Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
entrevista a Jokin aperribay (y II) Presidente de la Real

“Quiero ganar y volver por la autopista cantando el Txuri-Urdin con una sonrisa enorme”

Con el paso del tiempo, el presidente controla mejor el apasionado hincha que lleva dentro en las horas previas al derbi. Pese a todo, se declara optimista y elogia a Eusebio

Mikel Recalde Ruben Plaza - Domingo, 21 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Aperribay

Galería Noticia

Aperribay

donostia- Llega el derbi. No cree que la Real tiene más mérito que el Athletic al competir tanto en Euskadi como en el mercado extranjero siempre en inferioridad siendo además muchos menos habitantes.

-Creo que el Athletic tiene su mérito, lo está haciendo muy bien y la Real también tiene mérito, aunque hay cosas que tenemos que mejorar y hay que intentar que los resultados deportivos sean buenos. Hay que pensar que el equipo hace seis años estaba en Segunda y en este tiempo hemos estado en Europa dos veces y a ver si podemos estar en esos puestos nobles de la clasificación, que nos sirvan de suelo y para que estructuralmente la Real también sea fuerte. La Real tiene que dar un paso estructural y eso está relacionado con el campo de fútbol, con que sus socios estén plenamente identificados y contentos con la labor que hace. Nos tenemos que preocupar de las personas y la estructura de la Real.

¿La plantilla de la Real es peor que la del Athletic?

-La plantilla de la Real no es inferior a la del Athletic. Para mí es mejor. Otra cosa es que circunstancialmente estés por detrás o por delante o que puedas ganar o perder un partido. La Real tiene una buena plantilla.

¿Es favorito el Athletic?

-No suelo pensar que el Athletic sea favorito. Voy convencido de que vamos a ganar. La única sensación que tienes si un equipo es favorito o no es cuando vas al Nou Camp. A partir de ahí no tienes sensación de que no puedes competir en algún partido aunque ganes, pierdas, te goleen o golees. La sensación es que puedes hacer frente a todos.

¿Cree que la Real y el Athletic son vasos comunicantes y que a ninguno le interesa que al otro le vaya bien?

-No creo que sea así porque en los tres últimos años la cuarta plaza un año ha sido para la Real y otro para el Athletic y eso es muy difícil de conseguir para los dos clubes. A ver si en los próximos cinco años podemos estar una vez o dos en la Champions. Y si el Athletic también lo consiguiese, serían resultados extraordinarios. Me parece que en los tres últimos años que la Real haya estado un año en la Champions y otro el Athletic, para el fútbol vasco es un gran resultado. Otra cosa es que a mí me gustaría que la Real hubiese estado dos y el Athletic ninguno.

¿Le escuece que el mejor del Athletic sea Aduriz, un donostiarra?

-No pienso en eso, no le dedico mucho tiempo.

¿Es verdad que pudieron ficharle?

-No. Planteárnoslo sí, pero no hemos tenido la oportunidad.

¿Le gustaría tener algo del Athletic?

-Prefiero pensar en cómo la Real crece estructural y deportivamente y está cada vez más presente en Gipuzkoa, no solo con resultados deportivos sino como institución, desde el punto de vista de la educación, de la transparencia, de la línea de su mensaje... Yo quiero que la Real represente a Gipuzkoa y a lo que es y que vaya más allá de los resultados deportivos. Por supuesto que quiero ganar al Athletic y que voy a volver con una sonrisa enorme por la autopista como eso sea así y cantando el Txuri-Urdin, pero la Real es muy importante en nuestro territorio.

¿Es el partido que más le gusta ganar del año?

-No es el partido del año. No hay un partido que me haga más ilusión ganar. Los encuentros que más ilusión me hacen ganar son los que el equipo se esfuerza hasta el final y lo consigue en los últimos minutos. Este es un duelo que me hace muchísima ilusión ganar y ojalá lo ganemos, pero tenemos que conseguir regularidad.

¿Cómo son las relaciones entre clubes?

-Buenas.

Cada vez son menos los que cruzan la A-8.

-Va muy relacionado a la educación, los valores, identificarse con el club. A mí me parece que el fútbol guipuzcoano está unido a la Real y que tenemos que intentar que los mejores guipuzcoanos jueguen en la Real.

¿Pero siguen viviendo bajo una permanente amenaza?

-Yo pienso en que nuestros sistemas de trabajo sean cada vez mejores, que estemos más unidos a los padres, las familias... Creo que es el camino de defensa. El camino de defendernos y que ningún jugador se vaya es que cada vez estén más contentos. No creo que el camino sea protestar sino avanzar en valores y educación y a partir de ahí los jugadores estarán orgullosos de estar en la Real.

¿Viven un poco a la sombra del vecino por su abismal repercusión mediática?

-Creo que la Real tiene mucha presencia es la estructura del fútbol y que no pasa inadvertida en los estamentos del fútbol. No le doy importancia a la presencia mediática de los jugadores. La Real tiene voz, presencia y voto en las diferentes estructuras del fútbol.

La situación del equipo ha mejorado mucho.

-Sí, tenemos confianza en el equipo. No está siendo el mejor año. El comienzo ha sido difícil, hemos obtenido resultados positivos en las tres últimas jornadas, pero nos queda mucho trabajo y hay que seguir así.

¿La mejoría ha sido notable o cree que la diferencia es que ahora la pelota entra?

-Durante noviembre y diciembre tuvimos mejoría en el juego. Parece que el equipo está con ganas, volcado en encontrar la victoria y agradar a los aficionados. Aunque hasta ahora no se había conseguido, esperamos que el final de la segunda vuelta sea una alegría para todos.

¿Qué ha cambiado? ¿Cuáles son las claves de este cambio?

-Pues quizás los pequeños detalles, estar, como dice el míster, todos unidos en la misma dirección. Encontrar una forma de juego en la que los jugadores estén identificados y cómodos. Tampoco han cambiado cosas grandes, pero sí esos pequeños detalles que llevan a los resultados.

¿La temporada está siendo muy decepcionante?

-Los jugadores desde el principio tienen ganas de obtener resultados y que estos lleguen. No se consiguió al principio, pero el balance hay que hacerlo al final. Evidentemente, el inicio no fue bueno.

El malestar que ha habido en el entorno, ¿considera que es justificado o algo precipitado?

-Creo que depende de lo que analices;si analizas partido o a partido o analizas comportamientos más amplios. A mí me parece que analizando partido a partido, la Real no ha tenido buenas actuaciones. La última racha en casa es buena, desde que ha llegado Eusebio, se han ganado cuatro de seis. Es una buena racha. Contra el Deportivo se hicieron méritos para ganar y contra el Villarreal fue un partido igualado. Desde que llegó Eusebio en Anoeta el equipo está respondiendo.

En verano, tanto el presidente como el director deportivo hablaron claramente y sin rodeos de Europa. ¿Sigue la puerta la puerta abierta?

-Vamos a ver, cuando yo hablo de Europa es que el club tenga las bases para alcanzar los puestos que den acceso a Europa. Cuando acudes a las reuniones de la LFP o cuando hablas con otros presidentes, no puedes estar pensando en que la Real no va a tener bases para llegar a esos retos que se van a marcar en el fútbol europeo. Creo que a futuro ocho o nueve equipos de la Liga van a estar compitiendo en Europa y eso lleva a que la Real tenga que establecer bases estructurales para ello;me refiero a esto, más que al resultado de cada domingo, más que a un resultado a corto plazo. Es mirar cuál debe ser la estrategia a medio-largo plazo de la Real para que tenga las bases y pueda cumplir con los objetivos internos y externos, pueda cumplir con el compromiso que tiene con su afición y pueda ahondar en la filosofía del club y que desde la Fundación se puedan llevar a cabo programas de educación en nuestro entorno. Y todo eso va unido. Parece que el resultado deportivo no va unido a lo demás, pero va todo junto: lo que los guipuzcoanos queremos que sea la Real, poder obtener resultados deportivos, lo que económicamente tiene que ser el club y las bases estructurales que la Real debe tener para estar en competiciones europeas.

Pero también los resultados inmediatos, ¿no? El director deportivo hablaba incluso de obligación...

-No sé las preguntas concretas, hay veces que tienes que pensar en el corto, otras en el medio y otras en el largo plazo. Por supuesto que el corto plazo y tener buenos resultados deportivos es la ilusión de todos, pero es muy importante que la Real tenga una base estructural para estar en Europa de forma recurrente y no de forma circunstancial.

Eusebio era una apuesta arriesgada, sin experiencia en Primera.

-Ya conocíamos a Eusebio de antes, sabíamos cómo pensaba, teníamos contacto con el Barcelona y sabemos lo que los diferentes estamentos de ese club pensaban sobre Eusebio, tanto el presidente como los directores deportivos y los entrenadores con los que había coincidido… y cuando hablas con diferentes personas, bien del Barcelona, bien del Celta y conoces a la persona, le fichas por lo que piensas que puede ser y nos mostraba conocimiento de la plantilla, calidad como persona, conocimiento de la Liga... Con un pensamiento muy parecido a lo que puede ser la base de los jugadores de Zubieta que tenemos, en su forma de jugar, me refiero. Un pensamiento en cuanto a la filosofía, formación y oportunidades a los más jóvenes muy parecido al de la Real. Nunca tomas la decisión a corto plazo, que saque resultados cuanto antes. Es parte de su labor, pero lo que tenemos que pensar cuando fichas a un entrenador es que pueda estar en la Real el máximo tiempo posible.

El pucelano está logrando buenos resultados...

-Sí, por eso te digo que conocíamos a Eusebio, los responsables de la dirección deportiva lo conocían y sabían cómo pensaba. Confías en el equipo en el corto plazo, pero pensando que a medio plazo sea una persona que pueda aportar en el futuro.

¿Qué es lo que más le gusta de él?

-Es un entrenador valiente, que comparte la filosofía y la dinámica del club y me parece que se puede identificar perfectamente con los valores de la Real. Me parece que es una persona que puede aportar mucho al club.

Y eso que ha tenido que superar dos mazazos duros como el KO en la Copa y el 5-1 de Gijón.

-No comparto contigo ninguno de los dos pensamientos. La Copa le tocó al principio, haciendo un análisis claro de todos los jugadores y tuvimos oportunidades para ganar allí. Es verdad que llevamos tiempo haciendo las cosas mal en la Copa. Hace dos temporadas jugamos las semifinales, que es un objetivo importante. Hay que entender los momentos para poder competir. Creo que el objetivo de Eusebio cuando entró en la Real era enderezar el camino a corto plazo, pensar en el futuro a medio plazo, entender perfectamente las oportunidades que había que dar a los jóvenes, saber qué nos pueden dar los jugadores más asentados… Creo que Eusebio, por la eliminación de la Copa de este año, no puede llevarse un mazazo.

No llevó a todos los titulares. Tenía que remontar un resultado y no contó con Agirretxe, por ejemplo…

-Habría que ver si tenía molestias que se pueden agravar o si… Las circunstancias por las que un jugador no entra en una convocatoria las conocen el entrenador y el médico.

¿Y el 5-1?

El 5-1 fue un mazazo para todos, no solo para Eusebio, pero, sinceramente, pienso que fue mejor perder 5-1 que perder 2-1 y pensar que estábamos mejorando, porque para lo que nos ha servido el 5-1 es para ganar tres partidos después y no te digo que no lo hubiéramos hecho sin el 5-1 porque estuvimos a punto de ganar alguno de los partidos anteriores. Contra el Valencia ganamos con solvencia, contra el Deportivo estuvimos a punto de ganar y en Vallecas, que fue un partido difícil, con los dos jugadores que cayeron lesionados la jornada anterior, que son muy importantes para la plantilla, Agirretxe y Canales. La Real estuvo en condiciones de ganar esos partidos y sabemos que para ganar hay que dar el máximo y competir a tope desde el minuto uno. El partido de Gijón, analizando todo, fue un oasis en la trayectoria de los seis últimos partidos, pero también fue un toque de atención que nos ha conducido a la reflexión y a saber lo que no tenemos que hacer para competir.

¿Se puede decir, ahora en frío, el mensaje o el tono que transmitió al vestuario después de ese resultado? ¿Estaba enfadado?

Las cosas del vestuario se quedan en el vestuario. Además los análisis del partido los hace el entrenador, aunque yo me reúna con la plantilla no es para analizar el partido, sino para hacer análisis más generales. Cómo se enfoca un resultado, cómo se analiza un partido, cómo actuamos después lo hace siempre el entrenador.

¿Entiende cuando se dice la frase “la Real vuelve a ser la Real”, un equipo mucho más reconocible, con la idea que ha tenido siempre, desde la llegada de Eusebio?

-La Real es y ha sido siempre la Real. Otra cosa es que no nos salgan las cosas como todos queremos. Hemos tenido un tiempo en el que no hemos jugado como hemos querido, pero aún nos queda camino para optar a retos que queremos;lo que hay que hacer es pelear y darle fuerte.

Acabo con Eusebio. Su mensaje más sorprendente en rueda de prensa es cuando pidió “comprensión” a la grada, una afición que no ha podido celebrar nada hasta las últimas semanas. ¿Le sorprendió?

-Comprensión, si se hubiese equivocado, si sus decisiones no son acertadas desde el principio …

No, de la grada con el equipo.

-Yo creo que se refería un poco en general, él si pide comprensión es por si se puede equivocar, que si das oportunidades a jóvenes pueden no resultar como él quiere o prevé que puede serlo. Comprensión con las personas que en un momento determinado puedan estar responsabilizadas o sufriendo porque no consiguen los resultados que quieren. Cuando él habla de comprensión es hacia él, los primeros que tenemos que comprender somos los responsables de la Real, los jugadores, los entrenadores y hay que entender a la afición y hacerles partícipes de los triunfos cuanto antes. Y pedía comprensión por si, aunque lo intentara hacer lo mejor posible, no salían las cosas.

¿La mejor señal de que lo está haciendo bien es que ya nadie habla de que ha firmado por dos años?

-Es que los entrenadores son los que mejor conocen a los jugadores y los que mejor conocen los detalles que se necesitan para cambiar. La suerte que hemos tenido es que se ha adaptado muy fácil, rápido y ha conocido a la plantilla y a los jugadores del Sanse que están más cerca del primer equipo. El entrenador respecto al primer equipo es como el director general a su equipo de trabajo en una empresa y lo último que tienen que pensar los trabajadores en una empresa es que la persona que les dirige está ahí de paso. Si los jugadores piensan que el entrenador está de paso, no va a tener fuerza para implantar sus ideas. La gestión de un equipo siempre hay que pensarla en el medio plazo. Como los jugadores estén pensando que el entrenador está débil porque su continuidad depende de los resultados es cuando los resultados no van a llegar. Cuando tomamos la decisión de fichar a Eusebio era para darle toda la confianza y que se sintiera respaldado por el club y los jugadores tienen que pensar que la persona que viene a dirigirles viene respaldada por el club y para estar un tiempo, que no está de paso.

Hay voces molestas con Loren.

-La verdad es que no lo siento. Tenemos que ver los jóvenes que han salido y esa es la dirección deportiva que la Real quiere. Estamos hablando de recuperar unos valores, de recuperar a gente de casa, que los entrenadores estén tiempo y jugadores como Carlos Vela, de gran valía... La Real desde hace mucho tiempo no consigue estar cuatro o cinco años consecutivos entre los diez primeros. Y este año te puedo asegurar que el equipo tiene ganas de estar lo más arriba posible. Quedan quince jornadas que se nos van a hacer cortas y que las vamos a pelear al 100%. La orientación deportiva del equipo tiene que ahondar en esa línea y todas las personas tenemos que mejorar y dar lo mejor de nosotros, pero no se trata de buscar personas que te traigan un príncipe azul, sino que aquí se trata de ser más competitivos en nuestra línea de trabajo.

¿No piensa que cada vez hay más críticos con la dirección deportiva?

-No con Loren, conmigo mismo y con muchas personas del club. Tampoco me han preguntado muchas veces por Loren. Tenemos que continuar en la dirección que vamos y dar oportunidades a los más jóvenes. Este año las incorporaciones que la Real ha hecho han sido: Diego Reyes, internacional con México, que está demostrando su polivalencia y que en los momentos en los que ha entrado lo ha hecho bien;Illarramendi, conocido por todos y que puede ser el complemento de generaciones futuras;Jonathas, que el año pasado marcó catorce goles en el Elche y si coges la media de goles por minuto, lleva mejor media este año que el pasado;Bruma, que en Portugal ha sido una de sus esperanzas para que pueda aportar mucho al fútbol portugués;hemos dado entrada en el primer equipo a Elustondo, Oyarzabal... Estamos acertando en traer cada vez más jugadores del segundo al primer equipo y esa es la orientación deportiva que la Real necesita.

Pero ha tenido muchos errores.

-Otra cosa es el rendimiento en el campo y no siempre es el que quieres. Es verdad que el rendimiento de la primera parte ha sido mala y ahora es mejor. La orientación deportiva es la misma. Tenemos que buscar ahondar en nuestra filosofía e intentar acertar el máximo en los fichajes que realizamos. En los fichajes tiene mucho que ver el entrenador porque te pide un carácter distinto: unos buscan más combinativos, otros más corpulentos, de fútbol más rápido, más lentos... Cada entrenador intenta aportar sus características a los fichajes, pero me parece que la orientación que tiene el club es darle firmeza a lo que tiene e intentar estar muy presente entre los puestos notables de la Liga. Hace tres años fuimos cuartos, hace dos séptimos, el año pasado el trece... Este año queremos intentar volver a estar en los puestos notables. El inicio nos ha llevado a estar lejos de esos puestos, aunque tenemos que intentar aprovechar las oportunidades que se produzcan para intentar estar ahí. Pero la orientación deportiva en su conjunto tiene que ser esa. No veo a la Real fichando cada año a 15 jugadores. Le veo dando oportunidades a los más jóvenes, uniendo diferentes generaciones y tratando de incorporar jugadores en puestos concretos. Me encantaría que el año que viene en la plantilla hubiera 15 o 16 jugadores que hayan pasado por alguno de los equipos de Zubieta y estamos a punto de conseguirlo. Esa es la orientación deportiva que creo que tiene la Real y entre todos lo tenemos que conseguir. Otra cosa es que tenemos que mejorar el presupuesto, que tenemos que ser críticos con nosotros y que las personas cuando no lo hacen bien tienen que mejorar su trabajo.

¿Cómo está la renovación de Iñigo?

-Hay que esperar. Todos queremos que Iñigo siga.

Es un futbolista estratégico.

-Todos son estratégicos. O muchas personas son muy estratégicas en la Real. Xabi Prieto, David Zurutuza, Agirretxe, Asier Illarramendi.... Iñigo es un jugador importantísimo.

¿El club piensa hacer un esfuerzo para fichar a Rulli y Bruma?

-Veremos, hablaremos. Es un poco pronto todavía. No ha habido conversaciones concretas. Los agentes vienen a ver y estar con sus jugadores.

Los jugadores del Sanse Zubeldia y Bautista aún no han renovado...

-Son jugadores que tienen una enorme valía. En el filial hay muchos jugadores que lo están haciendo muy bien. En el centro del campo tenemos muy buenos y hay jugadores del Berio que vienen fuerte. Debemos tener paciencia, trabajar fuerte con ellos e intentar que tengan oportunidades arriba.

Un pronóstico para el derbi.

Ganar.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902