Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
3-2

Triplemente frustrante

25ª jornada un eibar inferior hace sufrir al celta tras recibir un 3-0 adverso, pero cae en vigo en un duelo durante el que, con 0-0, debió disponer de un penalti no señalado que habría supuesto la expulsión de cabral

Domingo, 21 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Radosevic, que se estrenó ayer como titular con la elástica armera, perseguido por Wass durante el encuentro disputado en Balaídos.

Radosevic, que se estrenó ayer como titular con la elástica armera, perseguido por Wass durante el encuentro disputado en Balaídos.

Galería Noticia

Radosevic, que se estrenó ayer como titular con la elástica armera, perseguido por Wass durante el encuentro disputado en Balaídos.

El Eibar perdió anoche en Balaídos, en un encuentro cuyo análisis en clave armera debe partir de una premisa clara, de lo que tuvo que ser y no fue. Transcurridos veinte minutos de partido, con empate a cero en el marcador, Escalante corrió a presionar al central del Celta Sergi Gómez, que tenía el balón controlado en la frontal del área propia. El argentino logró interceptar el intento de envió en largo del defensa local y el esférico rebotó en Borja Bastón para regresar a los pies del centrocampista azulgrana. Este encaró a Sergio y sirvió al propio Bastón un gol en bandeja, de los de empujar, que evitó Cabral llegando desde atrás cual elefante a una cacharrería y cometiendo un claro penalti que además debió significar su expulsión. El colegiado Melero López no lo apreció así, decretó saque de puerta, y el encuentro continuó por unos mismos derroteros que, todo hay que decirlo, no estaban resultando excesivamente halagüeños para el cuadro de Mendilibar.

Y es que el partido, desde un principio, estaba loco, muy loco. Fue el Celta ese equipo “desordenado con orden” al que se refirió el técnico de Zaldibar el viernes, pero el Eibar no pudo evitar el preocupante panorama generado. Con un planteamiento similar al desarrollado la semana pasada para ganar al Levante, el entrenador armero repitió 4-2-3-1 y hombres de ataque, resolviendo la baja por sanción de Dani García con el ingreso de Radosevic, y relevando a Ander Capa en el lateral diestro para dar entrada a Juncá y cambiar de banda a Lillo. No sirvió para ofrecer una imagen de solidez dificultada además por el fútbol propuesto por el rival, un juego de duelos individuales distribuidos por todo el campo que no tardó en convertir la contienda en un choque abierto, sin pausa y con los dos equipos largos, concediendo pasillos interiores en los que cabía un autocar.

errores propiosEn estas circunstancias, el Eibar se vio perjudicado, en primer lugar, por los aciertos del rival. Guidetti acreditó su ya conocido estado de gracia multiplicando con su juego de espaldas los efectos positivos que tuvo la movilidad de Aspas y Bongonda en el juego del Celta. Dos buenas dejadas del sueco, de tacón dentro del área, pudieron significar el 1-0, pero no acertaron ni el propio Aspas ni Tucu Hernández. Y tampoco beneficiaron al Eibar, como es lógico, errores propios de esos que se pagan caros. Un servicio atrás de Lillo que interceptó Aspas para rozar el primero completó un pobre inicio armero cuyas sensaciones debieron cambiar en el ecuador de la primera mitad.

El Eibar sufría, pero no renunciaba a sus señas de identidad, y estas pasan por apretar al rival y presionarle bien arriba. Así tuvo que disponer el equipo azulgrana de un penalti a favor, y así tuvo que conseguir además jugar en superioridad numérica, pero el colegiado se equivocó y concedió a los de Berizzo una segunda oportunidad que, esta vez, no quisieron desaprovechar. Solo diez minutos después de la acción polémica del encuentro, un despeje de cabeza fallido por parte de Dos Santos dejó a Iago Aspas solo ante Riesgo. Pase de la muerte y gol de Guidetti a puerta vacía.

Nada acompañaba en Vigo, ni siquiera la fortuna. En el minuto 39, con el Eibar tocado todavía por el tanto, un disparo lejano de Jonny golpeó en Escalante para envenenarse y describir una parábola que superó por alto a Riesgo, otorgando a los locales una ventaja casi definitiva al descanso. Tras la reanudación, Bastón pudo recortar distancias a pase de Inui, pero el encuentro continuaba ofreciendo constantes situaciones favorables al Celta. En una de ellas, Guidetti hizo el tercero, pero este Eibar nunca se rinde y, de la más absoluta nada, hizo dos goles postreros que dieron emoción a los últimos minutos. Al final no pudo ser. Y resultó todo triplemente frustrante para los de Mendilibar, porque, primero, en lo futbolístico merecieron perder. Porque, segundo, acariciaron una remontada increíble. Y porque, segundo, nadie sabe qué habría ocurrido de acertar el árbitro en la dichosa jugada...


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902