Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Aztertuz

Esto huele mal

Francisco Granados y Rodrigo Rato representan dos modelos distintos pero de idéntica apestosa corrupción que precipitan inexorablemente al PP hacia su refundación

Juan Mari Gastaca - Sábado, 20 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Cuando Esperanza Aguirre decidió a finales de 2004 que su entonces consejero de Transportes, Francisco Granados, abandonara el cargo -fue sustituido por Dolores de Cospedal- para asumir la Secretaría General del PP de Madrid, el influyente clan dominante de la construcción española se molestó sobremanera. Temían que se rompiera el cordón umbilical del negocio amable en aquellos años del pelotazo inmobiliario y de radiales de gasto suntuoso. Todo un espejismo. Las apetencias irrefrenables de ambas partes iban a mantenerles unidos en la segunda derivada de aquel intencionado relevo: Granados pasaba a controlar el aparato más poderoso de cualquier partido, por encima incluso del PSOE de Sevilla. Fue su período de graduación en el arte de la corruptela sin escrúpulo. Vaya, su licenciatura tras haber caído años atrás en la golosa tentación de las recalificaciones de suelo en su alcaldía de Valdemoro.

Granados robaba con una sonrisa picarona y la gomina precisa mientras se asistía de su impunidad. Incluso, creó un estilo y en muchos municipios de Madrid -eso sí, siempre gobernados por el PP- le copiaron el molde. Se formó tal legión que ni siquiera su enemigo Ignacio González pudo reprimirse y así ha acabado saliendo por la puerta de atrás a la espera de que se aclare la sospechosa compra de su desdichado ático de Marbella. ¿Y en ese día a día del afán corrupto dónde fijaba su mirada Esperanza Aguirre?

Rodrigo Rato, en cambio, lleva en los genes los problemas con el dinero ajeno. Ya le ocurría a su padre y a su hermano, también con ficha policial. Sencillamente, una cuestión de avaricia insaciable bien disimulada por el porte cautivador que les otorga su educación british tan clasista en su Asturias natal, luchadora, minera y siderúrgica. Un ejercicio de transformismo moral suficiente para ocupar 728 camiones de documentos delatores de los comportamientos de dudosa legalidad de alguien que no se enrojece pagando con una poderosa tarjeta black cuatro croquetas y dos botellas de sidra en un chigre pegado a una carretera vecinal.

Granados -estandarte notable del pillaje descarnado desde el fogón del partido como el maestro Luis Bárcenas o la prolífera escuela valenciana- y Rato representan dos modelos de apestosa corrupción que precipitan inexorablemente al PP hacia su refundación. Es verdad que miles de aguerridos militantes populares disfrazan su vergüenza comparando el olor pestilente de las cuentas de su partido con los ERE socialistas o el agujero de Narcís Serra en Catalunya Caixa. Pero solo así conseguirán que se vaya más rápido por el desagüe la imprescindible confianza en un auténtico sistema democrático.

En voz baja, cargos y hasta ministros del PP lamentan decepcionados que esta pesada mochila del ingente dinero sustraído al bien común les impide mantenerse en la orilla del poder. Que no es posible reclamar la confianza para la continuidad de Rajoy, que resulta estéril cambiar de portavoces para que se estrellen en ruedas de prensa de corrupción diaria y que, sobre todo, sin una catarsis previa sería una temeridad acudir con el mismo ropaje a las elecciones del 26 de junio. Les salvará que antes habrá otro gobierno.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902