, te provoca un descosido.

¿Por qué fichan a Soluade?

-Porque parecía que Andrés iba a estar más tiempo de baja, incluso podía perderse la temporada, y necesitábamos un base. Andrés se ha recuperado antes. Ahora estamos bien porque entrenamos quince.

¿Considera acertada la decisión de traer a Porfi Fisac?

-Más que acertada. Era la persona adecuada. Para mí ha sido un descubrimiento como persona y como entrenador, por el optimismo que tiene y sus ganas de trabajar.

Miguel Santos y Germán Cea ya lo conocían. Imagino que son ellos los que le proponen a usted su nombre.

-En cuanto ellos me lo proponen y me explican los motivos, no me lo pienso. Es una persona que conocía el club, con eso ya ganas mucho. En la situación en la que estábamos era importante no tener que pasar esa adaptación. Eran todo ventajas.

¿Cómo es su relación con él?

-Buenísima, de diez. Es una persona implicada, optimista, pensando siempre en qué hay que hacer para salir adelante.

Hicieron cambios en la plantilla a las dos semanas de llegar Fisac. ¿Por qué no los hicieron antes?

-No se pidieron y además esperábamos que hubiera un cambio en el juego y la dinámica, que luego no hubo. Con el cambio de entrenador, esperamos a que fuera él quien lo solicite, es lo lógico.

Ahora mismo son ocho consejeros en el club, incluida usted. En su momento dijo que quería introducir algún consejero nuevo, pero aún no lo ha hecho.

-Desde el principio quería incorporar a gente nueva en el Consejo, pero la dinámica del día a día te desborda. Estamos en ello, hablando con gente a ver si metemos savia nueva, algo que siempre es bueno.

Un asunto importante es la afición, que no está respondiendo como esperaban ustedes: es la temporada con menos asistencia a Illunbe.

-Hay un descenso en todos los clubes. Ahora viajo con el equipo y todo el mundo te comenta lo mismo. Hay un bajón de asistencia, hay que plantearse en general por qué está pasando. En nuestro caso, hay que darle más a la afición, porque con el comienzo que hemos tenido... El último partido contra el Obradoiro no se puede tomar como referencia, porque coincidió con la Copa de la Reina de basket en el Gasca y eran Carnavales. Pero a la afición hay que darle, llevamos años en los que no le hemos ofrecido espectáculo.

¿Cuántos socios tienen ahora?

-4.500. No está mal.

Quiere decir que fallan socios en cada partido porque las asistencias casi siempre han sido menores.

-Sí, es una evidencia. Tenemos que ganar más partidos.

Comentó que quería llegar a 7.000 socios. ¿Fue demasiado optimista?

-Dije que me gustaría llegar a esas cifras. Es una meta que nos tenemos que poner. Tenemos que crecer en todos los ámbitos, y uno de ellos es en afición, pero para eso hay que darles más.

También dijo que quería un GBC saneado económicamente. ¿Está en camino de lograrlo?

-Con un patrocinador principal y una ayuda más estable de las instituciones, vamos en camino, pero no es fácil porque hemos estado tres años sin patrocinador y además las cifras no son las de otras épocas. Tenemos que buscar un complemento. El camino pasa por encontrar más patrocinadores, pese a que el 70% de nuestro presupuesto es capital privado.

El presupuesto es de 3,2 millones. ¿Ve posibilidades de crecer de cara a la próxima temporada?

-En ello trabajamos cada día. Cuesta, pero soy optimista, si nos mantenemos seremos capaces de convencer a más gente.

¿El club está al día en pagos?

-Este año lo llevamos bien. Sí que tenemos algún tema de otros años, pero lo vamos compensando cada año.

¿Se ha ido mucho dinero del presupuesto de esta temporada zanjando deudas pasadas?

-Bueno, todos los años tienes que apartar una cantidad para ir quitan- do deudas que teníamos desde que Bruesa no pagó su último año de patrocinio. Estamos arrastrando pero vamos poco a poco.

¿Una de sus prioridades es que todo el mundo esté al día?

-Sí, sin duda. Ese tiene que ser el camino.

La Diputación de Gipuzkoa les da un apoyo decidido: 2,8 millones divididos entre esta temporada y las tres siguientes.

-Sí, es un apoyo para cuatro años, a ver si somos capaces de devolverles la confianza que han puesto en nosotros. La relación con ellos y el Ayuntamiento de Donostia es muy buena. Quieren que haya baloncesto en Gipuzkoa, vamos de la mano y entre todos a ver si lo sacamos adelante.

¿Creen que el Gipuzkoa Basket es un privilegiado por esa ayuda de la Diputación en comparación con otros clubes de Gipuzkoa?

-Bueno, hay que tener en cuenta que después de la Real somos el segundo equipo deportivo de referencia en Gipuzkoa y que también dejamos mucho dinero en las arcas forales: ingresamos más de lo que recibimos, es un dato importante. Hoy en día la Diputación tiene claros sus objetivos y está estructurando el deporte guipuzcoano. Somos muchos y la provincia es pequeña.

¿Han hablado de qué pasaría con ese apoyo en caso de descenso?

-Eso no se ha puesto en la cabeza de ninguno. Estamos todos para salvar la categoría, trabajando para ello y no nos hemos puesto en esa tesitura. De momento ni pensarlo, este año es importante mantenernos. Ni nosotros ni ellos hemos contemplado esa opción. No hemos hablado de qué va a pasar en ese caso.

Si logran la salvación, ahora sí podrían comenzar a planificar la próxima temporada antes porque tienen esos apoyos garantizados.

-En principio sí, pero hemos tenido nuestros descosidos. Insisto en que nuestro trabajo es tener más dinero, es lo que necesitamos para crecer, y lo que nos permitiría hacer antes hacer los fichajes.

En la Junta de Accionistas de diciembre reconoció que sería duro no salvarse ahora que están empezando a tener cierta solvencia económica.

-Me costaría digerir un descenso. Sería importante mantenernos en la máxima categoría por nosotros, por la responsabilidad que tenemos con los que nos apoyan y por nuestra afición. Nos merecemos tener unos años de tranquilidad.

Así que en caso de perder la categoría, pensarán en ello a partir del 22 de mayo, que es cuando acaba la Liga Regular.

-A día de hoy, desde luego, no lo estamos barajando.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902