Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Con la venia

Habrá que seguir pactando

Por Pablo Muñoz - Domingo, 21 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:08h

como se ha notado la falta de costumbre de pactar entre los partidos políticos españoles. Más de dos meses han sido necesarios para comenzar a consolidarse los acuerdos que harían posible un Gobierno, y ello después de protagonizar escenas varias de vodevil, extravagancias, bravuconadas, amagos y hasta algún sobresalto con la corrupción de fondo. Esta ha sido la consecuencia de un resultado electoral insólito, que rompió la habitual alternancia entre los dos que se lo guisan y se lo comen desde que volvieron las urnas. No estaban habituados PP y PSOE a la obligación de compartir el poder con nadie, y menos con fuerzas emergentes que aportan frescura al escenario político, aunque al mismo tiempo añadan incertidumbre pero al mismo tiempo confirmen pluralidad.

El sondeo hecho público esta semana por el Sociómetro elaborado por el Gobierno Vasco dibuja un panorama también de absoluta pluralidad, arriesgada, esperanzadora, que a primera vista no señala mayorías ni singulares ni plurales, ni de un partido ni de una coalición, al menos en base a los cálculos habituales. Es decir, PNV y PSE (ateniéndonos al acuerdo actual) sumarían 33 parlamentarios, los mismos que reunirían Podemos y EH Bildu, en el supuesto de un pacto teóricamente de izquierdas. Empate, a expensas de lo que pudieran aportar en sentido decisorio los 8 escaños del PP y el único de Ciudadanos.

Por más que queden las quinielas al aire, por más enrevesada que sea la aritmética dibujada por el Sociómetro, es muy poco probable que en Euskadi se repita el mercadeo enmarañado y hosco que han protagonizado los partidos españoles. A fin de cuentas, es cuestión de costumbre, de práctica obligada por la evidente pluralidad de la sociedad vasca. Desde hace treinta años, Euskadi ha funcionado a base de acuerdos entre diferentes. Y ha funcionado razonablemente bien. Excepto los gobiernos en mayoría absoluta del PNV entre 1979 y 1985, todas las legislaturas posteriores, y hasta hoy, han salido adelante mediante coaliciones de gobierno o acuerdos parlamentarios. En la gobernabilidad del país han participado, además del PNV, el PSE, Euskal Herritarrok, Eusko Alkartasuna, Ezker Batua y PP, toda la rosa de los vientos ideológicos que han contado con mayor o menor apoyo de los electores.

A estas alturas no debe ser motivo de preocupación el escenario indefinido que dibuja el Sociómetro, primero porque no se trata más que de un sondeo, después, porque el resultado definitivo de los pactos españoles (si es que finalmente se firman) puede variar la intención de voto y por último, y sobre todo, porque aquí el acuerdo es costumbre y se ha sabido sacar adelante este país pactando, cediendo, compartiendo, distribuyendo juego.

En el aire queda la incógnita de hacia dónde se inclinará la balanza de los acuerdos, teniendo en cuenta las posibles sumas que irremisiblemente van a ser necesarias. Que a nadie le quepa duda de que la precampaña para las elecciones autonómicas (previsiblemente en octubre) ya está en marcha y que vamos a asistir a los continuos “gritos de apareamiento” habituales en las fuerzas políticas para ir haciéndose sitio.

Quedan a la espera las opciones preferentes que, en principio aunque no con fundamento real, suelen reducir los acuerdos de manera tópica: abertzales con abertzales (PNV+EH Bildu), izquierdas con izquierdas (Podemos + EH Bildu -¿y por qué no + PSE?-), institucionalistas con institucionalistas (PNV + PSE -¿y por qué no + PP o C’s?-?). Por supuesto, lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible, queda fuera de juego por falta de quorum la en otro tiempo inquietante coalición constitucionalista PSE + PP, que continúa en caída libre.

En ese contexto de pactos inevitables, se abre el periodo de especulaciones con la tan deseada por algunos “pinza” al PNV entre EH Bildu y Podemos apelando al acuerdo de izquierdas, aunque por la misma razón sustituyendo “izquierda” por “progreso” podría especularse con el pacto PNV y Podemos, teniendo en cuenta que estos dos partidos coincidirían más en políticas sociales, autogobierno, derecho a decidir y pacificación. Pacto éste, el de “progreso”, al que podría sumarse el PSE según le vaya en España al PSOE.

Sea como sea, se especule lo que se especule, será inevitable seguir pactando. Y no estaría mal tomar nota del ejemplo impecable de pacto que fuerzas políticas absolutamente dispares han dado en Nafarroa, simplemente sabiendo escuchar el clamor social por el cambio, aunque para ello hayan tenido que renunciar a vetos, líneas rojas y maximalismos partidistas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902