Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
‘¡AVE, CÉSAR!’

El apagafuegos de las estrellas

Joel y Ethan Coen firman esta comedia sobre las estrellas del Hollywood de los años 50 plagada de estrellas de hoy

EDDIE MANNIX (JOSH BROLIN) DEBE RESOLVER EL SECUESTRO DEL ACTOR BAIRD WHITLOCK (GEORGE CLOONEY)

Julen Urmanol - Viernes, 19 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Baird Whitlock, personaje que interpreta Clooney, en el rodaje de la película de romanos.

Baird Whitlock, personaje que interpreta Clooney, en el rodaje de la película de romanos.

Galería Noticia

Baird Whitlock, personaje que interpreta Clooney, en el rodaje de la película de romanos.

En el Hollywood de los años dorados, la década de los 50, Eddie Mannix (Josh Brolin) trabaja para un gran estudio, el Capitol Pictures, como solucionador de problemas, una figura imprescindible en todas las grandes majors. ¿Que alguien da el aviso de que una estrella exhibe en la vía pública un comportamiento que atenta contra la moral?, pues allí va Mannix a salvarla adelantándose por minutos a la policía. ¿Un embarazo no deseado?, ¿una pelea?, ¿una borrachera descomunal?… Basta una llamada, “Mannix, me he metido en un lío”, y Mannix se encarga de solucionarlo. Es el poli bueno del estudio, una figura paternal que siempre está cuando se la necesita mostrándose severo o cariñoso, según la situación.

El problema al que tiene que hacer frente Mannix cuando está a punto de finalizar la nueva gran superproducción de Capitol Pictures, una epopeya de romanos, es bastante más complicado de lo habitual: su protagonista, Baird Whitlock (George Clooney), uno de los actores más rentables del estudio, ha sido secuestrado por un misterioso grupo que se hace llamar El futuro, que pide 100.000 dólares por su liberación. Whitlock, una estrella caprichosa y algo idiota que encadena líos amoroso y juergas sin fin, es, de la extensa nómina de actores y actrices del estudio, la que más trabajo da a Mannix. Pero claro, un secuestro es otra cosa.

Otros marronesAdemás de este asunto mayor, Mannix debe sortear otros marrones del Capitol Pictures. Por ejemplo, en el que se ha metido Dee Anna Moran (Scarlett Johansson), la estrella de las películas acuáticas, pillada en una situación incómoda que dañaría, si saliese a la luz, su imagen pura e inocente. O solucionar el conflicto que surge en el rodaje de un drama dirigido por un exigente director europeo, Laurence Laurentz (Ralph Fiennes), a quien imponen como actor principal a un famoso vaquero cantante, a todas luces inapropiado para el complejo personaje que debe interpretar. Hobart Doyle (Alden Ehrenreich), el joven vaquero, solo está cómodo en compañía de su caballo, pero el estudio se empeña en inventarle novias enviándole a estrenos con jóvenes actrices ávidas de focos y glamour. Su figura cobra relevancia cuando, accidentalmente, se ve involucrado en el misterioso secuestro de Whitlock.

Otro de los personajes con un lado oscuro que mantener en secreto es Burt Gurney (Channing Tatum), otra superestrella de éxito mundial, una gran fuente de ingresos para Capitol Pictures y de quien nadie sospecharía que tiene algo que ocultar.

Las reinas del cotilleo Thora y Thessaly Thacker (Tilda Swinton en el doble papel), son hermanas gemelas y rivales a muerte en su oficio: columnistas del cotilleo. Y tan iguales, que mucha gente no sabe con cual de las dos está hablando, lo que genera no pocos conflictos. A Mannix, a quien le toca tratar con ellas para gestionar los problemas de sus cachorros, le sucede mucho. Thora y Thessaly forman parte de la maquinaria de Hollywood y son fundamentales a la hora de crear, sostener o dejar caer a sus mitos. A su vez, ellas necesitan que haya estrellas en el firmamento de celuloide, de otro modo también su buena estrella se apagaría.

El ocaso de una época ¡Ave César!nos enseña la trastienda, a veces maloliente, de un gran estudio de cine, pero también es un homenaje de los hermanos Coen a la era dorada de Hollywood, en la que no se escatimaban gastos a la hora de levantar superproducciones para pantallas panorámicas en las que lucir elaboradísimos decorados de cartón piedra con miles de figurantes y, por supuesto, protagonizadas por las más rutilantes estrellas de la época. Y todo porque, desde los despachos, los directivos de las majors veían ya las orejas al lobo que finalmente se iba a quedar con sus espectadores, la televisión. Contraatacaron haciendo lo único que sabían hacer, películas, pero, eso sí, a lo grande, ya fuesen epopeyas bíblicas, como ¡Ave César!, atrevidos musicales en tecnicolor, películas con coreografías acuáticas, películas del Lejano Oeste o sofisticados dramas de salón.

Todos quieren trabajar con los Coen Joel Coen y Ethan Coen han seguido en cierta forma la estela de aquellas grandes producciones y han contado para esta película sobre el glamour de Hollywood con los más glamurosos talentos de la actualidad. George Clooney se apuntó al proyecto hace más de 10 cuando rodaba con ellos otro filme. Desde entonces ha hablado en más de una entrevista de ¡Ave, César! cuando era preguntado por sus próximos proyectos, lo que de algún modo comprometió a los Coen a sentarse a trabajar en el guión y sacar adelante el proyecto. Es la cuarta colaboración de Clooney con Joel y Ethan. Scarlett Johansson, por su parte, que ya trabajó con ellos en El hombre que nunca estuvo allí cuando contaba 15 años, ha manifestado que lo que más le atrajo fue la época en la que está ambientada la historia, los glamurosos 50.

Para quien sí es la primera vez con los Coen es para Ralph Fiennes, tras esperar la llamada varios años, según ha reconocido. “Sus guiones son sorprendentes y totalmente impredecibles, tanto para los personajes como para la trama”, ha señalado. Según el actor y director británico “no hay una sola película suya que se parezca, pero si se ven todas, hay algo en común, una marca propia”.

Frances McDormand, pareja de Joel Coen, da vida en ¡Ave, César! a una montadora que lo sabe todo y lo controla todo y que siempre está dispuesta a echar una mano a Eddie. Comparten muchos secretos que nunca divulgarán. Como ellos mismos, los secretos pertenecen a Capitol Pictures.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902