Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Conceden al país un “status especial”

Acuerdo en bruselas para que el Reino Unido siga en la UE

Conceden al país un “status especial”

Solo entrará en vigor si confirman en el referéndum su voluntad de permanencia

Sábado, 20 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:13h

El movimiento euroescéptico Grassroots Out se movilizó ayer en Londres para pedir la salida de la UE.

El movimiento euroescéptico Grassroots Out se movilizó ayer en Londres para pedir la salida de la UE. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El movimiento euroescéptico Grassroots Out se movilizó ayer en Londres para pedir la salida de la UE.

londres- Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea lograron ayer un acuerdo que redefine el estatus de Reino Unido dentro del club comunitario, a cambio de que el primer ministro británico, David Cameron, haga campaña a favor de la permanencia en la UE en un referéndum que se espera que convoque antes de este verano.

“Acuerdo. Apoyo unánime para la nueva relación de Reino Unido con la UE”, anunció el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El consenso se logró tras dos difíciles jornadas de contactos bilaterales al más alto nivel y de trabajo técnico y jurídico para cerrar un texto que, sin embargo, no entrará en vigor hasta que Reino Unido confirme su voluntad de seguir siendo parte del club comunitario, tras el referéndum.

Tusk y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, redactaron la oferta final atendiendo a “todas las sensibilidades” y dando “soluciones” a todas las partes, según fuentes europeas. Se trata de un acuerdo “muy justo y equilibrado” para todas las partes, añadieron.

Entre las principales concesiones a Londres, los líderes europeos aceptan crear un “freno de emergencia” que le permitirá suspender el acceso de los inmigrantes europeos a determinados complementos salariales, durante sus primeros años de trabajo en Reino Unido.

Una vez activado el mecanismo, el Gobierno podrá hacer uso de él durante un periodo máximo de siete años y no de los trece que aspiraba lograr Cameron.

También podrá ajustar al precio de la vida en el país de origen las ayudas por hijo que le correspondan al trabajador, si el menor no reside en Reino Unido. Esta será una medida no retroactiva, que se aplicará desde su aprobación a los recién llegados y, tras un periodo de transición hasta 2020, a los que ya residen en el país.

Además, a petición de Bélgica y Francia, se ha incluido una cláusula que especifica que las condiciones del acuerdo quedarán sin valor si el resultado del plebiscito británico es contrario a la permanencia en la Unión Europea.

Otra de las ventajas que ha logrado el Gobierno británico es una salvaguarda que permitirá a un Estado que no integre la moneda única aplazar políticas económicas de la eurozona o de la unión bancaria, si las considera una “amenaza” para sí.

Otros países como Francia o España plantearon sin éxito que fueran necesarios al menos dos países para poner en marcha esta cláusula.

Los países del euro sí que han introducido una referencia en el acuerdo que deje claro que Londres no tendrá por ello ninguna capacidad de “veto” ni podrá ralentizar medidas urgentes.

satisfacciónEl primer ministro británico, David Cameron, celebró el resultado de las negociaciones y aseguró que ha logrado un acuerdo que concede un “estatus especial” a Reino Unido dentro de la Unión Europea. “Acuerdo hecho. Se acabó el drama”, ironizó, por su parte, la primera ministra de Lituania, Dalia Grybauskaitè, a través de las redes sociales. La lituana, que fue la primera en anunciar el acuerdo, se mostró crítica durante los dos días con quienes han tratado de escenificar el dramatismo.

“¡Tenemos un trato! Es un buen compromiso que, espero, ayudará a mantener a Reino Unido en la UE, dijo, por su parte, el primer ministro de República Checa, Bohuslav Sobotka.

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, felicitó a Cameron por “un buen acuerdo” logrado para Reno Unido y para la UE, al tiempo que destacó que el premier “ha luchado duro” por su país. “Felicidades”, añadió, en un mensaje en Twitter.

opinión pública divididaPor su parte, el Reino Unido aguardaba ayer, con la opinión pública dividida, el resultado de las maratonianas negociaciones en Bruselas para dar el pistoletazo de salida a la campaña del referéndum en el que los británicos decidirán la continuidad o la salida de la Unión Europea. El 36% está a favor de romper los vínculos con la UE, el 34% quiere seguir formando parte de la Unión Europea y el 23% está todavía indeciso, a la espera de conocer el resultado del diálogo con los socios comunitarios, según una encuesta divulgada ayer.

Cameron fijará ahora, una vez cerrado el acuerdo, su posición oficial de cara a una consulta, cuya fecha más probable es el próximo 23 de junio. A partir de ahí, se abrirá una campaña en la que los miembros de su Ejecutivo tendrán libertad para oponerse a la línea oficial -previsiblemente a favor de la UE- y apostar abiertamente por la ruptura.

Los más cercanos a Cameron argumentaron durante la jornada que las dificultades para convencer a los socios comunitarios reflejaban el calado de las reformas que exigía el Reino Unido al resto de Estados miembros. Sus detractores, en cambio, insistían en que las dificultades respondían a la resistencia de Bruselas a aprobar reformas que beneficien al Reino Unido.

Se espera que Cameron cuente con el respaldo del ministro de Economía, George Osborne, y del ministro de Exteriores, Philip Hammond, entre otros, mientras que en el bando euroescéptico podría situarse el responsable de Justicia, Michael Grove, si bien las posiciones definitivas no se fijarán hasta que se inicie la campaña. “No hay negociación que vaya a satisfacer a aquellos que quieren irse, pero la mayoría de la gente quiere que el primer ministro tenga éxito, porque reconocen que es fundamental para nuestros intereses permanecer en un mercado con más de 500 millones de personas pero descartar una integración aún mayor”, afirmó el diputado conservador Nick Herbert.

El líder del eurófobo Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, que en las elecciones generales de mayo del pasado año recogió alrededor de cuatro millones de votos, afirmó que los compromisos que logre Cameron en Bruselas no serán, en cualquier caso, suficientes. “No puedo imaginar que Cameron vuelva sin alguna concesión de esa gente, porque deben de saber que si envían a Cameron de regreso a casa totalmente humillado, el Brexit estará un poco más cerca”, dijo Nigel Farage. - Efe/N.G.

david cameron


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902