Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Mirarte

La Quincena generó un impacto económico de 5,4 millones en 2015

En la pasada edición el festival recaudó un millón de euros en taquilla, uno de los mejores datos de su historia

Juan G. Andrés - Martes, 23 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

El representante de Ikertalde, Iñigo Arteche, y el director de la Quincena, Patrick Alfaya, durantela rueda de prensa de ayer

Galería Noticia

El representante de Ikertalde, Iñigo Arteche, y el director de la Quincena, Patrick Alfaya, durantela rueda de prensa de ayer

donostia- Las instituciones que componen el consejo de la Quincena Musical -Ayuntamiento, Diputación y, especialmente, el Gobierno Vasco- llevaban tiempo pidiendo un estudio de impacto económico, pero el director del festival, Patrick Alfaya, se “resistía” por falta de presupuesto. Finalmente, el pasado año “cundió la insistencia” y dicho estudio fue encargado a la empresa Ikertalde, que tras recabar un sinfín de datos, determinó que la edición de 2015 generó una repercusión económica de 5,4 millones de euros.

Así lo explicó ayer Íñigo Arteche, responsable de Evaluación y Consultoría de Ikertalde, empresa de “prestigio” que hace unos años recibió un encargo similar del Zinemaldia y que ahora ha elaborado este estudio que ha costado entre 14.000 y 15.000 euros y que es el primero de estas características que encarga la Quincena. Para su elaboración, se realizaron entrevistas con agentes del “ecosistema musical” de Donostia -conservatorios, coros, asociaciones, etc.-, encuestas telefónicas a 406 amigos de la Quincena y cerca de mil encuestas presenciales a los asistentes de la última edición.

Impacto económico y taquillaEn la pasada edición, la número 76, el gasto total asociado a la celebración de la Quincena se situó en 3,5 millones de euros, de los que 1,2 corresponden al gasto directo de la organización del certamen (servicios profesionales de orquestas e intérpretes, alojamiento y dietas, derechos de autor y gastos financieros) y 2,3 millones se refieren al gasto indirecto asociado al público y a los intérpretes: por un lado, el colectivo artístico vinculado a la Quincena genera un “flujo económico que revierte de manera favorable en el sector terciario urbano” de Gipuzkoa y que se traduce en 300.000 euros generados a través de las estancias producidas en el mes de agosto y, por otro, los asistentes llevan más de 2 millones de euros a las cajas registradoras de la hostelería, el transporte y comercio de la ciudad.

“Donostia y Gipuzkoa salen beneficiadas porque se crea riqueza y empleo”, afirmó el director de un certamen que, además, desencadena “una serie de producciones intermedias” en sectores interrelacionados -comercio, hostelería, producción y aprovisionamiento de la ciudad...- que, “miradas de forma agregada”, suponen una repercusión económica de 5,4 millones de euros con un impacto en el PIB de 2.880.000 euros y la generación de un “empleo indirecto de 47 puestos de trabajo”.

Con todo, la cifra que más “gusta” a Alfaya, según confesó, son los 950.000 euros de contribución al erario público, vía imposición fiscal y seguridad social. La cantidad es ligeramente superior a los 900.000 euros de ayudas públicas que aportan al festival el Ayuntamiento, la Diputación y el Gobierno Vasco. “Nos congratulamos y nos llena de satisfacción devolver a través de impuestos el dinero que recibimos mediante subvenciones. Cuando en las instituciones vieron este importante dato se quedaron bastante contentos”, aseguró el responsable del certamen.

El público no es tan numeroso como el del Zinemaldia o el Jazzaldia, pero sí es “altamente militante”. Así, el año pasado un total de 38.500 personas asistieron a los conciertos de la Quincena y la recaudación total por venta de entradas ascendió a 1.044.448 euros, un 14 % más que en 2014. Alfaya subrayó este dato como “una de las mejores taquillas de la historia” de la Quincena, que no registraba unos datos tan positivos desde 2009, aunque entonces el presupuesto era un tercio más abultado -3.433.951 euros frente a los 2.360.486 euros actuales- y el IVA del 7 %. Así, el de Donostia es, “con mucha diferencia”, el festival de España que más recauda en taquilla -el 40 % del presupuesto-, unos datos que comparativamente no consiguen ni citas como Salzburgo, que mueve presupuestos muchísimo mayores. “Estamos más que satisfechos”, declaró sin olvidar el trabajo realizado por su antecesor en el cargo, José Antonio Echenique.

Organización y públicoEntre otros datos de interés, el estudio repara en la composición del “modesto” equipo organizador de la Quincena, que en la mayor parte del año está “sostenido” por nueve integrantes pero durante el festival asciende a 17 personas que generan un gasto directo de 1,2 millones de euros.

Si se atiende a la procedencia del público, el 46 % es de Donostia, el 28 % del resto del territorio, el 14 % de diversos puntos del Estado, el 10 % del resto de la CAV y un 2 % del extranjero. El estudio destaca que el público de la Quincena es tremendamente fiel y que, con una media de asistencia aproximada a cuatro conciertos, generó en la última edición la citadas 38.500 asistencias.

La media de edad de la audiencia ronda los 60 años -el 31,1 % es menor de 50 años, el 37,2 % tiene entre 50 y 65, y el 31,7 % restante ha superado la barrera de los 65 años-. Según apuntó Patrick Alfaya, la necesaria “renovación” del público que asiste a conciertos de música clásica es algo que preocupa a la Quincena, pero el envejecimiento de la audiencia es “algo general” en todo el mundo. “De momento nadie ha dado con la piedra filosofal que permita atraer a público más joven”, admitió el director del certamen donostiarra, que en los últimos años ha puesto en marcha una pequeña iniciativa que, bajo el nombre de Conversando, persigue ese objetivo.

Asimismo, Iñigo Arteche informó de la proyección mediática de la Quincena, que tuvo 660 apariciones en prensa escrita y digital, 52 en televisión y 147 cuñas radiofónicas, lo que equivale a una media aproximada de 30 apariciones por día, a las que el estudio estima un contravalor publicitario que asciende a 2,35 millones de euros en un mes.

También destacó otros puntos que, al margen de lo estrictamente económico, hacen de la Quincena una cita ineludible para la ciudad, ya que el festival es “una referencia local” de la música clásica, un “punto de encuentro de la familia” que sigue y practica ese estilo musical y un “símbolo de ciudad cultural”. Por último, el festival merece una valoración más que notable por parte de su audiencia: más de ocho puntos sobre una escala de diez. El aspecto más valorado por el público -2,9 puntos sobre un total de 3- es la contribución del certamen al “posicionamiento cultural” de la capital guipuzcoana.

Por último, Alfaya consideró estos datos “bastante positivos”, y aunque admitió que la repercusión del Zinemaldia es mucho mayor -27 millones de euros-, recordó que el tamaño de la Quincena es “más pequeño”. Según dijo, este estudio ha sido un “primer paso” y si las instituciones aportan el dinero necesario, encargarán otro de impacto social.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902