Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Un modelo de pensiones que necesita alternativas

El asunto NO es sólo seguir o no en el sistema español sino ofrecer alternativas a la bajada de pensiones que va a venir

Por Iñaki González - Lunes, 22 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

e l debate sobre las pensiones se ha caldeado a partir de la propuesta pública del PNV. En el cruce de discursos políticos se han obviado los principios de la propuesta para incidir en el fantasma de la privatización de las pensiones y en una falacia: que un sistema vasco independiente es insostenible y el español no.

Los números acreditan la necesidad imperiosa de definir un modelo distinto al actual para asegurar las pensiones futuras. Su cuantía está en cuestión por varios factores. En primer lugar, el demográfico, con un aumento previsible del número de perceptores en el Estado por razón de edad y un estancamiento del número de cotizantes porque la pirámide demográfica es más estrecha en su base.

A ello se añade la dificultad para incorporar a la población activa a índices de ocupación sostenibles. En el Estado, la media de ocupación es siete puntos inferior a la de la CAV, que está en un 64%. La propia cuantía de las cotizaciones se está utilizando como una fórmula para propiciar la creación de empleo, reduciendo las empresariales y creando tipos súper reducidos para bajar los costes laborales a costa de limitar los ingresos de la Seguridad Social.

A la vista está que el Fondo de Garantía de la Seguridad Social, reducido a menos de la mitad de su importe en los últimos cuatro años, no es garantía en sí mismo de sostenibilidad de las pensiones no ya en Euskadi, donde el mix de cotizaciones y prestaciones es claramente deficitario en los últimos años por importes superiores a los 2.000 millones de euros, sino en el conjunto del Estado.

Las pensiones bajarán La respuesta a esta situación por parte del Gobierno saliente del PP ha sido una revisión del cálculo de las pensiones que redunda en su reducción paulatina en el tiempo aplicando una fórmula de reevaluación que, en la práctica, las rebaja una media del 5% cada diez años (según recoge el Informe sobre el Futuro de las Pensiones encargado por el propio Gobierno español al grupo de expertos de su elección).

Las pensiones bajarán porque la ley de 2013 tiene ese fin: un recálculo a la baja fruto de la ampliación de la expectativa de vida

Las pensiones bajarán porque la Ley de 2013 tiene ese fin. Se calcularán cada quinquenio en función de la esperanza de vida, según el llamado Factor de Equidad Intergeneracional, que es el sistema que ha sustituido a la revalorización de las pensiones con referencia al IPC. Así, un jubilado dentro de cinco años cobrará de partida un 5% menos que alguien que se haya retirado en las mismas condiciones de cotización el pasado año por el mero hecho de que la esperanza de vida en ese tiempo habrá aumentado en un año, de 20 años por encima de la edad de jubilación a 21.

En definitiva, el sistema vigente ya contempla una reducción de las pensiones públicas dependientes de la caja única y las alternativas planteadas pasan por asumir esa reducción, complementarlas por vía presupuestaria o dejar la disponibilidad económica de cada jubilado en manos de su capacidad de ahorro durante la vida laboral activa.

La solución asociada a la derecha pasa por la tercera fórmula: repartir lo que haya en cantidades menores y quien sea capaz de complementarla, que se aplique al ahorro. El primer modelo está en el discurso de la izquierda: que el presupuesto, por vía de ingresos fiscales mayores, compense la caída de recursos del sistema.

En medio, la fórmula mixta conocida, que pasa por limitar el impacto del modelo implantado en diciembre de 2013 por el Gobierno Rajoy a través de la Ley Reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social, cuyos efectos sobre la merma de las pensiones son los descritos más arriba.

Es evidente la dificultad de combinar, como propone el PNV, un sistema público y uno de prestación complementaria de carácter igualmente universal orientado a la sostenibilidad del sistema y manteniendo unos ingresos dignos en las pensiones. Lo es porque es necesario además evitar un impacto severo sobre los presupuestos de la CAV y mantener una presión fiscal que no asfixie la actividad económica.

Pero es una propuesta que se plantea en términos de sostenibilidad de país. Incluso de dotarse de una de esas llamadas “estructuras de Estado” que profundizan en el autogobierno. Algo que no figura en otras fórmulas de emancipación nacional unilateral que no han llegado a ese punto de concreción. Y que no figura tampoco en el razonamiento político de PP o PSE, cuya única propuesta es aferrarse a un modelo que recortará la cuantía de las pensiones.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902