Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El mundo de las letras llora la muerte de Umberto Eco, un humanista integral

El autor de ‘El nombre de la rosa’ o ‘El péndulo de Foucault’ falleció en su casa de Milán a los 84 años
El escritor, semiólogo y filósofo italiano nunca recibió el Nobel Fue muy crítico con la manipulación y la corrupción

Domingo, 21 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

donostia- El escritor, semiólogo y filósofo italiano Umberto Eco, fallecido el viernes a los 84 años de edad, fue -además de uno de los 17 intelectuales del Foro de Sabios de la UNESCO y Premio Príncipe de Asturias de Comunicación en 2000-, un autor de éxitos literarios como El nombre de la rosa. Nacido en Alessandria, en la región de Piamonte el 5 de enero de 1932, estudió filosofía en la Universidad de Turín donde se doctoró con la tesis ‘Il problema estético in San Tommaso’, publicada en 1956.

Profesor agregado de Estética de 1962 a 1965 en las universidades de Turín y de Milán, continuó su labor docente en otras universidades de su país como Bolonia, donde fue profesor de Semiótica y catedrático de Filosofía, además de director del Instituto de la Comunicación y del Espectáculo. Investigador de los complicados procesos de la comunicación e inspirador de modelos interpretativos de la obra literaria, su primera obra de semiótica fue La structura assente (La estructura ausente), que publicó en 1968, un trabajo que culminó con el Trattado di semiotica generale (Tratado de semiótica general) en 1975. Otros temas a los que prestó atención fueron la crítica literaria y el estudio de la cultura popular.

Además de sus trabajos de tipo científico y académico, Eco fue autor de éxitos literarios como El nombre de la rosa, 1980, premiada en 1981 en Italia con el Premio Strega y el Medicis, en Francia. El éxito literario se repitió en la gran pantalla con la adaptación al cine del director J.J. Arnaud, protagonizada por Sean Connery.

Tras la gran acogida de El nombre de la rosa publicó en 1988 El péndulo de Foucault que se convirtió en uno de los libros más vendidos ese año, aunque no consiguió el favor de la crítica. Posteriormente publicó La isla del día antes (1994), donde a través de las vicisitudes de un joven náufrago aislado del siglo XVII reflexiona sobre el paso del tiempo, las determinaciones de la historia, y lo complejo del destino humano;Baudolino, ambientada en el siglo XII con la toma de Bizancio por los cruzados cristianos de fondo y en 2004 “La misteriosa llama de la reina Loana”.

Sus últimas novelas fueron El cementerio de Praga (2010), en la que cuenta la génesis de los apócrifos Protocolos de Sión y Número Cero, que vio la luz en 2015, una obra en la que ironiza sobre la manipulación en los medios de comunicación y los límites de la información.

Su conciencia social le llevó a comprometerse en causas humanitarias como la situación en Chiapas en 1995 o la intervención rusa en Chechenia. Eco se mostró muy crítico con la situación de su país durante el gobierno de Silvio Berlusconi, sobre quien afirmó en un artículo de 2009 que el problema de Italia “no es el presidente, sino la propia sociedad italiana que está enferma al permitirle acumular poder”.

Además, hizo estallar la polémica en una ocasión al subrayar que Berlusconi no era “un dictador como Mubarak o Gadaffi, porque ganó las elecciones con el apoyo de una gran mayoría de los italianos”. “En Italia no hay el mismo régimen que en los países del norte de África, no debemos olvidar el hecho de que hay un electorado dispuesto a apoyar a Berlusconi. Es bastante triste pero cierto”, apuntó.

Nombrado por la Mesa del Consejo de la UNESCO (1992), miembro de su Foro de Sabios, junto a otros intelectuales es miembro de la Academia Universal de Culturas. Entre otros premios y galardones estaba en posesión de la Legión de Honor de Francia en 1993, del Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2000 y del Premio de Literatura Europea por toda su obra, que le concedió el estado austríaco en 2004. Umberto Eco fue nombrado doctor honoris causa por más de 25 universidades de todo el mundo, entre ellas, la Complutense de Madrid, las de Tel Aviv, Atenas, Varsovia y Berlín. En sus últimos años de vida, compaginó su actividad académica y literaria con conferencias, coloquios, debates y colaboraciones en los medios de comunicación.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902