Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

El 40% de los escolares vascos se une o mira a otro lado ante un caso de acoso

Especialistas piden trabajar con los testigos de maltrato para poder atajar un problema que “ha disminuido ligeramente”

Idoia Alonso - Viernes, 19 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Simulación de una joven acosada a través de las nuevas tecnologías.

Galería Noticia

Simulación de una joven acosada a través de las nuevas tecnologías.

donostia- Cuatro de cada diez escolares vascos miran hacia otro lado o se unen al agresor cuando algún compañero de clase está sufriendo algún tipo de acoso en el colegio. Esta es una de las principales conclusiones del informe Begi Bistan 1 Maltrato entre Iguales que acaba de publicar el Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI-IVEI) con datos recogidos entre todo el alumnado de 4º de Educación Primaria y 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) que tomó parte en la Evaluación Diagnóstica 2013. El estudio pone de manifiesto que una parte significativa del alumnado vasco no solo se muestra impasible hacia el bullying, sino que actúa con indiferencia o participando activamente del acoso mismo, sobre todo en Primaria.

Un 16,2% del alumnado de 4º de Primaria (9-10 años) reacciona ante el acoso (insultos, amenazas, robos, agresiones físicas, etc.) dirigiendo el grupo agresor o sumándose a él;y casi el 5% dice que no participa “pero tampoco me parece mal lo que hacen”. Es decir, que más de un 20% de los escolares se comportan como testigos activos del maltrato. El 20% restante se mantiene al margen, bien por miedo o por simple indiferencia.

Así el 12,5% señala “no hago nada, no es mi problema” y un 6% cree que debería “impedir” la agresión “pero no hago nada”. El ISEI-IVEI destaca que, en este ciclo, llama la atención la subida de 9,6 puntos entre quienes responden que se suman como líderes al grupo que ha iniciado el acoso. En general, subraya el informe, “hay un aumento de las opciones negativas y disminuyen las positivas”.

Por contra, en ESO “aumenta el porcentaje de alumnado que contesta positivamente en las conductas que se refieren a cortar o paliar las situaciones de maltrato”. El 48,5% del alumnado de 14 años dice que intenta cortar la situación sea o no su amigo la víctima y un 12,1% informaría a una persona adulta. Según el ISEI-IVEI, la mayor incidencia del maltrato en Primaria se explicaría porque “a la edad de 9-10 años, las personas realizan acciones que les resultan más satisfactorias”, mientras que el alumnado de ESO “ya va tomando conciencia de sentimientos y expectativas compartidas que empiezan a primar sobre los intereses personales”.

Opinión de especialistas En una situación de bullying no hay solo dos actores: la víctima, indefensa;y el acosador que provoca el maltrato. Los testigos, los espectadores, también juegan un papel determinante en que ese maltrato se corte de raíz o perdure en el tiempo, ya que una de las características de los agresores “es su necesidad de dominación y demostración de fuerza así como su afán de notoriedad”, afirma Maialen Garmendia, profesora de Sociología de la UPV/EHU e investigadora principal de EU Kid Online España, una red multinacional formada por más de 70 expertos que están analizando a fondo el fenómeno del ciberbullying.

A la profesora Garmendia no le sorprenden los resultados del último informe del ISEI-IVEI respecto a la indiferencia, la pasividad e incluso complicidad que demuestran los escolares cuando se encuentran ante un problema de acoso, “ya que casan perfectamente con otros existentes”.

Desde su punto de vista, entre las razones que hay tras este comportamiento “puede estar la presión de grupo”. Puede estar el querer encajar o simplemente el miedo. Garmendia subraya la necesidad de abordar la lucha contra el bullying en las aulas trabajando también “con los testigos, con los que se ríen”. En este sentido, esta experta de la UPV/EHU pone como ejemplo el exitoso proyecto Kivafinlandés que ha logrado atajar los casos de maltrato en el 79% de las escuelas del país nórdico y se redujeron en el 18% de ellas.

En opinión de Garmendia, “la novedad del método finlandés contra el bullying en las aulas es que, a diferencia de otros modelos que se centran exclusivamente en la víctima y el acosador, trabajan con esas personas que no acosan, que observan, que son testigos y que se ríen”.

El mes pasado, volvió a visitar Euskadi Johanna Alen, directora del programa Kiva, que las ikastolas estudian importar. Durante su estancia en Gasteiz, Alen remarcó que uno de los objetivos es implicar al alumno de manera que acabe comprendiendo que es bueno contar lo que ocurre a los profesores, pero para ello se les facilita hacerlo “de forma segura”.

Por ejemplo, hay un juego que les permite mediante “un especie de buzón” decir al profesorado lo que sucede, lo que evita así el “trato directo” al que muchos de ellos se resisten, señaló Alen. “Se trabaja con los alumnos para que tengan el valor de hablar del problema con un adulto porque no se suelen a atrever”, añadió. Esa “seguridad” que menciona se hace extensiva también a la relación del “defensor” con la víctima, ya que consideran que no siempre es conveniente salir en su ayuda en el momento del acoso o la agresión, pero “sí después del bullying’”. “Lo que deben sentir las víctimas es que están con ellos, que los entienden, que no son indiferentes a su problema. Cuanto más defensores haya en la escuela estarán mejor, sentirán menos ansiedad y depresión”, recalcó.

Euskadi aún está por detrás de la situación del país nórdico en su intento por aplicar una política de tolerancia cero. Y si bien entre 2012 y 2013 se observa una “ligera disminución” del maltrato entre iguales, el ISEI-IVEI señala que “es importante ver la evolución a futuro” de uno de los fenómenos que más preocupa a las familias y del que apenas existe información oficial por parte del Gobierno Vasco.

Hoy, precisamente, la socialista Isabel Celaá preguntará sobre esta opacidad a la consejera de Educación, Cristina Uriarte, en el Pleno de control del Parlamento Vasco. Los últimos datos oficiales son los de la Memoria Fiscal de 2015, en la que se señala que la Fiscalía vasca investigó 50 casos de bullying en 2014. Los más graves, la punta del iceberg.

Conclusiones

Investigación. Según el estudio Begi bistan 1 Maltrato entre Iguales realizado por el ISEI-IVEI, “hay una ligera disminución” de casos de bullying y las conductas de maltrato verbal “siguen siendo las más frecuentes”, tanto en Educación Primaria como en Educación Secundaria .

Sube el ‘ciberbullying’. En Primaria bajan todos los tipos de acoso, salvo los relacionados con el ciberbullying que sube 3,5 puntos. En ESO también disminuye el acoso y, en general, su incidencia suele ser más baja en este ciclo.

Ayuda a las familias. En ambas etapas el alumnado pediría ayuda preferentemente a su familia en caso de sufrir maltrato. Se alerta de que sigue habiendo un 8,5% de estudiantes que no pediría ayuda a nadie, por lo que se pide a los centros que presten especial atención porque se trata de un colectivo que está “en riesgo”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902