Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quousque tandem!

Una pica en Bruselas

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 21 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

La intervención de la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, en la conferencia de la Comisión de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes que tuvo lugar el pasado lunes en Bruselas para defender la situación del sector del acero vasco, en injustificable ausencia del ministro de Industria, José Manuel Soria, ha sido de tal calado político, a lo que hay que añadir la proyección positiva de la imagen de Euskadi ante la UE como un país industrial serio y responsable, que sorprende que no haya tenido la repercusión pública debida. Máxime cuando desde Euskadi siempre se ha reivindicado la necesidad de la presencia de las instituciones vascas en la UE en igualdad con los Estados a la hora de defender nuestros intereses.

Sea por inacción u omisión, incapacidad o la despreocupación mostrada por la industria del ministro del ramo, el inefable José Manuel Soria, hay que destacar que la delegación vasca ha sabido aprovechar la oportunidad para plantear los problemas que tiene el sector del acero vasco en el mismo foro en el que lo hicieron, junto con empresarios y expertos, los ministros de Economía o Industria de Alemania, Francia o Italia o altos cargos europeos como el vicepresidente de Empleo y Competitividad, Jyrki Katainen, y la comisaria de Industria, Elizbieta Bienkowska.

La foto de la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, dirigiéndose a los asistentes en una reunión de alto nivel de las que la Comisión Europea celebra con carácter preparatorio, antes de la toma de decisiones sobre la cuestión que se está discutiendo, no solo tiene el simbolismo de ser la primera vez que un representante del Gobierno Vasco participa directamente en un encuentro de tanta importancia, sino que puso en evidencia la gran preocupación de las instituciones vascas por las consecuencias del dumping chino que ha tenido su primer efecto en el cierre de la ACB de Sestao.

La importancia de la presencia de Tapia en Bruselas no estriba solo en defender los intereses de las 23 acerías que existen en la CAV que fabrican el 29% de las 14,9 millones de toneladas que produjo el Estado en 2015, con una facturación de 1.700 millones de euros y un empleo de 4.500 personas, sino que su alegato sirvió también, paradójica y solidariamente, a otras empresas del sector en España, que han podido comprobar de primera mano la ausencia de vocación industrial y la nula preocupación sobre su situación que ha demostrado el Gobierno del PP, por mucho que esté en funciones.

No es de recibo que el ministro de Industria del cuarto Estado productor de acero de Europa, por detrás de Alemania, Italia y Francia, no haya estado a la altura de las circunstancias y no haya compartido la alianza formada por siete países europeos exigiendo a la Comisión Europea la defensa de los intereses de las empresas del acero europeas frente a las prácticas desleales que, desde hace mucho tiempo, están realizando China, Rusia y otros grandes productores. Mucho menos que no fuera invitado al requerimiento en demanda de medidas urgentes para proteger el sector del acero que realizaron países como Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Polonia. Todo un ejemplo del escaso peso que tiene el Estado español no solo en Europa, sino en el resto del mundo.

El hecho de que el Gobierno del PP esté en funciones no le exime de asumir sus responsabilidades sobre todo cuando están en juego 60.000 empleos que trabajan para el sector del acero en el Estado. La Ley 50/1997 de 27 de noviembre señala que el Ejecutivo en funciones “limitará su gestión al despacho ordinario de los asuntos públicos, absteniéndose de adoptar, salvo casos de urgencia debidamente acreditados o por razones de interés general cuya acreditación expresa así lo justifique, cualquiera otras medidas”.

Por la actitud demostrada parece que para el ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, la situación de las empresas del sector del acero no es “un asunto de interés general” como para molestarse un lunes por la mañana en coger un avión, plantarse en Bruselas y pedir a la CE contundencia frente al dumping chino.

También llama la atención la presencia en Bruselas, dos días después de la intervención de Tapia en la conferencia de la CE, de la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, en una jornada de reuniones con parlamentarios europeos, en donde estuvo acompañada por los secretarios generales de CCOO y UGT de Euskadi, Unai Sordo y Raúl Arza. La foto nos recordó la venta del 10% de las acciones de la ACB de Sestao que el Gobierno Vasco de Patxi López, del que Mendia fue consejera de Justicia y Administración Pública y portavoz, hizo en el año 2011, con el fin de hacer caja y bajo el compromiso de ArcelorMittal de no cerrar o vender la planta hasta el año 2016. Por los resultados que conocemos parece que la multinacional angloindia ha cumplido a rajatabla con las exigencias contraídas al decidir a finales del pasado mes de enero el cierre temporal y definitivo de las instalaciones. La operación se completó con la venta de otro 10% por parte de la BBK, en aquel tiempo presidida por Mario Fernández, con lo que ArcelorMittal se hizo con la propiedad al 100% de una planta moderna y competitiva.

En la reunión de la comisión de alto nivel se demandó la necesidad de armonizar los precios de la energía dentro de la UE, donde las acerías y papeleras vascas tienen un sobrecoste entre un 25 y 30% respecto a otros productores europeos, gracias a la nefasta política energética que ha llevado a cabo el ministro Soria plegándose a los intereses de las compañías eléctricas. Una cuestión que no ha podido estar muy lejos de su espantada de Bruselas.

Esta situación es la consecuencia de lo que he llamado el coste de la dependencia que tiene Euskadi por formar parte del Estado español y que no se mide en términos de ausencia de competencias, -ahora que se demanda el traspaso del régimen de la Seguridad Social o la gestión ferroviaria-, sino en los efectos negativos que tiene la toma las decisiones, dejaciones o inacción por parte de quien ocupa el Gobierno de Madrid, -poco importa el color del partido-, debido a una recentralización que cada vez es más evidente.

Y en este sentido, el papel que está teniendo la europarlamentaria del PNV, Izaskun Bilbao, en este asunto es muy importante, entre otras cosas, por su condición de vicepresidenta del grupo Alde, en el que se engloban los diputados de partidos liberales y demócratas de Europa, junto con el trabajo que está realizando la delegación del Gobierno Vasco en Bruselas. El pasado mes de junio en la cumbre liberal demócrata celebrada en Bruselas, Izaskun Bilbao, defendió, entre otras cuestiones y ante una decena de jefes de Estado europeos, el papel que deben tener las regiones en las políticas europeas de promoción de la economía real, especialmente, cuando tienen una estructura económica totalmente diferenciada de las del Estado en la que se hallan.

En el caso de Euskadi en este aspecto es referencial el trabajo que está realizando -muchas veces en silencio y sin que tenga transcendencia pública-, la europarlamentaria Bilbao, que, por su condición de vicepresidenta del grupo Alde, tiene acceso a las reuniones mensuales que el grupo parlamentario realiza con los comisarios de los partidos liberales o demócratas europeos, entre los que se encuentra la comisaria de Comercio, Cecilia Malmströn. Esta circunstancia le ofrece la oportunidad de plantear aquellos problemas que afectan a los intereses de Euskadi, en este caso, la situación del sector del acero, y conocer de primera mano las decisiones que se están tomando en el seno de la CE.

Curiosamente, el anuncio a finales de la semana pasada de que la Comisión Europea ha puesto en marcha la maquinaría para proteger tres productos siderúrgicos afectados por eldumping de China, entre ellos, la bobina de acero de laminación en caliente, que es justo la que fabrica la ACB de Sestao, fue dada a conocer por la comisaria de Comercio, Cecilia Malmströn, gracias a una pregunta formulada por la europarlamentaria Izaskun Bilbao, el pasado 11 de noviembre, tres meses antes de que se conociera el cese de las actividades de la planta de ArcelorMittal.

Las actividades que la europarlamentaria del PNV. Izaskun Bilbao, ha hecho en la Cámara europea sobre la crisis de la industria del acero, no se ha reducido solo a una pregunta a la comisaria de Comercio, sino que la situación de las empresas vascas ha estado presente en varias ocasiones en el pleno del Parlamento Europeo gracias a la representante jeltzale. Esas intervenciones son fruto de las diversas reuniones que desde hace ya mucho tiempo ha mantenido Bilbao con productores europeos y responsables de Arcelor-Mittal.

La presencia de Euskadi en una reunión de alto nivel en Bruselas no debe quedarse en una circunstancia que tuvo su origen en la ausencia irresponsable del ministro de Industria de un Estado miembro, sino en una cuestión permanente, cuando se traten cuestiones que afectan a los vascos, al igual que ocurre en Alemania con los lander o Bélgica con la región de Flandes. Sería la prueba del algodón democrático del próximo gobierno español.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902